28 agosto 2011

PARTE TERCERA - LA GNOSIS Y LA DISOLUCION DEL YO

CAPITULO XXIII
LA MATERNIDAD

La vida del ser humano comienza como una simple célula sujeta, como es natural, al tiempo extraordinariamente rápido de las células vivientes.

Concepción, gestación, nacimiento, es siempre el trío maravilloso y formidable con que comienza la vida de cualquier criatura.


El YO es memoria.

La concepción humana se inicia con tiempos extraordinariamente veloces, pero a través de los distintos procesos de la vida se van haciendo cada vez más y más lentos.

A muchos lectores les conviene recordar la relatividad del tiempo. El insignificante insecto que sólo vive unas cuantas horas en una tarde de verano, parece como si casi no viviera, más vive realmente todo lo que un hombre vive en ochenta años, lo que sucede es que vive rápidamente, un hombre vive en ochenta años todo lo que vive un planeta en millones de años.


El mundo maravilloso de los Genes constituye una zona intermedia entre el mundo tridimensional y el mundo de la cuarta dimensión.

En los Genes se encuentran los átomos de la herencia. El YO PSICOLÓGICO de nuestros antepasados, viene a impregnar el huevo fecundado.

En esta era de Electro-técnica y ciencia atómica, de ninguna manera resulta exagerado afirmar que la huella electro-magnética dejada por un antepasado que exhaló su último aliento haya venido a imprimirse en los Genes y cromosomas del huevo fecundado por un descendiente.

El sendero de la vida está formado con las huellas de los cascos del caballo de la muerte.

Durante el curso de la existencia, diferentes tipos de energía fluyen por el organismo humano; cada tipo de energía tiene su propio sistema de acción, cada tipo de energía se manifiesta a su tiempo y a su hora.


Es a todas luces perfectamente claro que la IMAGINACIÓN CONSCIENTE es radicalmente distinta a eso que se llama IMAGINACIÓN MECÁNICA, SUBJETIVA, INFRACONSCIENTE. SUBCONSCIENTE.


No debemos olvidar jamás la íntima relación existente entre SEXO e IMAGINACIÓN.

A través de la meditación de fondo debemos transformar todo tipo de imaginación mecánica y toda forma de SUB-IMAGINACIÓN e INFRA-IMAGINACIÓN AUTOMÁTICA, en IMAGINACIÓN CONSCIENTE, objetiva.

La IMAGINACIÓN OBJETIVA es en sí misma esencialmente creadora, sin ella el inventor no hubiera podido concebir el teléfono, el radio, el avión, etc.

La IMAGINACIÓN de la MUJER en estado de preñez es fundamental para el desarrollo del feto. Está demostrado que toda madre puede con su IMAGINACIÓN alterar la psiquis del feto.

Es urgente que la mujer en estado de preñez contemple bellos cuadros, sublimes paisajes, y escuche música clásica y palabras armoniosas, así puede operar sobre la psiquis de la criatura que lleva en sus entrañas armoniosamente.

La mujer en estado de preñez no debe beber alcohol, ni fumar, ni contemplar lo feo, lo desagradable porque todo esto es perjudicial para el desarrollo armonioso de la criatura.

Hay que saber disculpar todos los caprichos y errores de la mujer preñada.

Muchos hombres intolerantes y faltos de comprensión verdadera, se enojan e injurian a la mujer en estado de preñez. Las amarguras de ésta, las aflicciones causadas por el marido falto de caridad, repercuten sobre el feto en estado de gestación, no sólo física sino psíquicamente.

Teniendo en cuenta el poder de la imaginación creadora, es lógico afirmar que la mujer en estado de preñez, no debe contemplar lo feo, lo desagradable, lo inarmónico, lo asqueante, etc.

Ha llegado la hora en que los gobiernos deben preocuparse por resolver los grandes problemas relacionados con la maternidad.


Estos estados infrahumanos de la sociedad actual, esta crueldad y falta de responsabilidad de los gobernantes y de los pueblos nos están indicando con toda claridad que todavía la democracia no existe.

Los hospitales con sus salas de maternidad todavía no han resuelto el problema, porque a dichos hospitales sólo pueden llegar las mujeres cuando ya se acerca el parto.

Se necesitan con urgencia hogares colectivos, verdaderas ciudades jardín dotadas de salones y residencias para las mujeres en estado de embarazo pobres de solemnidad, clínicas y kinders para los hijos de éstas.

Estos hogares colectivos son alojamiento para las mujeres pobres de solemnidad en estado de embarazo, llenos de toda clase de comodidades, flores, música, armonía, belleza, etc., solucionarían totalmente el gran problema de la maternidad.

Debemos comprender que la sociedad humana es una gran familia y que no existe problema ajeno porque todo problema en una u otra forma afecta dentro de su respectivo círculo a todos los miembros de la sociedad. Es absurdo discriminar a las mujeres preñadas por el hecho de ser pobres de solemnidad. Es criminoso subestimarlas, despreciarlas o arrinconarlas en un asilo de indigentes.

En esta sociedad en que vivimos no puede haber hijos y entenados, porque todos somos humanos y tenemos los mismos derechos.




CAPITULO XXIV
LA PERSONALIDAD HUMANA

Un hombre nació, vivió sesenta y cinco años y murió. ¿Pero dónde se encontraba antes de 1900 y dónde podrá estar después de 1965? La ciencia oficial nada sabe sobre todo esto. Esta es la formulación general de todas las cuestiones sobre la vida y la muerte.

Axiomáticamente podemos afirmar: "EL HOMBRE MUERE PORQUE SU TIEMPO TERMINA, NO EXISTE NINGÚN MAÑANA PARA LA PERSONALIDAD DEL MUERTO".

Cada día es una onda del tiempo, cada mes es otra onda del tiempo, cada año es también otra onda del tiempo y todas estas ondas encadenadas en su conjunto constituyen la GRAN ONDA DE LA VIDA.

El tiempo es redondo y la vida de la PERSONALIDAD HUMANA es una curva cerrada.

La vida de la PERSONALIDAD HUMANA se desarrolla en su tiempo, nace en su tiempo y muere en su tiempo, jamás puede existir más allá de su tiempo.

Esto del tiempo es un problema que ha sido estudiado por muchos sabios. Fuera de toda duda el tiempo es la CUARTA DIMENSIÓN.

La Geometría de EUCLIDES sólo es aplicable al mundo TRIDIMENSIONAL pero el mundo tiene siete dimensiones y la CUARTA es el TIEMPO.

La mente humana concibe la ETERNIDAD como la prolongación del tiempo en línea recta, nada puede estar más equivocado que este concepto porque la ETERNIDAD es la QUINTA DIMENSIÓN.

Cada momento de la existencia se sucede en el tiempo y se repite eternamente.

La muerte y la VIDA son dos extremos que se tocan. Una vida termina para el hombre que muere pero empieza otra. Un tiempo termina y otro comienza, la muerte se halla íntimamente vinculada al ETERNO RETORNO.

Esto quiere decir que tenemos que retornar, regresar a este mundo después de muertos para repetir el mismo drama de la existencia, más si, la PERSONALIDAD humana perece con la muerte, ¿quién o qué es lo que retorna?

Es necesario aclarar de una vez y para siempre que el YO es el que continúa después de la muerte, que el YO es quien retorna, que el YO es quien regresa a este valle de lagrimas.

Es necesario que nuestros lectores no confundan la Ley del RETORNO con la Teoría de la REENCARNACIÓN enseñada por la TEOSOFÍA MODERNA.

La citada teoría de la REENCARNACIÓN tuvo su origen en el culto de KRISHNA que es una RELIGIÓN INDOSTANÍ de tipo Védico, desgraciadamente retocada y adulterada por los reformadores.

En el culto auténtico original de Krishna, sólo los Héroes, los Guías, aquellos que ya poseen INDIVIDUALIDAD SAGRADA, son los únicos que se reencarnan.

EL YO PLURALIZADO RETORNA, regresa mas esto no es REENCARNACIÓN. Las masas, las multitudes RETORNAN, pero eso no es REENCARNACIÓN.

La idea del RETORNO de las cosas y los fenómenos, la idea de la repetición eterna no es muy antigua y podemos encontrarla en la SABIDURÍA PITAGÓRICA y en la antigua cosmogonía del INDOSTÁN.

El eterno retorno de los Días y Noches de BRAHMA, la repetición incesante de los KALPAS, etc., están invariablemente asociados en forma muy íntima a la Sabiduría Pitagórica y a la Ley de RECURRENCIA eterna o eterno RETORNO.

Gautama el BUDHA enseñó muy sabiamente la DOCTRINA del ETERNO RETORNO y la rueda de vidas sucesivas, pero su DOCTRINA fue muy adulterada por sus seguidores.

Todo RETORNO implica desde luego la fabricación de una nueva PERSONALIDAD HUMANA, ésta se forma durante los primeros siete años de la infancia.

El ambiente de familia, la vida de la calle y la Escuela, dan a la PERSONALIDAD HUMANA, su tinte original característico.

EL EJEMPLO de los mayores es definitivo para la personalidad infantil.

El niño aprende más con el ejemplo que con el precepto. La forma equivocada de vivir, el ejemplo absurdo, las costumbres degeneradas de los mayores, dan a la personalidad del niño ese tinte peculiar escéptico y perverso de la época en que vivimos.

En estos tiempos modernos el adulterio se ha vuelto más común que la papa y la cebolla y como es apenas lógico esto origina escenas dantescas dentro de los hogares.

Son muchos los niños que por estos tiempos tienen que soportar llenos de dolor y resentimientos, los látigos y palos del padrastro o de la madrastra. Es claro que en esa forma la PERSONALIDAD del niño se desarrolla dentro del marco del dolor, el rencor y el odio.

Existe un dicho vulgar que dice: "El hijo ajeno huele a feo en todas partes". Naturalmente en esto también hay excepciones pero estas se pueden contar con los dedos de la mano y sobran dedos.

Los altercados entre el padre y la madre por cuestión de celos, el llanto y los lamentos de la madre afligida o del marido oprimido, arruinado y desesperado, dejan en la PERSONALIDAD del niño una marca indeleble de profundo dolor y melancolía que jamás sé olvida durante toda la vida.

En las casas elegantes las orgullosas señoras maltratan a sus criadas cuando éstas se van al salón de belleza o se pintan la cara. El orgullo de las señoras se siente mortalmente herido.

El niño que ve todas estas escenas de infamia se siente lastimado en lo más hondo ya sea que se ponga de parte de su madre soberbia y orgullosa, o de parte de la infeliz criada vanidosa y humillada y el resultado suele ser catastrófico para la PERSONALIDAD INFANTIL.

Desde que se inventó la televisión se ha perdido la unidad de la familia. En otros tiempos el hombre llegaba de la calle y era recibido por su mujer con mucha alegría. Hoy en día ya la mujer no sale a recibir a su marido a la puerta porque está ocupada viendo televisión.

Dentro de los hogares modernos el padre, la madre, los hijos, las hijas, parecen autómatas inconscientes ante la pantalla de televisión.

Ahora el marido no puede comentar con una mujer absolutamente nada con los problemas del día, el trabajo, etc., etc. porque ésta parece sonámbula viendo la película de ayer, las escenas dantescas de Al Capone, el último baile de la nueva ola, etc. etc. etc.

Los niños levantados en este nuevo tipo de hogar ultramoderno sólo piensan en cañones, pistolas, ametralladoras de juguete para imitar y vivir a su modo todas las escenas dantescas del crimen tal como las han visto en la pantalla de televisión.

Es lástima que éste invento maravilloso de la televisión sea utilizado con propósitos destructivos. Si la humanidad utilizara éste invento en forma dignificante ya para estudiar las ciencias naturales, ya para enseñar el verdadero arte regio de la MADRE NATURA, ya para dar sublimes enseñanzas a las gentes, entonces este invento sería una bendición para la humanidad, podría utilizarse inteligentemente para cultivar la personalidad humana.

Esa todas luces absurdo nutrir la PERSONALIDAD INFANTIL con música arrítmica, inarmónica, vulgar. Es estúpido nutrir la PERSONALIDAD de los niños, con cuentos de ladrones y policías, escenas de vicio y prostitución, dramas de adulterio, pornografía, etc.

El resultado de semejante proceder lo podemos ver en los Rebeldes sin Causa, los asesinos prematuros, etc.

Es lamentable que las madres azoten a sus niños, les den de palos, les insulten con vocablos descompuestos y crueles. El resultado de semejante conducta es el resentimiento, el odio, la pérdida del amor, etc.

En la práctica hemos podido ver que los niños levantados entre palos, látigos y gritos, se convierten en personas vulgares llenas de patanerías y faltas de todo sentido de respeto y veneración.

Es urgente comprender la necesidad de establecer un verdadero equilibrio dentro de los hogares.

Es indispensable saber que la dulzura y la severidad deben equilibrarse mutuamente en los dos platillos de la balanza de la justicia.

EL PADRE representa la SEVERIDAD, La MADRE representa la DULZURA. El Padre personifica la SABIDURÍA. La MADRE simboliza el AMOR.

SABIDURÍA y AMOR, SEVERIDAD y DULZURA se equilibran mutuamente en los dos platillos de la balanza cósmica.

Los Padres y Madres de familia deben equilibrarse mutuamente para bien de los hogares.

Es urgente, es necesario, que todos los Padres y Madres de familia comprendan la necesidad de sembrar en la mente infantil los VALORES ETERNOS del ESPÍRITU.

Es lamentable que los niños modernos ya no posean el sentido de VENERACIÓN, esto se debe a los cuentos de vaqueros, ladrones y policías, la televisión, el cine, etc., han pervertido la mente de los niños.

La PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA del MOVIMIENTO GNÓSTICO, en forma clara y precisa hace una distinción de fondo entre el EGO y la ESENCIA.

Durante los tres o cuatro primeros años de vida, sólo se manifiesta en el niño la belleza de la ESENCIA, entonces el niño es tierno, dulce, hermoso en todos sus aspectos Psicológicos.

Cuando el EGO comienza a controlar la tierna personalidad del niño toda esa belleza de la ESENCIA va desapareciendo y en su lugar afloran entonces los defectos Psicológicos propios de todo ser humano.

Así como debemos hacer distinción entre EGO y ESENCIA, también es necesario distinguir entre PERSONALIDAD y ESENCIA.

El Ser humano nace con la ESENCIA mas no nace con la PERSONALIDAD, esta última es necesario crearla.

PERSONALIDAD y ESENCIA deben desarrollarse en forma armoniosa y equilibrada.

En la práctica hemos podido verificar que cuando la PERSONALIDAD se desarrolla exageradamente a expensas de la ESENCIA, el resultado es el BRIBÓN.

La observación y la experiencia de muchos años nos han permitido comprender que cuando la ESENCIA se desarrolla totalmente sin atender en lo más mínimo el cultivo armonioso de la PERSONALIDAD, el resultado es el místico sin intelecto, sin personalidad, noble de corazón pero inadaptado, incapaz.

El desarrollo ARMONIOSO de PERSONALIDAD y ESENCIA da por resultado hombres y mujeres geniales.

En la ESENCIA tenemos todo lo que es propio, en la PERSONALIDAD todo lo que es prestado.

En la ESENCIA tenemos nuestras cualidades innatas, en la PERSONALIDAD tenemos el ejemplo de nuestros mayores, lo que hemos aprendido en el Hogar, en la Escuela, en la Calle.

Es urgente que los niños reciban alimento para la ESENCIA y alimento para la PERSONALIDAD.

La ESENCIA se alimenta con ternura, cariño sin límites, amor, música, flores, belleza, armonía, etc.

La PERSONALIDAD debe alimentarse con el buen ejemplo de nuestros mayores, con la sabia enseñanza de la escuela, etc.

Es indispensable que los niños ingresen a primarias a la edad de siete años previo paso por el kinder.

Los niños deben aprender las primeras letras jugando, así el estudio se hace para ellos, atractivo, delicioso, feliz.

La EDUCACIÓN FUNDAMENTAL enseña que desde el mismo KINDER o jardín para niños, debe atenderse en forma especial cada uno de los tres aspectos de la PERSONALIDAD HUMANA, conocidos como pensamiento, sentimiento y acción, así la personalidad del niño se desarrolla en forma armoniosa y equilibrada.

La cuestión de la creación de la PERSONALIDAD del niño y su desarrollo, es de gravísima responsabilidad para PADRES DE FAMILIA y MAESTROS DE ESCUELA.

La calidad de la PERSONALIDAD HUMANA depende exclusivamente del tipo de material Psicológico con el cual fue creada y alimentada.

Alrededor de PERSONALIDAD, ESENCIA, EGO o YO, existe entre los estudiantes de PSICOLOGÍA mucha confusión.

Algunos confunden a la PERSONALIDAD con la ESENCIA y otros confunden al EGO o YO con la ESENCIA.

Es necesario aclarar que no es la PERSONALIDAD lo que tenemos que disolver.

Es urgente saber que necesitamos desintegrar el EGO, el Mi MISMO, el YO, reducirlo a polvareda cósmica.

La PERSONALIDAD es tan sólo un vehículo de acción, un vehículo que fue necesario crear, fabricar.

En el mundo existen CALIGULAS, ATILAS, HITLERES, etc. Todo tipo de personalidad por perversa que ella haya sido, puede transformarse radicalmente cuando el EGO o YO se disuelva totalmente.

Esto de la Disolución del EGO o YO confunde y molesta a muchos Seudo-Esoteristas. Estos están convencidos de que el EGO es DIVINO, ellos creen que el EGO o YO es el mismo SER, la MONADA DIVINA, etc.

Es necesario, es urgente, es inaplazable comprender que el EGO o YO nada tiene de DIVINO.

EL EGO o YO es el SATÁN de la BIBLIA, manojo de recuerdos, deseos, pasiones, odios, resentimientos, concupiscencias, adulterios, herencia de familia, razas, nación, etc. etc. etc.

Muchos afirman en forma estúpida que en nosotros existe un YO SUPERIOR o DIVINO y UN YO INFERIOR.

SUPERIOR e INFERIOR son siempre dos secciones de una misma cosa. YO SUPERIOR, YO INFERIOR, son dos secciones del mismo EGO.

EL SER DIVINAL, la MONADA, el INTIMO, nada tiene que ver con ninguna forma del YO. EL SER es el SER y eso es todo. La Razón de SER es el mismo SER.

La PERSONALIDAD en sí misma sólo es un vehículo y nada más. A través de la personalidad puede manifestarse el EGO o el SER, todo depende de nosotros mismos.

ES URGENTE disolver el YO, el EGO, para que sólo se manifieste a través de nuestra PERSONALIDAD, la ESENCIA PSICOLÓGICA de nuestro VERDADERO SER.

Es indispensable que los EDUCADORES comprendan plenamente la necesidad de cultivar armoniosamente los tres aspectos de la PERSONALIDAD HUMANA.

Un perfecto equilibrio entre personalidad y ESENCIA, un desarrollo armonioso del PENSAMIENTO, EMOCIÓN y MOVIMIENTO, una ÉTICA REVOLUCIONARIA, constituyen los basamentos de la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL.








CAPITULO XXV
LA ADOLESCENCIA

Ha llegado el momento de abandonar en forma definitiva el falso pudor y los prejuicios relacionados con el problema sexual.

Es necesario comprender en forma clara y precisa el problema sexual de los adolescentes de ambos sexos.

A los catorce años de edad aparece en el organismo del adolescente la energía sexual que fluye entonces avasalladoramente por el sistema neuro-simpático.

Este tipo especial de energía transforma el organismo humano, modificando la voz en el varón y originando la función ovárica en la mujer.

El organismo humano es una auténtica fábrica que transforma elementos groseros en finas substancias vitales.

Los alimentos que llevamos al estómago pasan múltiples trasformaciones y refinamientos hasta culminar definitivamente en esa sustancia semi-sólida, semi-líquida mencionada por Paracelso con el terminó de Ens-Seminis (Entidad del Semen).

Ese vidrio líquido, flexible, maleable, ese esperma, contiene en sí mismo, en forma potencial todos los gérmenes de la vida.

El Gnosticismo reconoce en el esperma el CAOS de donde surge con vehemencia la vida.

Los viejos Alquimistas medioevales tales como Paracelso, Sendivogius, Nicolás Flamel, Raimundo Lulio, etc., estudiaron con profunda veneración el ENS-SEMINIS o mercurio de la filosofía secreta.

Este VITRIOLO, es un verdadero elixir elaborado inteligentemente por la naturaleza dentro de las vesículas seminales.

En este mercurio de la antigua sabiduría, en este semen, se encuentran realmente todas las posibilidades de la existencia.

Es lamentable que muchos jóvenes por falta de verdadera orientación psicológica se entreguen al vicio de la masturbación o se desvíen lamentablemente por el sendero infra-sexual del homosexualismo.

A los niños y a los jóvenes se les da información intelectual sobre muchos temas y se les encarrila por la vía del deportismo cuyo abuso acorta la vida miserablemente, pero desgraciadamente al aparecer la energía sexual con la cual se inicia la adolescencia, tanto padres de familia como maestros de escuela, basados en un falso puritanismo y en una moral estúpida, resuelven callar criminosamente.

Hay silencios delictuosos y existen palabras infames. Callar sobre el problema sexual es un delito. Hablar equivocadamente sobre el problema sexual constituye también otro delito.

Si los padres y maestros callan, los pervertidos sexuales hablan y las víctimas vienen a ser los adolescentes inexpertos.

Si el adolescente no puede consultar a padres ni a maestros, consultará entonces a sus compañeros de escuela posiblemente ya desviados por el camino equivocado. El resultado no se deja esperar por mucho tiempo y el nuevo adolescente siguiendo falsos consejos se entregará al vicio de la masturbación o se desviará por el camino del homosexualismo.

El vicio de la masturbación arruina totalmente la potencia cerebral. Es necesario saber que existe una íntima relación entre el semen y el cerebro. Es necesario cerebrizar el semen. Es necesario seminizar el cerebro.

El cerebro se seminiza transmutando la energía sexual, sublimizándola, convirtiéndola en potencia cerebral.

En esta forma queda el semen cerebrizado y el cerebro seminizado.

La ciencia Gnóstica estudia a fondo la endocrinología y enseña métodos y sistemas para transmutar las energías sexuales, pero este es asunto que no encaja dentro de este libro.

Si el lector quiere información sobre Gnosticismo debe estudiar nuestros libros Gnósticos e ingresar a nuestros estudios.

Los adolescentes deben sublimar las energías sexuales cultivando el sentido estético, aprendiendo la música, la escultura, la pintura, realizando excursiones a las altas montañas, etc.

¡Cuántos rostros que hubieran podido ser bellos se marchitan!
¡Cuantos cerebros se degeneran! Todo por falta de un grito de alerta en el momento oportuno.

El vicio de la masturbación, tanto en jóvenes como en señoritas se ha vuelto más común que el lavarse las manos.

Los manicomios están llenos de hombres y mujeres que arruinaron su cerebro en el asqueante vicio de la masturbación. El destino de los masturbadores es el manicomio.

El vicio del homosexualismo tiene podridas las raíces de ésta raza caduca y perversa.

Parece increíble que en países como Inglaterra que presumen de cultos y súper-civilizados, existan libremente los cines donde se exhiben películas de tipo homosexual.

Parece increíble que sea precisamente en Inglaterra donde ya se hacen esfuerzos por legalizar oficialmente matrimonios de tipo homosexual.

En las grandes metrópolis del mundo existen actualmente prostíbulos y clubes de tipo homosexual.

La cofradía tenebrosa de los enemigos de la mujer, hoy en día tiene organizaciones pervertidas que asombran por su fraternidad degenerada.

A muchos lectores podrá sorprenderlos demasiado esto de la "fraternidad degenerada" pero no debemos olvidar que en todos los tiempos de la historia han existido siempre diversas hermandades del delito.

La cofradía morbosa de los enemigos de la mujer, es fuera de toda duda una hermandad del delito.

Los enemigos de la mujer ocupan siempre o casi siempre los puestos claves dentro de la colmena burocrática.

Cuando un homosexual va a la cárcel, bien pronto queda libre debido a la influencia oportuna de los hombres claves de la cofradía del delito.

Si un afeminado cae en desgracia, bien pronto recibe auxilios económicos de todos los siniestros personajes de la Cofradía del delito.

Los miembros tenebrosos del homosexualismo se reconocen entre si por el uniforme que ostentan.

Asombra saber que los maricones usan uniforme, pero así es. El uniforme de los homosexuales corresponde a toda moda que se inicia. Los maricones inician toda nueva moda. Cuando una moda se vuelve común, entonces ellos inician otra. En esta forma el uniforme de la cofradía del delito es siempre nuevo.

Todas las grandes ciudades del mundo, hoy en día tienen millones de homosexuales.

El vicio del homosexualismo inicia su marcha vergonzosa durante la adolescencia.

Muchas escuelas de adolescentes varones y señoritas son verdaderos prostíbulos de tipo homosexual.

Millones de señoritas adolescentes marchan resueltamente por el tenebroso camino de los enemigos del hombre.

Millones de adolescentes de sexo femenino son homosexuales. La cofradía del delito entre el homosexualismo femenino es tan fuerte, como la cofradía del delito entre el sexo masculino.

Es urgente abandonar radicalmente y en forma definitiva el falso pudor y señalar a los adolescentes de ambos sexos francamente todos los misterios sexuales. Sólo así podrán encaminarse las nuevas generaciones por la senda de la REGENERACIÓN.






CAPITULO XXVI
LA JUVENTUD
La juventud se divide en dos períodos de a siete años cada uno. El primer período comienza a los 21 años de edad y concluye a los 28. El segundo período se inicia a los 28 y termina a los 35.

Los basamentos de la juventud se encuentran en el hogar, la escuela y la calle.

La juventud levantada sobre la base de la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL resulta de hecho EDIFICANTE y esencialmente DIGNIFICANTE.

La juventud levantada sobre cimientos falsos es por consecuencia lógica un camino equivocado.

La mayoría de los hombres emplean la primera parte de la vida en hacer miserable el resto de ella.

Los jóvenes por un concepto equivocado de falsa hombría, suelen caer en brazos de las prostitutas.

Los excesos de la juventud son letras giradas contra la vejez pagaderas con intereses bien caros a treinta años fecha.

Sin EDUCACIÓN FUNDAMENTAL la juventud resulta una embriaguez perpetua: es la fiebre de error, el licor y la pasión animal.

Todo lo que el hombre ha de ser en su vida se encuentra en estado potencial durante los primeros treinta años de existencia.

De todas las grandes acciones humanas de que tengamos conocimiento, tanto en épocas anteriores como en la nuestra, la mayor parte de ellas han sido iniciadas antes de los treinta años.

El hombre que ha llegado a los treinta años se siente a veces como si saliera de una gran batalla en que ha visto caer a multitud de compañeros uno tras otro.

A los treinta años los hombres y las mujeres han perdido ya toda su vivacidad y su entusiasmo y si fracasan en sus primeras empresas, se llenan de pesimismo y abandonan la partida.

Las ilusiones de la madurez suceden a las ilusiones de la juventud. Sin Educación Fundamental la herencia de la vejez suele ser la desesperación.

La Juventud es fugaz. La belleza es el esplendor de la juventud, pero es ilusoria, no dura.

La Juventud tiene el Genio vivo y el Juicio débil. Raros en la vida son los jóvenes de Juicio fuerte y Genio vivo.

Sin EDUCACIÓN FUNDAMENTAL los jóvenes resultan pasionales, borrachos, bribones, mordaces, concupiscentes, lujuriosos, glotones, codiciosos, envidiosos, celosos, matones, ladrones, orgullosos, perezosos, etc.

La Mocedad es un Sol de verano que pronto se oculta. A los jóvenes les encanta malgastar los valores vitales de la mocedad.

Los Viejos cometen el error de explotar a los jóvenes y conducirlos a la guerra.

La gente joven puede transformarse y transformar el Mundo si se orienta por la senda de la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL.

En la juventud estamos llenos de ilusiones que sólo nos conducen al desencanto.

El YO aprovecha el fuego de la juventud para robustecer y hacerse poderoso.

El Yo quiere satisfacciones pasionales a cualquier precio, aún cuando la vejez sea totalmente desastrosa.

A la gente joven sólo le interesa entregarse en brazos de la fornicación, el vino, y los placeres de toda especie.

No quieren darse cuenta los jóvenes de que ser esclavos del placer es propio de meretrices pero no de los hombres verdaderos.

Ningún placer dura lo suficiente. La sed de placeres es la dolencia que más despreciables hace a los ANIMALES INTELECTUALES. El gran poeta de habla española Jorge Manrique, dijo: "Cuan presto se va el placer, cómo después de acordado, da dolor, cómo a nuestro parecer cualquier tiempo pasado fue mejor".

Aristóteles, hablando sobre el placer dijo: "Cuando se trata de juzgar el placer los hombres no somos jueces imparciales".

EL ANIMAL INTELECTUAL goza justificando el placer. Federico el Grande no tuvo inconveniente en afirmar enfáticamente: "EL PLACER ES EL BIEN MAS REAL DE ESTA VIDA".

El dolor más intolerable es el producido por la prolongación del placer más intenso.

Los jóvenes calaveras abundan como la mala hierba. El YO calavera siempre justifica el placer.

El calavera CRÓNICO aborrece el Matrimonio o prefiere aplazarlo. Grave cosa es aplazar el Matrimonio con el pretexto de gozar de todos los placeres de la tierra.

Absurdo es acabar con la vitalidad de la juventud y luego casarse, las víctimas de semejante estupidez son los hijos.

Muchos hombres se casan porque están cansados, muchas mujeres se casan por curiosidad y el resultado de semejantes absurdos es siempre la decepción.

Todo hombre sabio ama de verdad y con todo el corazón a la mujer que ha elegido.

Debemos siempre casarnos en la juventud si es que de verdad no queremos tener una vejez miserable.

Para todo hay tiempo en la vida. Que un joven se case es lo normal, pero que un anciano se case es la estupidez.

Los jóvenes deben casarse y saber formar su hogar. No debemos olvidar que el monstruo de los celos destruye los hogares.

Salomón dijo: "Los celos son crueles como la tumba; sus brasas son brasas de fuego".

La raza de los ANIMALES INTELECTUALES es celosa como los perros. Los celos son totalmente ANIMALES.

El hombre que cela a una mujer no sabe con quien cuenta. Mejor es no celarla para saber qué clase de mujer tenemos.

El venenoso griterío de una mujer celosa resulta más mortífero que los colmillos de un perro rabioso.

Es falso decir que donde hay celos hay amor. Los celos jamás nacen del amor, el amor y los celos son incompatibles. El origen de los celos se encuentra en el temor.

El YO justifica los celos con razones de muchas especies. El YO teme perder el ser amado.

Quien quiera de Verdad disolver el YO debe siempre estar dispuesto a perder lo más amado.

En la práctica hemos podido evidenciar después de muchos años de observación, que todo solterón libertino se convierte en marido celoso.

Todo hombre ha sido terriblemente fornicario.

El hombre y la mujer deben estar unidos en forma voluntaria y por amor, mas no por temor y celos.

Ante la GRAN LEY el hombre debe responder por su conducta y la mujer por la suya. El marido no puede responder por la conducta de la mujer ni la mujer puede responder por la conducta de su marido. Responda cada cual por su propia conducta y disuélvanse los celos.

El problema básico de la juventud es él Matrimonio.

La joven coquetona con varios novios se queda solterona porque tanto unos como otros se desilusionan de ella.

Es necesario que las jóvenes sepan conservar su novio si es que de verdad quieren casarse.

Es necesario no confundir el AMOR con la PASIÓN. Los jóvenes enamorados y las muchachas, no saben distinguir entre el amor y la pasión.

Es urgente saber que la PASIÓN es un veneno que engaña a la mente y al corazón.

Todo hombre apasionado y toda mujer apasionada podrían hasta jurar con lágrimas de sangre que están verdaderamente enamorados.

Después de satisfecha la pasión animal, el castillo de naipes se va al suelo.

El fracaso de tantos y tantos matrimonios se debe a que se casaron por pasión animal, mas no por AMOR.

El paso más grave que damos durante la juventud es el Matrimonio y en las Escuelas, Colegios y Universidades se debería preparar a los jóvenes y a las señoritas para este importante paso.

Es lamentable que muchos jóvenes y señoritas se casen por interés económico o meras conveniencias sociales.

Cuando el Matrimonio se realiza por pasión animal o por conveniencias sociales o interés económico, el resultado es el fracaso.

Son muchas las parejas que fracasan en el matrimonio por incompatibilidad de caracteres.

La mujer que se casa con un joven celoso, iracundo, furioso, se convertirá en la víctima de un verdugo.

El joven que se casa con una mujer celosa, furiosa, iracunda, es claro que tendrá que pasar su vida en un infierno.

Para que haya verdadero amor entre dos seres, es urgente que no exista pasión animal, es indispensable disolver el YO de los celos, es necesario desintegrar la ira, es básico un desinterés a toda prueba.

EL YO daña los hogares, el MI MISMO destruye la armonía. Si los jóvenes y las señoritas estudian nuestra EDUCACIÓN FUNDAMENTAL y se proponen disolver el YO, es claro a todas luces que podrán hallar la senda del MATRIMONIO PERFECTO.

Sólo disolviendo el EGO podrá haber verdadera felicidad en los hogares. A los jóvenes y señoritas que quieran ser felices en el matrimonio les recetamos estudiar a fondo nuestra EDUCACIÓN FUNDAMENTAL y disolver el YO.

Muchos Padres de familia celan a las hijas espantosamente y no quieren que éstas tengan novio. Semejante proceder es absurdo ciento por ciento porque las muchachas necesitan tener novio y casarse.

El resultado de semejante falta de comprensión son los novios a escondidas, en la calle, con el peligro siempre de caer en manos del galán seductor.

Las jóvenes deben tener siempre libertad para tener su novio, mas debido a que todavía no han disuelto el YO, es conveniente no dejarlas a solas con el novio.

Los jóvenes y las señoritas deben tener libertad para hacer sus fiestas en casa. Las sanas distracciones no perjudican a nadie y la Juventud necesita tener distracciones.

Lo que perjudica a la juventud es el licor, el cigarrillo, la fornicación, las orgías, el libertinaje, las cantinas, los cabarets, etc.

Las fiestas de familia, los bailes decentes, la buena música, los paseos al campo, etc., no pueden perjudicar a nadie.

La mente daña el amor. Muchos jóvenes han perdido la oportunidad de contraer matrimonio con magníficas mujeres debido a sus temores económicos, a los recuerdos del ayer, a las preocupaciones por el mañana.

El miedo a la vida, al hambre, a la miseria, y los vanos proyectos de la mente, se convierten en la causa fundamental de todo aplazamiento nupcial.

Muchos son los jóvenes que se proponen no contraer nupcias hasta tanto no posean determinada cantidad de dinero, casa propia, coche último modelo y mil tonterías más como si todo eso fuese la felicidad.

Es lamentable que esa clase de varones pierdan bellas oportunidades matrimoniales por causa del miedo a la vida, a la muerte, al qué dirán, etc.

Semejante clase de hombres se quedan solterones para toda su vida o se casan ya demasiado tarde, cuando ya no les queda tiempo para levantar una familia y educar a sus hijos.

Realmente todo lo que necesita un varón para sostener su mujer y sus hijos es tener una profesión o un oficio humilde, eso es todo.

Muchas jóvenes se quedan solteronas por estar escogiendo marido. Las mujeres calculadoras, interesadas, egoístas, se quedan solteronas o fracasan rotundamente en el matrimonio.

Es necesario que las muchachas comprendan que todo hombre se desilusiona de la mujer interesada, calculadora y egoísta.

Algunas mujeres jóvenes deseosas de pescar marido se pintan la cara en forma exagerada, se depilan las cejas, se encrespan el cabello, se ponen pelucas y ojeras postizas, estas mujeres no comprenden la Psicología varonil.

El varón por naturaleza aborrece a las muñecas pintadas y admira la belleza totalmente natural y la sonrisa ingenua.

El hombre quiere ver en la mujer la sinceridad, la simplicidad, el amor verdadero y desinteresado, la ingenuidad de la naturaleza.

Las señoritas que quieran casarse necesitan comprender a fondo la Psicología del sexo masculino.

El AMOR es el SUMUM de la sabiduría. El amor se alimenta con amor. El fuego de la eterna juventud es amor.





CAPITULO XXVII
LA EDAD MADURA
La edad madura comienza a los treinta y cinco años y termina a los cincuenta y seis años.

El hombre de edad madura debe saber gobernar su casa y orientar sus hijos.

En la vida normal todo hombre de edad madura es jefe de familia. El hombre que no ha formado su hogar y su fortuna durante la juventud y edad madura ya no lo forma, es de hecho un fracasado.

Aquellos que intentan formar hogar y fortuna durante la vejez son verdaderamente dignos de piedad.

El YO de la codicia se va a los extremos y quiere acumular ricas fortunas. El ser humano necesita pan, abrigo y refugio. Es necesario tener pan, una casa propia, vestidos, trajes, abrigos para cubrir al cuerpo, pero no necesita acumular enormes sumas de dinero para poder vivir.

Nosotros no defendemos la riqueza ni la miseria, ambos extremos son condenables.

Muchos son los que se revuelcan entre el lodo de la miseria y también son bastantes los que se revuelcan entre el lodo de la riqueza.

Es necesario poseer una modesta fortuna, es decir, una casa hermosa con bellos jardines, una fuente segura de ingresos, estar siempre bien presentado y no pasar hambres. Esto es lo normal para todo ser humano.

La miseria, el hambre, las enfermedades y la ignorancia no deben jamás existir en ningún país que se precie de culto y civilizado.

Todavía la democracia no existe pero necesitamos crearla. Mientras exista un sólo ciudadano sin pan, abrigo y refugio, la democracia prácticamente no pasa de ser un bello ideal.

Los jefes de familia deben ser comprensivos, inteligentes, jamás bebedores de vino, glotones, borrachos, tiranos, etc.

Todo hombre maduro sabe por experiencia propia que los hijos imitan su ejemplo y que si éste último es equivocado marcara derroteros absurdos a sus descendientes.

Es verdaderamente estúpido que el hombre maduro tenga varias mujeres y viva en borracheras, banqueteos, orgías, etc.

Sobre el hombre maduro pesa la responsabilidad de toda la familia y es claro que si anda por caminos equivocados, traerá mas desórdenes al mundo, más confusión, más amargura.

El padre y la madre deben comprender la diferencia entre los sexos. Es absurdo que las hijas estudien física, química, álgebra, etc. El cerebro de la mujer es diferente al del varón, tales materias están muy de acuerdo con el sexo masculino pero son inútiles y hasta dañosas para la mente femenina.

Es necesario que los padres y madres de familia luchen de todo corazón por promover un cambio vital en todo plan de estudios escolares.

La mujer debe aprender a leer, escribir, tocar el piano, tejer, bordar y en general toda clase de oficios femeninos.

A la mujer debe preparársele desde los mismos bancos de la escuela para la sublime misión que le corresponde como MADRE y como esposa.

Es absurdo dañar el cerebro de las mujeres con complicados y difíciles estudios propios para el sexo masculino.

Es necesario que tanto los padres de familia como los maestros de escuela, colegios y universidades se preocupen mas por traer a la mujer a la feminidad que le corresponde. Es estúpido militarizar a las mujeres, obligarlas a marchar con banderas y tambores por las calles de las ciudades como si fuesen machos.

La mujer debe ser bien femenina y el hombre debe ser bien masculino.

El sexo intermedio, el homosexualismo, es el producto de la degeneración y de la barbarie.

Las señoritas que se dedican a largos y difíciles estudios se vuelven viejas y nadie se casa con ellas.

En la vida moderna es conveniente que las mujeres hagan carreras cortas, cultura de belleza, mecanografía, taquigrafía, costura, pedagogía, etc., etc., etc.

Normalmente la mujer debe únicamente estar dedicada a la vida de hogar, mas debido a la crueldad de esta época en que vivimos, la mujer necesita trabajar para comer y vivir.

En una sociedad verdaderamente culta y civilizada la mujer no necesita trabajar fuera de la casa para poder vivir. Esto de trabajar fuera de casa es crueldad de la peor especie.

El hombre actual degenerado ha creado un falso orden de cosas, y ha hecho perder a la mujer su feminidad, le ha sacado de su casa y la ha convertido en esclava.

La mujer convertida en "marimacho" con intelecto de hombre, fumando cigarrillos y leyendo periódico, semi-desnuda con las faldas arriba de las rodillas o jugando a la canastilla, es el resultado de los hombres degenerados de esta época, la lacra social de una civilización que agoniza.

La mujer convertida en espía moderna, la doctora drogadicta, la mujer campeona del deporte, alcohólica, desnaturalizada que niega el pecho a sus hijos por no perder su belleza, es el síntoma execrable de una civilización falsa.

Ha llegado la hora de organizar el ejército de salvación mundial con hombres y mujeres de buena voluntad que estén de verdad dispuestos a luchar contra ese falso orden de cosas.

Ha llegado la hora de establecer en el mundo una nueva civilización, una nueva cultura.

La mujer es la piedra fundamental del hogar y si esta piedra está mal labrada, llena de aristas y deformaciones de toda especie, el resultado de la vida social será la catástrofe.

El varón es distinto, diferente y por ello puede darse el lujo de estudiar medicina, física, química, matemáticas, derecho, ingeniería, astronomía, etc., etc., etc.

Un colegio militarizado de varones no es absurdo, pero un colegio militarizado de mujeres además de ser absurdo, resulta espantosamente ridículo.

Es asqueante ver a las futuras esposas, las futuras madres que han de llevar el niño entre su pecho, marchando como hombres por las calzadas de la ciudad.

Esto no solamente indica pérdida de la feminidad en el sexo sino además, pone el dedo en la llaga señalando la pérdida de la masculinidad en el hombre.

El hombre de verdad, el hombre bien macho, no puede aceptar jamás un desfile militarizado de mujeres. El escrúpulo masculino, la idiosincrasia psicológica del varón, el pensamiento del hombre, siente verdadero asco por esta clase de espectáculos que demuestran hasta la saciedad la degeneración humana.

Necesitamos que la mujer regrese a su hogar, a su feminidad, a su belleza natural, a su ingenuidad primitiva, y a su verdadera simplicidad. Necesitamos acabar con todo este orden de cosas y establecer sobre la faz de la tierra una nueva civilización y una nueva cultura.

Los padres de familia y los educadores deben saber levantar a las nuevas generaciones con verdadera sabiduría y amor.

Los hijos varones no solamente deben recibir información intelectual y aprender un oficio o recibir el título profesional. Es necesario que los varones conozcan el sentido de la responsabilidad y se encaminen por la senda de la rectitud y del amor consciente.

Sobre los hombros del hombre maduro pesa la responsabilidad de una esposa, de unos hijos y de unas hijas.

El hombre maduro con alto sentido de responsabilidad, casto, sobrio, templado, virtuoso, etc, es respetado por su familia y por todos los ciudadanos.

El hombre maduro que escandaliza a las gentes con sus adulterios, fornicaciones, disgustos, injusticias de todo tipo, se vuelve repugnante para todas las personas y no sólo se causa dolor a sí mismo sino que también amarga a sus familiares y trae dolor y confusión a todo el mundo.

Es necesario que el hombre maduro sepa vivir su época correctamente. Es urgente que el hombre maduro comprenda que la juventud ya pasó.

Es ridículo querer repetir en la madurez los mismos dramas y escenas de la juventud.

Cada época de la vida tiene su belleza, y hay que saber vivirla.

El hombre maduro debe trabajar con suma intensidad antes de que llegue la vejez así como la hormiga actúa en forma previsiva llevando hojas para su hormiguero antes de que llegue el crudo invierno, así también debe actuar con rapidez y previsión el hombre maduro.

Muchos hombres jóvenes gastan miserablemente todos sus valores vitales, y cuando llegan a la edad madura se encuentran feos, horribles, miserables, fracasados.

Es verdaderamente ridículo ver a muchos hombres maduros repitiendo las calaveradas de la juventud sin darse cuenta de que ahora están horribles y que la juventud ya se fue.

Una de las calamidades más grandes de esta civilización que agoniza es el vicio del alcohol.

En la juventud muchos se entregan a la bebida y cuando llega la edad madura no han formado un hogar, no han formado una fortuna, no tienen una profesión lucrativa, viven de cantina en cantina mendigando licor, espantosamente horribles, asqueantes, miserables.

Los jefes de familia y los educadores deben poner especial atención en los jóvenes orientándoles rectamente con el sano propósito de hacer un mundo mejor.






CAPITULO XXVIII
LA VEJEZ
Los primeros cuarenta años de vida nos dan el libro, los treinta siguientes el comentario.

A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a los cuarenta, un camello; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un perro; a los setenta, un mono, y a los ochenta, solamente una voz y una sombra.

El tiempo revela todas las cosas: es un charlatán muy interesante que habla por sí mismo aun cuando no se le esté preguntando nada.

No hay nada hecho por la mano del pobre ANIMAL INTELECTUAL, falsamente llamado hombre, que tarde o temprano el tiempo no destruya.

"FUGIT IRREPARABILE TEMPUS", el tiempo que huye no puede ser reparado.

El tiempo saca a la luz pública todo lo que ahora está oculto y encubre y esconde todo lo que en este momento brilla con esplendor.

La vejez es como el amor, no puede ser ocultada aún cuando se disfrace con los ropajes de la juventud.

La vejez abate el orgullo de los hombres y los humilla, pero una cosa es ser humilde y otra caer humillado.

Cuando la muerte se aproxima, los viejos decepcionados de la vida encuentran que la vejez no es ya una carga.

Todos los hombres abrigan la esperanza de vivir larga vida y llegar a ser viejos y sin embargo la vejez los asusta.

La vejez comienza a los cincuenta y seis años y se procesa luego en períodos septenarios que nos conducen hasta la decrepitud y la muerte.

La tragedia más grande de los viejos estriba, no en el hecho mismo de ser viejos, sino en la tontería de no querer reconocer que lo son y en la estupidez de creerse jóvenes como si la vejez fuera un delito.

Lo mejor que tiene la vejez, es que se encuentra uno muy cerca de la meta.

El YO PSICOLÓGICO, el MI MISMO, el EGO, no mejora con los años y la experiencia; se complica, se vuelve más difícil, más trabajoso, por ello dice el dicho vulgar: "GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA".

El YO PSICOLÓGICO de los viejos difíciles se auto consuela dando bellos consejos debido a su incapacidad para dar feos ejemplos.

Los viejos saben muy bien que la vejez es un tirano muy terrible que les prohíbe bajo pena de muerte, gozar de los placeres de la loca juventud y prefieren consolarse a sí mismos dando bellos consejos.

El YO oculta a el YO, el YO esconde una parte de sí mismo y todo se rotula con frases sublimes y bellos consejos.

UNA parte de MI MISMO esconde a otra parte de MI MISMO. El YO oculta lo que no le conviene.

Está completamente demostrado por la observación y la experiencia que cuando los vicios nos abandonan nos agrada pensar que nosotros fuimos los que los abandonamos.

El corazón del ANIMAL INTELECTUAL no se vuelve mejor con los años, sino peor, siempre se torna de piedra y si en la juventud fuimos codiciosos, embusteros, iracundos, en la vejez lo seremos mucho más.

Los viejos viven en el pasado, los viejos son el resultado de muchos ayeres, los ancianos ignoran totalmente el momento en que vivimos, los viejos son memoria acumulada.

La única forma de llegar a la ancianidad perfecta es disolviendo el YO PSICOLÓGICO. Cuando aprendemos a morir de momento en momento, llegamos a la sublime ancianidad.

La vejez tiene un gran sentido de sosiego y libertad para aquellos que ya disolvieron el YO.

Cuando las pasiones han muerto en forma radical, total y definitiva, queda uno libre no de un amo, sino de muchos amos.

Es muy difícil encontrar en la vida ancianos inocentes que ya no posean ni siquiera los residuos del YO, esa clase de ancianos son infinitamente felices y viven de instante en instante.

El hombre encanecido en la SABIDURÍA. El anciano en el saber, el señor del amor, se convierte de hecho en el faro de luz que guía sabiamente la corriente de los innumerables siglos.

En el mundo han existido y existen actualmente algunos ANCIANOS MAESTROS que no tienen siquiera los últimos residuos del YO. Estos ARHAT GNÓSTICOS son tan exóticos y divinos como la flor de loto.

EL VENERABLE ANCIANO MAESTRO que ha disuelto el YO PLURALIZADO en forma radical y definitiva es la perfecta expresión de la PERFECTA SABIDURÍA, del AMOR DIVINO Y DEL SUBLIME PODER.

EL ANCIANO MAESTRO que ya no tiene el YO, es de hecho la plena manifestación del SER DIVINAL.

Esos ANCIANOS SUBLIMES, esos ARHAT GNÓSTICOS han iluminado el mundo desde los antiguos tiempos, recordemos al BUDHA, MOISÉS, HERMES, RAMAKRISHNA, DANIEL, EL SANTO LAMA, etc., etc., etc.

Los maestros de escuelas, colegios y universidades, las maestras, los padres de familia, deben enseñar a las nuevas generaciones a respetar y venerar a los ancianos.

AQUELLO que no tiene nombre, ESO que es DIVINAL, ESO que es lo REAL, tiene tres aspectos: SABIDURÍA, AMOR, VERBO.

LO DIVINAL como PADRE es la SABIDURÍA CÓSMICA, COMO MADRE es el AMOR INFINITO, como hijo es el VERBO.

En el Padre de familia se halla el símbolo de la sabiduría. En la Madre de hogar se halla el AMOR, los hijos simbolizan la palabra.

El anciano Padre merece todo el apoyo de los hijos. El Padre ya viejo no puede trabajar y es justo que los hijos lo mantengan y respeten.

La Madre Adorable ya anciana no puede trabajar y por lo tanto es necesario que los hijos e hijas vean por ella y la amen y hagan de ese amor una religión.

Quien no sabe amar a su Padre, quien no sabe ADORAR a su MADRE, marcha por el camino de la mano izquierda, por el camino del error.

Los hijos no tienen derecho para juzgar a sus Padres, nadie es perfecto en este mundo y los que no tenemos determinados defectos en una dirección, los tenemos en otra, todos estamos cortados por las mismas tijeras.

Algunos sub-estiman el AMOR PATERNO, otros hasta se ríen del AMOR PATERNO. Quienes así se comportan en la vida ni siquiera han entrado por el camino que conduce a ESO que no tiene nombre.

El hijo ingrato que aborrece a su Padre y olvida a su Madre es realmente el verdadero perverso que aborrece todo lo que es DIVINAL.

LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA no significa INGRATITUD, olvidar al padre, subestimar la Madre adorable. LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA es SABIDURÍA AMOR y PERFECTO PODER.

En el Padre se halla el símbolo de la sabiduría y en la Madre se encuentra la fuente viva del AMOR sin cuya esencia purísima es realmente imposible lograr las más altas REALIZACIONES INTIMAS.





CAPITULO XXIX
LA MUERTE
Es urgente comprender a fondo y en todos los terrenos de la mente, lo que realmente es la MUERTE en sí misma, sólo así es posible, de verdad entender en forma íntegra lo que es la inmortalidad.

Ver el cuerpo humano de un ser querido metido entre el ataúd, no significa haber comprendido el misterio de la muerte.

La Verdad es lo desconocido de momento en momento. La Verdad sobre la muerte no puede ser una excepción.

El YO quiere siempre, como es apenas natural, un seguro de muerte, una garantía suplementaria, alguna autoridad que se encargue de aseguramos una buena posición y cualquier tipo de inmortalidad más allá del sepulcro aterrador.

El MI MISMO no tiene muchas ganas de morir. EL YO quiere continuar. EL YO le tiene mucho miedo a la muerte.

La VERDAD no es cuestión de creer ni de dudar. La verdad nada tiene que ver con la credulidad, ni con el escepticismo. La verdad no es cuestión de ideas, teorías, opiniones, conceptos, preconceptos, supuestos, prejuicios, afirmaciones, negociaciones, etc. La verdad sobre el misterio de la Muerte no es una excepción.

La Verdad sobre el misterio de la muerte sólo puede ser conocida a través de la experiencia directa.

Resulta imposible comunicar la experiencia REAL de la muerte a quien no la conoce.

Cualquier poeta puede escribir bellos libros de AMOR, mas resulta imposible comunicar la VERDAD sobre el AMOR a personas que jamás lo han experimentado, en forma semejante decimos que es imposible comunicar la verdad sobre la muerte a personas que no la han vivenciado.

Quien quiera saber la verdad sobre la muerte debe indagar, experimentar por sí mismo, buscar como es debido, sólo así podemos descubrir la honda significación de la muerte.

La observación y la experiencia de muchos años nos han permitido comprender que a las gentes no les interesa comprender realmente el hondo significado de la muerte; a las gentes lo único que realmente les interesa es continuar en el más allá y eso es todo.

Muchas personas desean continuar mediante los bienes materiales, el prestigio, la familia, las creencias, las ideas, los hijos, etc., y cuando comprenden que cualquier tipo de continuidad Psicológica es vano, pasajero, efímero, inestable, entonces sintiéndose sin garantías, inseguros, se espantan, se horrorizan, se llenan de infinito terror.

No quieren comprender las pobres gentes, no quieren entender que todo lo que continúa se desenvuelve en el tiempo.

No quieren comprender las pobres gentes que todo lo que continúa decae con el tiempo.

No quieren comprender las pobres gentes que todo lo que continúa se vuelve mecanicista, rutinario, aburridor.

Es urgente, es necesario, es indispensable, hacernos plenamente conscientes del hondo significado de la muerte, sólo así desaparece el temor a dejar de existir.

Observando cuidadosamente a la humanidad, podemos verificar que la mente se halla siempre embotellada en lo conocido y quiere que eso que es conocido continúe más allá del sepulcro.

La mente embotellada en lo conocido, jamás podrá experimentar lo desconocido, lo real, lo verdadero.

Sólo rompiendo la botella del tiempo mediante la correcta meditación, podemos experimentar lo ETERNO, lo ATEMPORAL, lo REAL.

Quienes deseen continuar temen a la muerte y sus creencias y teorías sólo les sirven de narcótico.

La muerte en sí misma nada tiene de aterrador, es algo muy hermoso, sublime, inefable, mas la mente embotellada: en lo conocido, sólo se mueve dentro del círculo vicioso que va de la credulidad al escepticismo.

Cuando realmente nos hacemos plenamente conscientes del hondo y profundo significado de la muerte, descubrimos entonces por sí mismos mediante la experiencia directa, que la Vida y la Muerte constituyen un todo íntegro, uni-total.

La muerte es el depósito de la Vida. El sendero de la Vida está formado con las huellas de los cascos de la muerte.

La vida es Energía determinada y determinadora. Desde el nacimiento hasta la muerte fluyen dentro del organismo humano distintos tipos de energía.

El único tipo de energía que el organismo humano no puede resistir, es el RAYO DE LA MUERTE. Este rayo posee un voltaje eléctrico demasiado elevado. El organismo humano no puede resistir semejante voltaje.

Así como un rayo puede despedazar un árbol, así también el rayo de la muerte al fluir por el organismo humano, lo destruye inevitablemente.

El rayo de la muerte conecta al fenómeno muerte, con el fenómeno nacimiento.

El rayo de la muerte origina tensiones eléctricas muy íntimas y cierta nota clave que tiene el poder determinante de combinar los genes dentro del huevo fecundo.

El rayo de la muerte reduce el organismo humano a sus elementos fundamentales.

El EGO, el YO energético, continúa en nuestros descendientes desgraciadamente.

Lo que es la Verdad sobre la muerte, lo que es el intervalo entre muerte y concepción es algo que no pertenece al tiempo y que sólo mediante la ciencia de la meditación podemos experimentar.

Los Maestros y Maestras de Escuelas, Colegios y Universidades, deben enseñar a sus alumnos y alumnas, el camino que conduce a la experiencia de lo REAL, de lo VERDADERO.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS