13 diciembre 2011

EL GRIFO: AVE FANTASTICA, REALIDAD O LEYENDA

Compilado y estructurado por el Dr. Fernando Durand Mejia, LIMA-PERU.

Genero: Híbrido


Nombre Científico: Raptopanthera Gryphos


Hábitat: Montañoso


Longevidad: De 50 a 60 años


Medidas: 2,4 m. en la cruz aprox.; 5,5 m. de envergadura


Distribución: India, Oriente Medio, norte de Rusia

GRIFO - Etimología: del latín tardío gryphus, con el mismo significado,  pero quizás préstamo de alguna lengua semítica de la misma raíz que diera el hebreo כרוב (kruv), "querubín" del Griego (γρυφος). Grifo (Griffon en Francia, Griffin en Inglaterra, Griffone en Italia). Se le atribuye el título de guardián de la justicia. Se representa a veces a los grifos machos con las puntas rayantes en lugar de las alas. Del griego gryphos proveniente a su vez del persa shirdal = león-águila; algunas variantes lingüísticas se refieren a los grifos como: gryphon, griff, griffen, griffon, griffoun, griffun, griffyn, grifon, grifyn, grefyne, gríobhán, gryffen, gryffin, gryffon, gryfon, gryf, gryphen y gryphin, entre otros.

DESCRIPCION
En la mayoría de los casos, la bestia tiene orejas y cuerpo posterior de león; y cabeza, alas, patas, pico y garras de águila. Considerado un vástago del rey de las bestias y el rey de las aves, el grifo era particularmente fuerte y majestuoso. El Opinicus es una criatura similar al Grifo con la diferencia que tiene las 4 patas del León.

Son seres voladores, mitad león mitad águila, y muy feroces. Su parte superior es la de un águila gigante, con plumas doradas, un afilado pico y poderosas garras. La parte inferior es la de un león, con pelaje amarillo, musculosas patas y cola. Su tamaño es bastante grande, suelen medir unos 3 metros. la hembra es la que lleva las alas y los machos púas en sus espaldas en vez de alas.


GRIFO CARACTERISTICO: CABEZA DE AGUILA, PATAS ANTERIORES DE AGUILA Y ALAS;  PATAS POSTERIORES, COLA Y MEDIO CUERPO DE LEON, NO OREJAS


VARIANTES:  CABEZA DE CABALLO, GARRAS DE AVE Y CUERPO SIRENA


GRIFO: OBSERVE LA OREJA EN PUNTA


GRIFO: VER COLA BIFURCADA Y OREJAS


OPINICUS EN FRISO EN TERRACOTA: LAS 4 PATAS DE LEON, CABEZA DE AVE, CON OREJAS


GRIFO: CABEZA DE AGUILA Y CUERPO POSTERIOR DE LEON, VER OREJAS


VARIANTE HUMANIZADA: PATAS POSTERIORES DE AVE Y SUPERIORES CON DEDOS



OPINICUS VARIANTE:  4 PATAS DE LEON, CARA DE MAMIFERO, NO DE AVE.


OPINICUS  CARACTERISTICO:  CUERPO Y 4 PATAS DE LEON, RESTO DE AVE.


CARRUAJE TIRADO POR
OPINICUS ESTILIZADO


CARACTERISTICAS
Algunos grifos se representan con orejas puntiagudas en la cabeza o plumas en la cola. De acuerdo a los mitos, es ocho veces más grande y fuerte que un león común y no es raro que se lleve a un jinete con su caballo, o a un par de bueyes, que entran en sus patas. Con sus garras se fabrican copas para beber, y con sus costillas arcos para tirar flechas.
Ésta morfología puede presentar variantes: la cabeza puede ser de buitre o, sobre todo en las representaciones mesopotámicas, de león. Las patas pueden ser todas de león o todas de águila, o bien aparecer dos y dos. Es posible también que el cuerpo del felino aparezca alado y sea más pequeño, del tamaño de un lobo, y ocasionalmente puede tener cola de serpiente. Otras veces se le atribuía cuerpo de león, pero con cabeza y alas de águila, orejas de caballo y una cresta con aletas de pez.

GRIFO PERUGIA

Lo mismo se puede decir respecto a su color; el historiador griego Ctesias decía que estaba cubierto de plumas rojas en el pecho y negras en el cuerpo, azules en el cuello y blancas en las alas, pero en época bizantina, cuando el grifo consolida por completo su carácter solar, es totalmente blanco.

Su comida favorita es la carne de caballo, por lo que es frecuente verlos atacando a caballos y levantándolos en el aire con sus poderosas garras.

Se considera que viven en grupos de entre 5 y 30 seres con una organización jerárquica muy similar a la de los leones, donde el más grande y viejo es la cabeza de la manada.

Conforme a un documento escrito en el siglo IX por el irlandés Stephen Scotus, los grifos son monógamos e incluso, si un miembro de la pareja muere, el otro grifo pasará sólo el resto de su vida sin necesidad de buscar un nuevo compañero. Por otro lado, los hábitos de la hembra fueron descritos por Santa Hildegarde de Bingen en el siglo XII, quien afirmaba que la grifo hembra buscaba una cueva donde pudiera poner a salvo sus tres huevos y cuidarlos hasta que éstos eclosionaran.

Los grifos cazan para alimentarse y lo hacen en grupos pequeños de no más de 12 grifos. Pueden combatir en el aire, o lanzándose en picada con el peso de su cuerpo. Los grifos tienen características de los dos animales de los que está formado, por parte de las águilas tiene una vista y un olfato muy desarrollados. Su parte de león le lleva a vivir en manadas, dentro de las cuales siempre hay un líder. Suelen vivir en montañas rocosas, construyendo sus inmensos nidos en las laderas. Estos nidos están hechos de ramas y hojas.

Pueden ser entrenados como monturas, pero es una tarea que requiere cierto tiempo. Una vez entrenados, los grifos son leales y defienden a su jinete hasta la muerte. Son muy valientes y luchan con toda criatura a la que consideren una amenaza sin pensárselo dos veces. El jinete y grifo quedan unidos de por vida.

Tienen un odio visceral por los caballos.



DIOS APOLO MONTANDO UN GRIFO



DIONISIOS CON BUEY, GRIFO Y PUMA

ORIGEN
Una hipótesis plantea que el origen real del grifo como criatura mitológica se encuentra en los numerosos restos fósiles de dinosaurios pertenecientes a la familia Ceratopsidae, que se pueden encontrar en gran número en los desiertos de Asia central, especialmente Mongolia.
Los esqueletos aplastados de estos dinosaurios, de boca en forma de pico ganchudo, amplios huesos escapulares, cola larga y patas con pezuñas de varios dedos pueden haber dado lugar a una interpretación de los dueños de esos esqueletos convirtiéndose en criaturas mitológicas a falta de un referente.

 Desde hace más de 6,000 años, el Grifo está presente en la iconografía y en el arte del Mediterráneo y de Oriente Medio. Nunca, en todos esos siglos, ha sido dejado en el olvido, cosa realmente extraordinaria si tenemos en cuenta que jamás el Grifo ha sido elevado a categoría de mito, a diferencia de otros animales fantásticos protagonistas de grandes hazañas.

El Grifo une en su figura los dos animales que, más que ningún otro, encarnan la fuerza, la belleza y el poder: el águila y el león.
La creencia en estos seres se remonta al antiguo Egipto alrededor del 3,300 a.C.  sin embargo, hay quienes afirman que son más antiguos y existen referencias en las culturas babilónica, asiria y persa. Plinio el Viejo creía que los grifos provenían del norte de Rusia; Esquilo, por su parte, pensaba que provenían de Etiopía, mientras que Bulfinch afirmaba que sus orígenes se encontraban en India. Heródoto, por su parte, creía que la leyenda del grifo provenía del pueblo mítico del los Isedones que vivían en los Montes Urales.

Parece tener su origen en Oriente próximo, pues se le encuentra en las pinturas y esculturas de los antiguos babilonios, asirios y persas. También se encuentran representaciones de grifos en la pintura minoica, como en el famoso sarcófago de Hagia Triada.



GRIFO


BAJORELIEVE ASIRIO


ORFEBRERIA NEO ASIRIA EN ORO


GRIFO EN COBRE



PLAQUET DE NIMROD


REY CON UN GRIFO EN PERSEPOLIS



UN SATIRO, UN GRIFO Y UN ARIMASPOS


GRIFO, MUJER Y ARIMASPOS (CICLOPES)

Es en Grecia donde aparece por primera vez el motivo de la lucha entre los hombres y los grifos en un poema del siglo IV a.C., titulado Arimaspeia, del que por desgracia no se conservan más que seis versos. El autor del relato, el poeta Aristea de Proconeso, cuenta su viaje hacia el país de los hiperbóreos, la tierra del dios Apolo, quien le había inspirado su obra. Durante el camino se había encontrado a los arimaspos, unos extraños seres ciclópeos, en lucha perpetua con los grifos para apoderarse del oro que éstos custodiaban. Un siglo más tarde el historiador Heródoto retomó la historia y escribió que los grifos construían nidos de oro.
Una leyenda griega relata que el dios Apolo había ido a buscar grifos y había regresado a Grecia cabalgando sobre los lomos de uno de ellos. Estaban consagrados a Apolo y vigilaban sus tesoros para protegerlos de los Arimaspos. También custodiaban las cráteras de vino de Dionisio.
Un mito más reciente cuenta que se encargaban de velar por el oro que había en los desiertos del norte de la India. La razón de esta vigilancia podía deberse al deseo de proteger sus crías, puesto que ponían sus nidos en las montañas de las cuales se extraía el preciado metal.
Los romanos lo usaban simplemente con propósitos decorativos en frisos y en patas de mesa, altares y candelabros. El motivo del grifo se utilizó en los primeros tiempos del cristianismo en los bestiarios (o alegorías de animales) de san Basilio y san Ambrosio. Réplicas de piedra sirven con frecuencia como gárgolas en la arquitectura gótica de la baja Edad Media.
En el Libro de Alexandre, reconstrucción fantástica de la vida del emperador Alejandro Magno, una leyenda asegura que Alejandro Magno (356-323 a.C.), después de conquistar la mayor parte del mundo conocido, quiso ver cuan grandes eran sus dominios pero eso no podía verlo a ras de suelo y decidió elevarse en el aire para poder contemplar toda la tierra conquistada. El macedonio, ya conquistada la tierra, decide  emprender la conquista del cielo; asciende a una elevada montaña cercana al Mar Rojo y ordena construir una especie de cesto que sujeta con cadenas a unos grifos. Alejandro idea entonces una treta para conseguir que los grifos levanten el vuelo. Sentado en el interior de la barquilla, sujeta en sus manos dos largas pértigas de madera en cuyo extremo había colocado unos trozos de carne que caían justo delante del pico de los animales; así pues, éstos, en su afán de alcanzarla, echan a volar. Después de sobrevolar la tierra durante el tiempo suficiente para verla como una isla rodeada del océano, la extraña aeronave cayó al agua, al parecer sin consecuencias trágicas para el rey. Se trata éste de un motivo recurrente en la iconografía mundial a lo largo de la historia.

TORNEO Y ALQUIMIA


PLATERIA DE IRAN


TURQUIA, TEMPLO DE APOLO


GRIFO ATACANDO UN  BUFALO, ARTE MESOPOTAMICO


ILUSTRACION ANTIGUA


GRIFO Y ARIMASPOS


ARTE DEL TALLADO

En la cristiandad medieval, el hecho de combinar una bestia terrenal con un ave propició su utilización como símbolo de las cualidades humanas y divinas de Cristo. Por esta razón, en las iglesias solían esculpirse imágenes de grifos.

Puesto que, según la leyenda, los caballos eran las presas favoritas de los grifos, cuando las dos especies copularon, el resultado de su unión resultó raro y fabuloso. Tal como los concibe el folclore medieval europeo, el hipogrifo en parte caballo y en parte grifo. Al igual que este último, la criatura tiene cabeza y pico de águila, y garras y alas cubiertas de plumas. Sin embargo, el resto de su cuerpo es de caballo.

Del grifo deriva el hipogrifo, resultado de la unión entre un grifo y una yegua. El hipogrifo era una de las criaturas favoritas de los poemas y fábulas medievales. En el poema épico Orlando Furioso (1,516), del autor italiano Ludovico Ariosto, aparece una de estas criaturas. El animal, que resulta un excelente caballo capaz de volar a la velocidad del rayo se convierte en corcel del mago Atlante y transporta a los héroes de los poemas durante los rescates de las doncellas. En la actualidad, esta criatura está despertando un nuevo interés debido al papel que desempeña el hipogrifo Buckbeak en la saga Harry Potter.

Al igual que los dragones, se decía que los grifos custodiaban tesoros y eran especialmente feroces a la hora de defenderlos. Suelen aparecer en los bestiarios y son emblemas del coraje regio, tal como demuestra su inclusión en los escudos de armas. Representa convencionalmente la fuerza, el valor y la vigilancia.

SIMBOLISMO
El diccionario del Simbolismo de Hans Biedermann dice sobre el Grifo: "Animal fabuloso, simbólicamente significativo por su dominio de Tierra y Cielo. - debido a su cuerpo de León y cabeza y alas de Águila. Tiene antecedentes tipológicos en la antigua Asia, especialmente en el k'rub asirio, quien también es el origen del Querubín Hebreo."

En los jeroglíficos, el grifo representa el calor y el verano. En Asiria (un Antiguo imperio del oeste de Asia), tanto el grifo como el dragón representaban la sabiduría.

Los antiguos hebreos consideraron que el grifo representaba Persia y su religión binaria, el zoroastrismo, pero básicamente el grifo fue siempre -como tantos otros híbridos- una figura guardiana.

En Creta representó la valentía vigilante, y así también lo consideraron los antiguos griegos, convencidos de que los grifos protegían los tesoros de oro en Escitia e India.

Para los romanos, fue el emblema de Apolo, el dios del sol, y estuvo relacionado con Atenea, diosa de la sabiduría. En el arte romano, el grifo generalmente jalaba los carruajes de Némesis (la diosa de la justicia y la venganza).
Con la llegada del cristianismo, el grifo se convirtió en la imagen de venganza y la persecución y, ya en época medieval, fue uno de los pilares de los bestiarios cristianos, pues pasó a simbolizar la naturaleza dual (humana y divina) de Cristo. En cualquier caso, el grifo siempre mantuvo su carácter guardián pues imágenes suyas en piedra (a modo de gárgolas) custodian frecuentemente los templos y palacios en la arquitectura gótica de la Baja Edad Media.
Al principio fue también representado como una figura satánica atrapando almas humanas, la criatura mas tarde se convirtió (a partir de Dante) en un símbolo de la naturaleza dual(divina y humana) de Jesucristo, precisamente por su dominio del cielo y tierra.

Las asociaciones solares de León y Águila favorecían esta lectura positiva. El Grifo se convierte así en el adversario de Serpientes y Basiliscos, ambos visualizados como encarnaciones de demonios satánicos. Incluso la Ascensión de Cristo se asocia con el Grifo. La criatura apareció tan frecuentemente en las artes aplicadas (tapicerías, el trabajo de plateros) como en la Heráldica.

En "The latter domain", Boeckler (1688) ofreció la siguiente interpretación: "Los Grifos son representados con un cuerpo de león, una cabeza de águila, largas orejas, y garras de águila, para indicar que uno debe combinar inteligencia y fuerza."

En realidad, toda esta enorme difusión del grifo parece deberse a su aspecto formal, elegante y vigoroso, el cual se presta a un papel emblemático y simbólico, antes que a una fabulación mítica. Esta es quizá la razón que explica el dilatado uso de esta figura en heráldica, donde siempre ha representado la fuerza y la vigilancia.

MITOLOGIA
El Grifo es un ave gigantesca, la más grande de todas las especies. Tiene la cabeza parecida al águila, de color oro y el cuerpo de león, de color blanco. Su vista es muy aguda, es fuerte y ágil. Cuando agita sus alas, levanta tanto viento que es capaz de derribar a una persona. Con sus enormes garras pueden atrapar cualquier presa por grande que sea. Los Grifos tienen fama de codicia y rapacidad, son crueles y enemigos de los hombres y de los caballos. La mitología griega asociaba el brillo de su oro con el sol, la leyenda cuenta que estas aves estaban consagradas a Apolo el dios del sol, de cuya carrozaba tiraban a través del cielo, y custodiaban el tesoro que pertenecía a este dios. También se les relaciona con Dionisio, dios del vino, como protectores y guardianas del vino.

HERALDICA
Animal mitológico, símbolo de ingenio y grandeza. Todos los blasones que poseen un Grifo, denotan pertenecer a un linaje en el que sus miembros destacaron por su ingenio durante su vida. Otro término heráldico es "Grifado"; en el diccionario heráldico su definición es, "escudo sembrado de Grifos”
GRIFO. Animal mitológico que tiene la mitad superior de águila, y la mitad inferior de león, normalmente rampante y de perfil; y rara vez se le pinta sentado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS