06 agosto 2012

Las Pléyades y el ANILLO MANASICO y el CONOCIMIENTO AKASHICO

Las Pléyades y el ANILLO MANASICO y el CONOCIMIENTO AKASHICO
                                                       Autoría principal: Gustavo Fernández
                 Compilación de diversos documentos: Dr. Fernando Durand Mejía

"El Akasha, la Luz Astral, puede definirse como el Alma Universal, la Matriz del Universo, el Mysterium Magnum del cual todo cuanto existe ha nacido por separación o diferenciación. Es la causa de la existencia; llena todo espacio infinito...es el mismo espacio".

H.P. Blavatsky.


Muchos lectores alguna vez se habrán preguntado el porqué de la recurrente mención de la estrella Alción (o Alcione). Se vincula a alción como el punto de origen de alguna de las Inteligencias que nos visitan.
En su libro El día más joven, Paúl Otto Hesse desde 1949, afirma que la estrella Alcione se encuentra rodeada por un anillo de tipo “saturnino”, de varios cientos de años luz de extensión y “manásico” (una especie de “energía” vital inmanente a la Naturaleza formado por radiaciones de un tipo muy particular, efecto de la rotura, división o descomposición de los electrones, razón por la cual esa energía viaja por el espacio a una velocidad mucho mayor a la de los electrones normales, produciendo una excitación molecular y atómica que modifica la materia que encuentra en su camino.)
Nuestro Sol con todos sus planetas hacen parte de un sistema estelar llamado las Pléyades. Este sistema posee a su vez un sol central llamado “Alción”. 1.404 estrellas y 29.450 giran a su alrededor. Cada 24.000 años nuestro sistema solar completa un giro en su órbita pleyadina y lo hace en 12 etapas de 2.000 años cada una llamadas “eras”. Dividido en dos períodos de 12.000 años cada uno, de los cuales 2.000 son de luz y 10.000 de obscuridad...
Según firma Otto Hesse actualmente estamos viviendo el final de los 10.000 años de obscuridad y consecuentemente estamos por entrar en los 2.000 años de luz...
Dos veces en cada uno de esos ciclos nuestro sistema se adentra en la radiación de un poderoso anillo que la estrella de Alción emana a su alrededor. Se conoce con el nombre del Cinturón de Fotones, o simplemente, como el anillo de Alción que está compuesto por una energía llamada Manásica.

Ese tránsito, que se corresponde con dos de las eras- una llamada de Leo y otra de Acuario- también dura 2.000 años. Lo importante de todo ello es que tal magnitud de vibración del anillo impone un cambio completo a las condiciones de vida de los planetas que se sumergen en el. Muy prontamente, en el año 2023, nuestro mundo con todo sus habitantes ingresará de lleno al anillo manásico. Y desde allí se iniciará un ciclo donde poco a poco hasta llenarnos, viviremos dos milenios de paz fraternal, amor universal. Nuestro mundo será un paraíso.

Entretanto y previo a ello, muchos cambios que al no ser entendidos y que veremos como “crisis” se irán sucediendo. Esta crisis se llama “La Antesala”. Fenómenos climáticos y naturales a doquier, revoluciones sociales que llegan para enfrentar y transformar viejos modelos y paradigmas, guerras políticas y religiosas entre países, niños nuevos – índigos, cristalinos y luego los diamantinos – que llegan para entregar por sus mentes y actos los nuevos principios de la vida en la Tierra, hacen parte de la preparación y los cambios necesarios para lo que pronto sucederá.

Afirma que Alcione tiene a su alrededor un gigantesco anillo de radiación en posición transversal al plano de las órbitas de los soles de su sistema y que dicho disco tiene un alcance efectivo de muchos cientos años luz.
De lo anterior se desprende que cada uno de los soles de dicho sistema a su tiempo y que obligadamente tiene que cruzar el dicho anillo o disco de radiación. La velocidad es distinta y por lo tanto se toma tiempo para cruzar el anillo En el caso de nuestro Sol, tarda cosa de 2.000 años en cruzar el disco de radiación. El repetido disco o anillo, según Otto Hesse, consiste en que la descomposición, división o rompimiento del electrón, que hasta el momento es desconocido por los hombres de ciencia...
Al penetrar la tierra en esa radiación, serán excitadas todas las moléculas y todos los átomos de todos los cuerpos existentes, sufriendo con esto una transformación de magnitud imprevisible. Lo mas notable, que con la mencionada excitación molecular se creará un tipo de LUZ CONSTANTE no caliente; luz sin temperatura que no produce sombras, de tal manera que ni las cavernas más profundas existirá la oscuridad. Naturalmente, en nuestro interior humano tampoco habrá oscuridad...
Todo, absolutamente todo lo material, en su exterior e interior quedará iluminado, sin sombras, a partir del momento en que nuestro mundo penetre de lleno en la radiación. Esto naturalmente producirá muchos cambios en todas las manifestaciones de vida, aparecerá Vegetación antes desconocida y muy rica en alimento y sabor. Que nos dice que esto ha venido sucediendo desde siempre cada 10.000 años, con lo cual se explicaría muchos fenómenos de gran trascendencia, como son las épocas glaciares y otros cataclismos que han modificado la geografía y la vida, pues según parece, los anillos de ALCIONE nos traerá grandes beneficios, pero también producirá grandes calamidades por lo menos en el principio...
Dice Paul Otto Hesse "Si la tierra entra en el anillo antes que el Sol, se producirá un fenómeno atmosférico semejante a un incendio tanto del cielo como de todo el planeta, esto no obstante que no habrá calor ni dañará a nadie pues será un fenómeno solo para la vista y los sentidos, aunque desde el principio se observarán alteraciones en la materia que aparecerá como luminoso, quizá como fosforescente.

Por otra parte, en el caso de que el Sol entre primero en el anillo, se producirá en la Tierra una obscuridad como noche con lluvia de meteoritos quo durará cerca de 110 horas; luego la Tierra sufrirá un fenómeno ya descrito para quedarse con luz de día constante durante 2,000 años.
La obscuridad de que se habla, será consecuencia de la notificación repentina que 1a radiación solar sufrirá por el contacto con el anillo Manásico. La lluvia de estrellas en segundo lugar será consecuencia de la extraordinaria excitación molecular en la atmósfera. El día perpetuo do 2.000 años será consecuencia de la propia radiación, no dependiendo ya del Sol para tener Luz de día.

Como un fenómeno probable, podemos suponer que al alterarse la atracción solar sobre la Tierra, ésta disminuirá progresivamente su velocidad de rotación sobre su eje haciendo mis largos sus días y consecuentemente se ensanchará la órbita terrestre, haciéndose más largos los años."


Hesse afirma que la radiación manásica carece de calor puesto que es luz sin temperatura y como los rayos solares serán modificados entonces empezaran por el mundo un enfriamiento general, pero más sensible en los polos y eso será el principio de una nueva era glacial, cuyos hielos llegarán por lo menos hasta el paralelo 40 Norte y otro tanto en el paralelo 40 Sur, dejando como región habitable y de clima templado las cercanías del Ecuador.

Pero la línea Ecuatorial no será lo que hoy es, debido a que la entrada de la Tierra en el anillo Manásico producirá un cambio, quizás brusco de la inclinación del eje polar, colocándolo en posición vertical respecto a la elíptica. Parece ser que fue ese mismo fenómeno en épocas de los Lémures, Talantes, el que diera al eje terrestre la inclinación que hoy tiene. Desde luego ya se sabe que la ciencia moderna ha encontrado que los períodos glaciales se han presentado en la Tierra periódicamente, psíquicamente y de manera brusca, repentina; pero hasta hoy la misma ciencia no ha encontrado el motivo, la razón o lo que es lo mismo: ha encontrado los efectos, pero no las causas, consecuentemente el anillo tantas veces mencionado en compañía del gran planeta Barnard I, Hercólubus, llegará a ser una buena explicación...
El cinturón de fotones (también conocido como anillo de fotones, anillo manásico, banda de fotones, cinturón fotónico o nebulosa de oro) es una creencia vinculada a algunos grupos que sostiene que nuestro sistema solar pasará en breve a través de una red masiva de algún tipo de radiación cósmica.

Las creencias es que un inmenso cinturón de fotones existe, y orbita alrededor de las Pléyades, un cúmulo de estrellas situadas a unos 440 años luz de distancia de la Tierra, integrado por unas 500 estrellas. De acuerdo con algunas creencias de la Nueva Era, la Tierra pasará por este cinturón, con el resultado de la elevación de la humanidad a un plano superior de la existencia o bien con el fin del mundo, o ambos.

El concepto fue impulsado en 1977 por Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez) con su conferencia "Los anillos de Alcione", en la que cita a Hess cuando predice que si la Tierra entra primero en el cinturón se formaría un gran fuego en el cielo, mientras que si el Sol entra en primer lugar la radiación liberada podría interferir con los rayos solares y la oscuridad reinaría por 110 horas, después de lo cual todo volvería a la normalidad. Gómez se refiere al cinturón de fotones como "los anillos de Alcione". Alcione, según él, sería el sol principal de la Pléyades: "Alcione es, precisamente, el sol principal de las Pléyades y en su órbita gravitan siete soles, nuestro sol es el séptimo de los círculos de Alcione". Este autor afirma que Alcione tiene anillos de "radiación", causada por la "escisión de los electrones", que liberan la energía a la que Weor denomina "manásica", un término sánscrito para la mente que "está en cierto modo relacionado con el Manas inferior (mente inferior), o el Manas superior (mente superior)". Los electrones, dice Gómez, "producirán un tipo de energía desconocida".
La Tierra entra en el Cinturón de Fotones una vez cada 10.000 - 11.000 años.
En la Gran Pirámide de Keops encontramos reiteradas referencias con respecto a Alcione. Ya Piazza Smith había señalado que trazando una perpendicular al pasillo descendente (el mismo que apunta a la Estrella Polar) la misma señala a Alcione, en la constelación de Las Pléyades. ¿Por qué sus antiguos constructores la señalaron con tanta firmeza? ¿Conocían el “disco manásico”? ¿Y por qué estas referencias se encuentran vinculadas al número siete?

Se viene afirmando que nuestro sistema solar orbita en la
séptima órbita alrededor de Alcione. Otra vez el número  siete. El mismo número tan presente en la naturaleza: siete notas musicales, siete chakras, siete sentidos, siete vertebras cervicales, siete razas raíz,  siete colores del arco iris, siete días de la semana, siete pecados capitales,  “involuntariamente” elegimos siete maravillas del mundo, siete brazos del candelabro judío, siete sabios de Grecia, siete sacramentos, siete dones del espíritu santo, cada siete meses se renueva celularmente el organismo. En algunas religiones el siete es un número sagrado al igual que el ocho. El siete representa lo bueno y el ocho lo malo. En la Biblia el siete es el número perfecto.

El astrónomo José Comas Solá advirtió que las seis más visibles —siete con Alcione— forman realmente un sistema físico: es decir, no se trata de una agrupación imaginaria de puntos luminosos, sino que obedecen a un centro gravitatorio, girando como hacen nuestros planetas alrededor del Sol. En realidad, Alcione sería ese centro. Y Hesse apunta que nuestro propio Sol, entonces, estaría en la séptima órbita, y aquí el número siete vuelve a adquirir significativa relevancia.





No vamos a discutir aquí la existencia del
“anillo manásico”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS