18 abril 2012

GENEALOGIA INCA DESDE LA VERSION DE GUAMAN POMA

Artículo compilado y corregido por el

Dr. Fernando Durand Mejía 




Misterio de la vida de Felipe Guamán Poma


El nombre de Guamán Poma de Ayala fue absolutamente desconocido para sus contemporáneos, y para la historia posterior  hasta 1,908. En este año el Director de la Biblioteca de Gottinga, Richard Pietschmann, descubrió en la Biblioteca de Copenhague-Dinamarca, encuadernado en pergamino, el manuscrito Nº 2232 de la Colección Real, que contenía con numerosos dibujos en 1,179 páginas, la crónica del indio peruano.

El historiador Markham dice: "Es un misterio cómo el libro con todas estas ilustraciones escapó a la destrucción y aún cómo se permitió su envío a España. Por fin esta obra importantísima se halló en manos compasivas".

El presunto destierro, la fuga o la vía crucis del voluminoso códice, no fueron acaso sino la ocasional odisea de tantas otras producciones de la época, como la de los manuscritos de Cieza, Betanzos o Santa Cruz Pachacutic y del propio Sarmiento de Gamboa, el defensor de las tesis oficiales españolas, hallado después de tres siglos en Gottinga por el mismo Pietschmann.


Quipucamayoc

El manuscrito mártir no fue, sin embargo, ni quemado ni destruido, sino probablemente remitido a España para ser conservado en las cámaras imperiales, como una expresión curiosa de las civilizaciones primitivas de América.

Los estudios de Pietschmann publicados en Nachrichten de la Real Sociedad de Goettingen, en 1,908 y en las Actas del Congreso de Americanistas de Londres de 1,912, revelaron la importancia del cronista autóctono y hasta entonces totalmente ignorado. Este no pudo ser cabalmente conocido e interpretado en el Perú, sino a partir de 1936, en que el manuscrito de Guamán Poma fue publicado en edición facsímil por el Instituto de Etnología de París. La historiografía peruana se empeña, desde entonces, por desentrañar y comprobar el enorme y confuso material aglomerado en las páginas apretadas y bilingües del grueso códice.

Los profesores Tello, Varallanos y Lastres han estudiado particularmente el aspecto arqueológico, folklórico, jurídico y científico de la obra de Huamán Poma, abriendo el camino, aún difícil, de una estimativa total. La reciente edición boliviana, hecha por Posnansky, en que se traduce por primera vez íntegramente, a la letra impresa, el manuscrito únicamente reproducido en la edición facsimilar de París, puede contribuir eficazmente a ese esclarecimiento, necesario para nuestros estudios históricos.

La época en que esta crónica fue escrita puede situarse, a primera vista, entre los años 1,567 y 1,615. En el pórtico de la obra hay una carta del padre del autor Martín de Ayala al Rey de España, Felipe II, fechada en Concepción de Huayllapampa, el 15 de mayo de 1,587 (págs. 5 a 7). En ella dice al Rey que su hijo, Teniente de Corregidor de la Provincia de Lucanas, ha escrito su historia empleando en su trabajo veinte años. Debería haberla comenzado, pues, en 1567. Pero hay indicios de que la obra se escribió más tarde.

Desde las primeras páginas de la crónica se comprueba que ésta fue escrita, en su forma presente, no sólo después de 1,587 sino después de 1,600 y quizás entre 1,613 y 1,615. Así en la página 9 se alude a los virreyes que gobernaron el Perú después de 1,600. Se nombra primeramente a los virreyes del siglo XVI, Cañete (1556-1561), Toledo (1569-1581), Enríquez (1581-1583), Conde del Villar (1585-1589), García Hurtado de Mendoza (1590-1595), y luego a los virreyes Luis de Velasco (1596-1604), el Conde de Monterrey (1604-1606) y el Marqués de Montesclaros que gobernó de 1607 a 1615.

No hay duda, pues, que el manuscrito actual se escribió entre 1,613 y 1,615. Pietschmann, quien ha estudiado el códice directamente, cree que toda la obra se escribió en 1,613. Según él, no hay en la grafía del cronista, esas variaciones de pulso y de caracteres que deberían existir en un manuscrito hecho en épocas sucesivas.

 

Su obra

 

Nueva Corónica y Buen Gobierno

(Una crítica colonial mestiza).




 
La "Nueva Corónica y Buen Gobierno" está escrita en estilo de una carta dirigida en 1,615 al rey Felipe III (1598-1621).Esta obra contiene más de mil páginas y más de 400 dibujos. Se cuenta la historia del mundo y en especial la historia peruano-indiana desde la perspectiva y en el espíritu de un indio andino. Poma de Ayala es un indio cristianizado.

La "Nueva Corónica y Buen Gobierno" describe en el inicio la época incaica, siguiendo con una historia crítica de las autoridades durante la conquista. Es la visión de un participante de la conquista y cuenta las experiencias y sufrimientos de los indios incaicos al fin del siglo XVI e inicios del siglo XVII.

Poma se concentra en descubrir el destino de sus compatriotas bajo el poder español. Él denunció, siendo un convencido y teológicamente bien educado cristiano (esto se puede ver en sus dibujos y en el texto), fuertemente el tratamiento de los españoles hacia los indios. Así él negó la legitimidad de la dominación de América Latina por los españoles, que era la evangelización de los "bárbaros"

 

Una fuente excepcional

 

  • Hay pocas obras que cuentan la perspectiva de los conquistados y así criticando la conquista y sus agentes.
  • Felipe Guamán Poma de Ayala es uno de los pocos autores de los siglos XVI y XVII que abre a nosotros hoy una perspectiva indígena (o mestiza) de los hechos de la conquista.

Si el Inca Garcilaso es la expresión más auténtica de la historia inca y cuzqueña –la visión dorada y suave del Imperio paternal–, en Sarmiento de Gamboa está la leyenda épica antagónica del señorío tiránico y turbulento de los Hijos del Sol, en Gutiérrez de Santa Clara la pasión y el estrépito de la guerra civil entre los mismos conquistadores y en Pedro Cieza de León la visión integral y ecuánime del Incario unida a los más nobles y humanos impulsos del colonizador.

El indio Felipe Huamán Poma de Ayala, en cambio, hasta por sus nombres totémicos –huamán y puma: halcón y león– aparece póstuma y sorpresivamente, como una reencarnación de los linajes anteriores a los Incas. Su Nueva crónica y buen gobierno no sólo trata de revivir épocas remotas, casi perdidas para la propia tradición oral en los fondos milenarios de la raza, sino que es también por la confusión y el embrollo de sus ideas y noticias, y por el desorden y barbarie del estilo y de la sintaxis, pura confusión mental.


Capítulo 6: El capítulo de los Incas

TOCAY CAPAC, PRIMER INCA (Casta inicial original del Cusco, primera Generación, descendientes directos de Adan, Eva, Noé) :

La primera historia de los primeros reyes Incas, legítimos descendientes de Adán, Eva y de Noé, y de la primera gente de Uari Uira Cocha Runa** y de Uari Runa y de Purun Runa y de Auca Runa (4,485 años desde Adán hasta aparición de Manco Capac Inca): De aquí salió Capac Inca, Tocay Capac**, Pinau Capac, primer Inca (nombre completo), y se acabó esta generación, casta, y sus propias armas que ellos pintaron y  nombraron como verdaderas.

** Runa es gente en quechua.
** Capac es poderoso











Pero el primer Inca, Tocay Capac, no tuvo ídolo, ni ceremonias; fue limpio de eso hasta que comenzó a reinar la madre y mujer de Manco Capac Inca y su casta. Fueron de los amaros y serpientes (la dinastía desde Manco Capac Inca y esposa), que todo lo demás es cosa de burla lo que dicen y pintan de los dichos Incas.

Estos Incas se acabaron y comenzó a reinar Manco Capac Inca, este Inca desde Uari Uira Cocha Runa y de Uari Runa y de Purun Runa y de Auca Runa no tuvo pueblo, ni tierra, ni chacra [sementera], ni fortaleza, ni casta, ni primeros antiguos parientes.

Escudos de armas del Inca Manco Capac:

El primero, quiqui-xana; el segundo, un árbol chonta [palmera] y detrás del árbol, otorongo [jaguar]; el tercero, masca paycha [borla real]; el cuarto, dos amaros [serpientes] con unas borlas en la boca. Esto lo pinto en el vestido y en su pluma y se nombró Otorongo Amaro Inca.



Dicen que ellos vinieron de la laguna de Titicaca y de Tiauanaco y que entraron en Tambo Toco y de allí salieron ocho hermanos Incas, cuatro varones: el primero, Uana Cauri Inca; el segundo, Cuzco Uanca Inca; el tercero, Manco Capac Inca; el cuarto, Tupa Ayar Cachi Inca. Y las cuatro hermanas: La primera, Tupa Uaco, ñusta [princesa]; el segundo, Mama Cora, ñusta; el tercero, Curi Ocllo, ñusta; el cuarto, Ypa Uaco, ñusta.

Estos ocho hermanos salieron de Pacari Tambo y fueron a su ídolo uaca de Uana Cauri, viniendo del Collao a la ciudad del Cuzco. Primero fue llamado Aca Mama, después fue llamado Cuzco. Y así mandó el Inga que adorasen y sacrificasen a sus pacaricos [lugar de origen] y uacas de los cerros y cuevas, peñas.

Que todos los que tienen orejas se llaman incas (orejones), pero no son perfectos, sino son indios pobres y gente baja, ni son caballeros, sino picheros. De estos que tienen orejas, sólo uno fue rey Inca primero, Manco Capac. Por eso le nombró capac [poderoso]; decir Inca es común, no es rey, sino capac apo quiere decir rey. Y así fue primero el Inca Manco Capac, el segundo, Anta Inca, Caca Guaroc Inca, Quiuar Inca, Masca Inca, Tambo Inca.


MANCO CAPAC INCA (Primer inca de la nueva casta, otra generación, descendencia del Collao, duro 1,515 años):

Desde el primer Inca Manco Capac Inca que reinó ciento sesenta años al comienzo y con el ultimo Topa Cuci Gualpa Uascar Inca legítimo y de su hermano bastardo Atagualpa Inca se reinaron mil quinientos y quince años de señorear en la tierra estos Incas y reyes. Y ellos comenzaron a adorar ídolos uacas y demonios. Y se acabaron ellos y sus uacas y demonios y conquistaron estos dichos Incas la mitad del Pirú y la mitad está por conquistar hacia la montaña.

Que desde Uari Uira Cocha Runa y de Uari Runa y de Purun Runa y de Auca Runa hasta esta gente de Inca Pacha [la era de los Incas] son 4,485 años y hasta acabar el último Inca fueron seis mil años.

El reinado Inca duró no más de mil quinientos y quince años;  desde el tiempo del Inca Cinche Roca Inca hasta hoy, desde el nacimiento de Nuestro Señor Cristo y Salvador Jesucristo a mil y seiscientos trece años (se escribe la Nueva Crónica y …)

Manco Capac Inca, el primer padre de los dichos Incas, tenía su llauto [cíngulo] verde y su pluma de quitasol y su oreja de oro fino, masca paycha [borla real], uayoc tica [flor ornamental] y en la mano derecha su conga cuchona [hacha] y en la izquierda un quitasol y su manta roja y su camiseta arriba colorado y en medio tres betas de tocapo [paño de labor tejido] y lo de abajo azul claro y dos ataderos en los pies.

Y este Inca edificó Curi Cancha, templo del sol. Comenzó a adorar el sol y luna y dijo que era su padre. Y tenía sujeto todo el Cuzco sin lo de afuera y no tuvo guerra ni batalla, sino ganó con engaño y encantamiento idólatras. Con suertes del demonio comenzó a mochar [adorar] uacas ídolos. Y se casó, dando dote al sol y a la luna con su mujer que era su madre, la señora Mama Uaco, coya (reina), por mandado de los uacas y demonios.

Y murió de edad de ciento y sesenta años en el Cuzco. Y fue muy gentil hombre, sabía muchas suertes y mañas y era pobrísimo. Y tenía infantes, hijos legítimos Cinche Roca Inca, Chimbo Urma, coya, Inca Yupanqui, Pachacuti Inca. Y tuvo muchos bastardos y bastardas, auquiconas [príncipes] y ñustaconas [princesas] en el Cuzco.


CINCHI ROCA INCA: Fuerte y gentil hombre:

Tenía su llauto [cíngulo] colorado y su pluma de quitasol y su camiseta rosado con su auaqui [tejido] y en medio tres betas de tocapo [paño de labor tejido] b y lo de abajo colorado y su manta de encarnado claro y en la mano derecha su conca cuchona [hacha] y en la izquierda su rodela (escudo) y chambi [porra de pelear] y en los pies los cuatro ataderos.

Fue muy gentil hombre y tenía rostro de bravo, morenete. Gobernó el Cuzco y conquistó todo para los orejones y ganó todo el Colla Suyo: Hatun Colla, Puquina Colla, Pacaxi, Quispi Llacta, Poma Cancha, Hatun Conde, Cullaua Conde.

Y este Inca (Cinchi Roca Inca) mató al primer Inca legítimo, descendiente de Adán y de Eva y de Uari Uira Cocha Runa, al rey primero Tocay Capac, Pinau Capac Inca.

Desde Xacxa Uana hasta Quiqui Xana a los indios Chilques, Acos no había sujetado ni conquistado. Fue conquistado primero con poca gente a los indios Collas por ser flojos y pusilánimes, gente para poco. Y lo mandó y dio por ley y mandamiento para que adorasen las uacas ídolos y que sacrificasen. Y así entraron los demonios a la provincia del Collau primero.

Y fue este Inca gran hombre de guerra y comenzó a enriquecerse. Y fue casado con Chimbo Urma, coya [reina].

Este Inca murió en el Cuzco de edad de ciento y cincuenta y cinco años. Y dejó mucha riqueza al templo del sol y a las dichas uacas. Y tuvo infantes hijos Mama Cora Ocllo, coya, y Lloque Yupanqui Inca, Uari Tito Inca, Topa Amaro Inca. Y tenían muchos hijos bastardos auquicona (príncipes) y hijas ñustaconas.

Cuando tuvo ochenta años de nacimiento Cinche Roca Inca, nació Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Y en su vida subió a los cielos y bajó el Espíritu Santo en los apóstoles. Y así se repartió por el mundo los apóstoles. Y así le cupo al apóstol San Bartolomé estas Indias de este reino del Pirú y así vino a este reino el dicho apóstol.


Reinaron los dos Yngas en total trescientos y quince años.

IESUCRISTO: Del nacimiento de Nuestro Señor y Salvador del mundo Jesucristo:
Y así le cupo la suerte al santo apóstol San Bartolomé y salió al Collao. Y por sus santos milagros dejó la santa cruz de Carabuco.


MILAGRO DE DIOS: El primer milagro que hizo Dios en este reino por su apóstol San Bartolomé es como sigue:

En el pueblo de Cacha, de cómo abrasase con el fuego del cielo por el mal y apedreado y con hondas, comenzado para matarle y echarle al santo y de su milagro de Dios en aquella provincia por el apóstol San Bartolomé y de una maravillosa singular obra de santa cruz y conversión de un indio natural de Carabuco llamado Anti, que después se bautizó y se llamó Anti Uira Cocha.

Caminando San Bartolomé de la provincia llamada Collao, se metió en època de frío en la cueva. El indio hechicero Anti tenía dentro de la cueva su ídolo que le hablaba. Y no le respondió el diablo que estaba en la cueva; ya no estaba allí por haberse metido el señor San Bartolomé. Y no respondió a la pregunta y, como calló el peñasco de los sacrificios, se espantó y se fue.


Y en sueños le apareció el demonio y le dijo que de ninguna vía y manera podía entrar en la dicha cueva, de esto con enojo. Luego siguió al bienaventurado San Bartolomé y le alcanzó y le dijo todo lo que pasó. Y mandó San Bartolomé que retornase a la cueva y hablará a su ídolo, que estaba en la cueva. Y retornó y le habló y le respondió y le dijo el demonio que el dicho hombre pobre podía más que él con todo lo que sabía.

Vista esta respuesta, luego tornó otra vez el indio hechicero Anti al dicho apóstol San Bartolomé y le siguió de todo corazón y le alcanzó y le abrasó y le besó las manos.


EL TERCER INCA, Lloqui Yupanqui Inca:

Tenía su guaman chambi [porra del halcón] en la mano derecha y su rodela (escudo)  en la izquierda y su llauto colorado y su masca paycha y su manta amarilla, la camiseta de las dos partes de morado, en medio tres betas de tocapo y dos ataderos en los pies.

Y conquistó el pueblo de Maras al Inca Tocay Capac, a quien le quebró dos dientes a su padre Cinche Roca, y además de lo que tenía ganado su padre.

Y tenía la nariz corcovada y los ojos grandes y labio y boca pequeñas y prieto de cuerpo y feo y mal inclinado y miserable. Y así no hizo nada y era para poco y sus vasallos huían de verle la cara.

Y fue casado con Mama Cora Ocllo, coya, y murió en el Cuzco de edad de ciento y treinta años. Y tuvo hijos infantes Inca Cuci Uanan Chiri y Mayta Capac Inca, Chimbo Urma Mama Yachi, coya. Y tuvo otros hijos legítimos que se murieron: Curi Auqui Inca, Runto Auqui Inca, Cuci Chimbo, coya. Y tuvo otros muchos hijos bastardos auquiconas [príncipes] y ñustaconas [princesas] bastardas.


Reinaron tres Incas, su abuelo Manco Capac y su padre Cinche Roca Inca, reinaron cuatrocientos y cuarenta y cinco años y se acabaron. Reinó su hijo Mayta Capac Inca legítimo.


EL QUARTO INGA, Mayta Capac:

Tenía sus armas y zelada uma chuco de azul oscuro, yanas pacra y su masca paycha [borla real] y conga cuchona [hacha], ualcanca [escudo] y su manta encarnado y su camiseta de hacia arriba azul y del medio tres betas de tocapo d y de abajo caxane [camiseta ajedrezada de cumbi] con blanco y verde y colorado y cuatro ataderos de los pies.

Y fue muy feo hombre de cara, pies, manos y cuerpo, delgadito, friolento, muy apretado. Con todo eso, bravísimo, melancólico. Y conquistó además que lo que tenía su padre hasta Potosí y Charca y muchas provincias y pueblos.

Y fue casado con Chimbo Urma Mama Yachi. Y murió en el Cuzco de edad de ciento y veinte años y dejó riquezas a su ídolo Guana Cauri. Y tuvo hijos infantes Chimbo Ucllo Mama Caua, Apo Maytac Inca, Uilcac Inca, Uiza Topa Inca, Capac Yupanqui Inca, Curi Ucllo. Y tuvo otros hijos bastardos auquiconas [príncipes] y hijas bastardas ñustaconas [princesas] que fueron muchos. Y tenía una hija que le quería mucho, y así le llamó Ynquillay Coya.


Reinaron los cuatro Incas quinientos y sesenta y cinco años; después sucedió su hijo legítimo Capac Yupanqui Inca.


EL QUINTO INCA, Capac Yupanqui Inca:

Tenía sus armas y su selada uma chuco de verde anas pacra y su masca paycha y su guaman chambi [porra] y uallcanca [escudo] y su manta de encarnado mezcla de colorado y su camiseta de hacia arriba azul escuro y lo del medio un tocapu y lo de abajo verde y en los pies sus cuatro ataderos.

Y medianito de cuerpo, cara larga, avariento, poco saber, el que inventó a brindar a su padre el sol y mandó dar de comer a los ídolos y uacas [divinidad local] y mandaba enterrar bajillas.

Y este Inca mandó descubrir todas las minas de oro y plata, azogue, limpi [lacre], ychima [un colorante], cobre, estaño y de todas las colores. Dicen que a este Inca le enseñaban los demonios por eso lo supo todo. Y además de la conquista que tenía su padre, conquistó más indios Quichiuas, Aymara.

Fue casado primero con Chimbo Ucllo Mama Caua que tuvo mal de corazón, comía a las gentes. Y así pidió otra mujer para reinar, gobernar la tierra. Dicen que el sol le mandó casarse otra vez con su hija Cuci Chimbo Mama Micay, coya, Curi Ocllo.

Y murió de edad de ciento y cuarenta años. Y tuvo infantes hijos legítimos Auqui Topa Inca, Inca Yupanqui, Cuci Chimbo Mama Micay, coya, Inca Roca, Inti Auqui Inca, Capac Yupanqui Inca Yllapa. Y tuvo otros hijos auquiconas bastardos y hijas ñustaconas bastardas. Y fue muy enamorado este Inca de las mujeres capac ome [señoras aymaras] y de uayro.


Reinaron estos cinco Incas setecientos y cinco años y le sucedió Inca Roca.


EL SEXTO INCA, Inca Roca y su hijo:

Este Inca tenía su llauto encarnado y su pluma de quitasol, masca paycha [borla real]. Con la derecha mano tenía su hijo y con la izquierda tenía su conga cuchuna [hacha] y su uallcanca [escudo] . Y el hijo se llamaba Guaman Capac Inca.

Era muy querido hijo y así no le soltaba de la mano porque era muy niño y menor, con su manta de rosado, camiseta de negro y dos betas de tocapo [paño de labor tejido] c y su llauto de colorado. Y la manta del padre fue verde claro y lo de abajo azul escuro y tres betas de tocapo y lo de abajo amarillo y azul y cuatro ataderos de los pies.

Fue hombre largo y ancho, fuerte y gran hablador y hablaba como trueno, gran jugador y putanero, amigo de quitar hacienda de los pobres. Además de la conquista de su padre conquistó todo Ande Suyo. Dicen que se tornaba otorongo [jaguar] él y su hijo. Y así conquistó todo Chuncho.

Y fue casado con Cuci Chimbo Mama Micay, coya. Y murió en el Cuzco de edad de ciento y cincuenta y cuatro años. Y dejó infantes hijos legítimos Yauar Uacac Inca, Ipa Uaco Mama Machi, Apo Camac Inca. Este Inca comenzó a comer coca y la difundió en los Andes y así le enseñó a otros indios en este reino. Y tuvo otros hijos bastardos auquiconas y hijas ñustaconas. Y dicen que en los Chunchos tiene hijos y casta de este Inca porque más del año residía allá. Y otros dicen que no le conquistó, sino que hizo amistad y compañía.


Y reinaron los seis Incas ochocientos y cincuenta y nueve años; le sucedió Yauar Uacac Inca.


EL SÉTIMO INCA, Yauar Uacac Inca:

Tenía su arma y selada uma chuco de color encarnado anas pacra , masca paycha, su conga cuchona en la mano derecha y su uallcanca en la izquierda y su manta de morado oscuro y su camiseta del medio dos betas de tocapo y hacia arriba todo de tocapo y lo de abajo los lados de colorado y negro y sus cuatro ataderos de los pies.

Pequeño de cuerpo, ancho, recio, fuerte, sabio y apacible, algo grande de los ojos, amigo de los pobres y de la música y enemigo de los ricos, el que comenzó ayunar y penitencia por las pestilencias que comenzó primero. Y mandó sacrificar haciendo ayunos y vigilias a los ídolos y hizo procesiones, echando del pueblo a las enfermedades y pestilencias, tirando con hondas de fuego por las ciudades y villas y pueblos de este reino.

Y fue casado con Ipa Uaco Mama Machi, coya. Y murió en el Cuzco de la edad de ciento y treinta y nueve años.

Y dejó conquistado además de lo de su padre; Conde Suyo, Parina Cochas, Poma Tambo, Lucanas, Andamarcas, Soras y la provincia de los Changas.

Y tubo infantes, hijos legítimos Inca Maytac, Mama Yunto Cayan, coya, Inca Urcon Ranga, Uira Cocha Inca y otros que se murieron. Y tuvo otros hijos, muchos bastardos auquiconas y hijas bastardas ñustaconas y los bastardos salieron capitanes cincheconas.


Reinaron los siete Incas novecientos y noventa y ocho años y sucedió en el reino su hijo legítimo Uira Cocha Ynga.


EL OCTAVO INCA, Uira Cocha Inca:

Tenía su arma y selada uma chuco de azul y su pluma y masca paycha anas pacra y su chambi en su mano derecha y su rodela en la izquierda y su manta de rosado blanquecino y su camiseta de todo de tocapo y cuatro ataderos de los pies.

Gentil hombre, blanco de cuerpo y rostro y tenía unas pocas de barbas y tenía buen corazón. Este Inca adoraba mucho al Ticze Uira Cocha [señor fundamental o primario]. Y dicen que quiso quemar todos los ídolos y uacas del reino, que su mujer le había estorbado y le dijo que no pronunciase la sentencia, que moriría si erraba la ley de sus antepasados Apus Quis Incas. Creía más en Ticze Uira Cocha.

Y tenía muchos capitanes y hacía gente. Mandaba que todos fuesen bien tratados, el comenzó a hacer grandes fiestas y pascuas y holgarse en la fiesta en las plazas y fiesta de ídolos. Y creía que había otro mundo en otros reinos de Uira Cocha, que así lo llamaron que habían de venir a reinar. Y así quizo su padre llamalle Uira Cocha Inca.

Y fue grandísimo en justicia a los culpados y a las adúlteras mujeres o forzadores; luego sentenciaba a muerte.

Además de la conquista de su padre, conquistó Soras, Andamarcas, Lucanas, Angarays, Tanquiua, Bilcas Guaman hasta Taya Caxa, Guaman Xauxa, Hanan [y] Lurin Guanca, Yauyos y algunos Yungas.

Fue casado con Mama Yunto Cayan, coya. Y murió en el Cuzco a la edad de ciento y veinte y cuatro años. Y dejó el templo del sol, todo de oro macizo. Y tuvo infantes hijos Pachacuti Inca Yupanqui y Mama Ana Uarque, coya, Urcon Inca, Apo Maytac Inca, Bilcac Inca y otros hijos bastardos.


Reinaron los ocho Incas mil y ciento y veinte y dos años y sucedió Pachacuti.


EL NOVENO INCA, Pachacuti Ynga Yupanqui:

Tenía sus armas y su llauto de rosado y su masca paycha y su pluma. Tiraba a su enemigo con una honda, con su piedra de oro con la mano derecha y con la izquierda con su rodela se guardaba. Y su manta de verde y su camiseta desde el cuello hacia los pies dos betas de tocapo, a los lados de color naranjado llano.

Fue gentil hombre, alto de cuerpo, redondo de rostro, alocado, tronado, unos ojos de león. Todo su hacienda no era suyo, gran comedor y bebía mucho, amigo de guerra y siempre salía con la victoria, el que hizo comenzar  templos de dioses ídolos, uacas, edificó casas de vírgenes acllaconas, así de las mujeres como de los hombres.

Y fundó pontífices ualla uiza, conde uiza; hechiceros laycaconas; sacerdotes y confesores. Y compuso fiestas y meses y pascuas y danzas. Y mandó matar a los hechiceros falsos y a los dichos salteadores y a las dichas adúlteras y castigaba de pecados públicos mucho. Y hizo mucha hacienda de templos ídolos.

En el tiempo de este Inca había mucho mortandad de indios y hambre y sed y pestelencia y castigo de Dios, que no llovió siete años; otros dicen que diez años. Y había tempestades, lo más tiempo era todo llorar y enterrar difuntos.

Y así este Inca se llamó Pachacuti Inca, grandísimos castigos de Dios en este reino y en el mundo, el cual por el pecado idólatra del Inca castigó Dios. Como fue el castigo del ángel Luzbel y se hizo Lucifer y de todos sus secuaces, castigo del primer hombre con las aguas del diluvio. Como a la ciudad de Sodoma tragó en cinco pedazos la tierra. Como las cinco ciudades que ardió con llamas del cielo y el de David por su adulterio y el de Saúl por su desobediencia, el de Helí por la negligencia en castigar a sus hijos, el de Ananías y Zaphera por su avaricia y el de Nabucodonosor por su soberbia. Como el castigo de las penas del purgatorio y del infierno que es mayor castigo que nunca se acaba.

Y así en este reino castigaba Dios mucho, aún yerba no se halló. Y en todo el mundo fue castigado en este tiempo y en Jerusalén los siete años de hambre y se comían sus hijos y se lo abrían la barriga de los pobres de que se sustentaban para saber lo que comía. Y se sustentaban con una yerba llamado chucan y pinau.

Este dicho Inca conquistó además de la conquista de su padre la provincia de Chile, Chaclla, Chinchay Cocha, Tarma, Yaucha y parte de los llanos, indios Yungas.

Y fue casado con Mama Ana Uarque. Y murió en el Cuzco de edad de ochenta y ocho años. Y fue rico. Y tuvo infantes hijos Mama Ocllo, Topa Ynga Yupanqui, Cuci Uanan Chire Inca, Manco Inca, Topa Amaro Inca, Maytac Inca. Y tuvo otros hijos y hijas bastardos auquicona, ñustaconas.



Reinado de los nueve Incas mil y doscientos y diez años.


EL DÉCIMO INCA, Topa Inca Yupanqui:

Tenía su selada uma chuco azul oscuro anas pacra, masca paycha y su chambi y uallcanca y su manta de torne azul y su camiseta de todo de tocapo y cuatro ataderos a los pies.

Muy gentil hombre, alto de cuerpo y gran sabio y muy entonado, pas y amigo con los principales y caballeros y amigo de fiestas y banquetes, amigo de honrar a las mujeres principales y grandísimo hombre de guerra, enemigo de mentirosos; que por una mentira, lo mandaba matar.

El que comenzó a mandar que aderezasen todos los caminos reales y puentes. Y puso correones hatun chasque [postillón principal], churo chasque [mensajero de caracol] y mezones. Y mandó que hubiese corregidores, tocricoc; alguaciles, uata camayoc; oidores, presidente, consejo de estos reinos, Tauantinsuyo camachic. Y tuvo asesor yncap rantin rimac; procurador y protector runa yanapac ; secretario yncap quipocnin c escribano; Tauantinsuyo quipoc contador; hucha quipoc [contador de incumplimientos]. Y puso otros oficios y hablaba con todos los ídolos uacas cada año. Y por suerte del demonio sabía todo Castilla y Roma y Jerusalén y Turquía.

Y mandó mojonar todos los mojones de estos reinos de los pastos y chacras [sementera] y montes y reducir pueblos. Y honraba a los grandes señores y hacía mucha merced y mucha limosna. Y mandaba guardar las dichas ordenanzas antiguas y después por ella hizo otras ordenanzas. Y comenzó hacer su hacienda y comunidad y depósitos con mucho orden, cuenta y quipo en todo el reino.

Además de la conquista de su padre conquistó la mitad de la sobra Guanoco Allauca, Chinchay Cocha, Tarma, toda la cordillera de Lima, Huno G[u]ayllas, un millón de indios; Conchuco, Caxatanbo.

Y fue casado con Mama Ocllo. Y murió en el Cuzco de edad de doscientos años de puro viejo. Murió comiendo y durmiendo; no sintió la muerte.

Y en su vida gobernó cincuenta años el capac apo [señor poderoso] Guaman Chaua, nieto de Yaro Bilca, Allauca Guanoco, abuelo de capac apo don Martín de Ayala y de su hijo, el autor don Felipe Guaman Poma de Ayala.

Y tuvo este Inca infantes, hijos legítimos Apo Camac Inca, Inca Urcon, Auqui Topa Inca, Uiza Topa Inca, Amaro Inca, Otorongo Achachi Inca, Tupa Guallpa, Mama Uaco, Cuci Chimbo, Ana Uarque, Raua Ocllo, Guayna Capac, y Curi Ocllo fue el más menor. Y tuvo otros hijos y hijas bastardas auquiconas, ñustaconas.


Reinado de los diez Incas fue de mil y cuatrocientos y diez años. Sucedió Guayna Capac Ynga. Hija menor Curi Ocllo.


EL ONCEAVO INCA, Guayna Capac Inca:

Tenía su selada uma chuco de azul anas pacra y su masca paycha y su chambi y uallcanca. Y tenía su manta de azul y la camiseta desde el medio hacia arriba verde y naranjado y lo de abajo azul y blanco ajedrezado y cuatro borlas ataderos de los pies.

Y de la cara hermoso y gentil hombre, blanco, muy honrado, amigo de todos.

Quiso hablar con todo sus ídolos y guacas del reino. Dicen que ninguno de ellos no le quiso responder a la pregunta. Y así le mandó matar y quebrar a todos los ídolos. Dio por libre a los ídolos mayores Paria Caca y a Caruancho Uallollo; Paucar Colla, Puquina, Quichi Calla, Coro Pona, Saua Ciray, Pito Ciray, Carua Raso, Ayza Bilca y el sol y la luna. Estos quedaron y lo demás se quebró porque no quiso responder a la pregunta.

Dicen que fue este Guayna Capac muy menor de todos ellos.
Cómo entraron al templo del sol para que lo eligiera el sol su padre por rey, Capac Apo Inca. En tres veces que entraron al sacrificio no les llamó; en los cuatro le llamó su padre el sol y dijo Guayna Capac. Entonces tomó la bolla y masca paycha y se levantó luego. Y luego le mandó matar a dos hermanos suyos y luego le obedecieron.

Y además de la conquista de su padre, conquistó Cañaris, Cayanbis, Ciccho, yndios Pastos, Puruuay, Chachapoyas, Guanca Bilcas, Quillay Cinga. A otro señor llamado Apo Pinto, Guayna Pinto acabó de conquistar todos los pueblos y ciudades y villas hasta llegar a la ciudad de Nuevo Reyno y llevó consigo.




EL DOCEAVO INCA, Guascar Ynga:

Topa Cuci Gualpa se llamó este dicho Inca. Fue elegido y nombrado de su padre el sol y fue legítimo y mayor heredero de todo el reino de este Pirú, Capac Apo Inca. Este dicho Inca tenía su selada uma chuco [casco], anas pacra, masca paycha [borla real] y su chambi [porra] y uallcanca [escudo]. Tenía su manta de azul claro y su camiseta torne azul en medio tres tocapus [paño de labor tejido] y lo de abajo verde y cuatro ataderos a los pies.

Y tenía su rostro morenete y largo, sancudo y feo y de malas entrañas.

Desde el valle de Xauxa, indios Guancas, gobernó y reinó este Inca. Y era muy bravo y miserable y no tuvo hijos legítimos ni bastardos alguno, ni mujer ni hombre. Y fue casado con Chuqui Llanto, coya.

Y murió de edad de veinte y cinco años en el asiento de Andamarca a manos de su enemigo. Hicieron justicia los capitanes Challco Chima Inca, Quis Quis Inca por mandato de su hermano bastardo Atagualpa Inca. Y, que teniendolo preso, le hacían burla. Le dieron a comer basura y suciedad de persona y de perros. Y por chicha le dieron de beber meados de carnero y de personas. Y por coca le presentaron petaquillas de hoja de chillca [una mata] y por llipta [ceniza para mascar con coca] le dieron suciedad de persona majado. Chocarreaban con él. Y así, después de haber muerto Uascar Inca, fueron a la ciudad del Cuzco y  mataron a todos sus linajes incas, auquiconas y ñustas hasta las dichas preñadas.

Doscientos y ciento y cincuenta años duraron sus vidas porque tenían una orden y regla de vivir y criar sus hijos. Cuando muchacho no le dejaba comer cosa de sebo ni cosa de miel ni ají ni sal ni vinagre ni le dejaban beber chicha ni dormía con mujer hasta tener cincuenta años ni se sangraba. Y se purgaba cada mes con tres pares de bilca tauri [purgante de Tawri] y otro tanto que pesase de maca [tubérculo] y tomaba por la boca la mitad y la mitad se echaba melecina; con esto aumentó salud y vida. Hasta treinta años no tenía mujer ni marido ni cargo y así tenían mucha fuerza.

Acabas de ver desde el comienzo de Manco Capac Inca hasta que se acabó el legítimo Uascar Inca. ¡O perdido Inca!, así te quiero decir porque desde que entraste fuiste idólatra, enemigo de Dios porque no has seguido la ley antigua de conocer al señor y criador Dios, hacedor de los hombres y del mundo, que es lo que llamaron los indios antiguos Pacha Capac [creador del universo], dios Runa Rurac [hacedor del hombre]. Que así lo conocieron que así lo decía los primeros Capac Apo Incas antiguos.

Así lo llamaron a Dios que es lo que entró en los corazones de vosotros y de vuestra abuela Mama Uaco, coya, Manco Capac Inca. Entró los demonios, mala serpiente, y te a hecho maestro y heroniaco idólatra, guaca mucha [adorador]. Y te a puesto y enpremido la ley de idólatra y ceremonias, aunque no la hicisteis dejar los diez mandamientos y las buenas obras de misericordia. Así dejaras la idolatrìa y tomaras lo de Dios que fuera de vosotros; fuera de grandes santos del mundo. Y desde ahora servíras a Dios y a la virgen María y a sus santos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS