28 agosto 2011

PARTE PRIMERA - LA EDUCACION GNOSTICA FUNDAMENTAL



                                 del V.M. Samael Aun Weor)

                                      Resumen efectuado por el Dr. Fernando Durand Mejía - San Luis - Perú

CAPITULO I: LA LIBRE INICIATIVA  .        .       
CAPITULO II: LA IMITACIÓN .        .        .        .        .        .      
CAPITULO III: LAS AUTORIDADES   .        .        .        .        .        .       
CAPITULO IV: LA DISCIPLINA        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO V: QUÉ PENSAR. CÓMO PENSAR.        .        .        .        .        .       
CAPITULO VI: LA BÚSQUEDA DE SEGURIDAD       .        .        .        .        .       
CAPITULO VII: LA AMBICIÓN         .        .        .        .        .        .        .  
CAPITULO VIII: EL AMOR     .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO IX: LA MENTE     .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO X: SABER ESCUCHAR     .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XI: SABIDURÍA Y AMOR           .        .        .        .        .       
CAPITULO XII: GENEROSIDAD       .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XIII: COMPRENSIÓN Y MEMORIA         .        .        .        .        .     
CAPITULO XIV: INTEGRACIÓN        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XV: LA SENCILLEZ         .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XVI: EL ASESINATO       .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XVII: LA PAZ      .        .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XVIII: LA VERDAD         .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XIX: LA INTELIGENCIA   .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XX: LA VOCACIÓN         .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXI: LOS TRES CEREBROS       .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXII: EL BIEN Y EL MAL           .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXIII: LA MATERNIDAD            .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXIV: LA PERSONALIDAD HUMANA      .        .        .        .        .       
CAPITULO XXV: LA ADOLESCENCIA .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXVI: LA JUVENTUD      .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXVII: LA EDAD MADURA         .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXVIII: LA VEJEZ .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXIX: LA MUERTE          .        .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXX: EXPERIENCIA DE LO REAL .        .        .        .        .       
CAPITULO XXXI: PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA            .        .        .        .       
CAPITULO XXXII: REBELDÍA PSICOLÓGICA .        .        .        .        .       
CAPITULO XXXIII: EVOLUCIÓN, INVOLUCIÓN, REVOLUCIÓN       .        .        .       
CAPITULO XXXIV: El INDIVIDUO ÍNTEGRO .        .        .        .        .       
CAPITULO XXXV: EL HOMBRE MÁQUINA    .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXXVI: PADRES Y MAESTROS   .        .        .        .        .        .       
CAPITULO XXXVII: LA CONCIENCIA .        .        .        .        .        .       

CAPITULO I: LA LIBRE INICIATIVA 

La educación verdadera no consiste en saber leer y escribir. Necesitamos ser INTELIGENTES y la INTELIGENCIA sólo despierta en nosotros cuando despierta la CONCIENCIA.

La humanidad tiene un noventa y siete por ciento de SUBCONCIENCIA y tres por ciento de CONCIENCIA.

Necesitamos despertar la CONCIENCIA, necesitamos convertir al SUBCONSCIENTE en CONSCIENTE. Necesitamos tener un ciento por ciento de conciencia.

El ser humano no sólo sueña cuando su cuerpo físico duerme, sino que también sueña cuando su cuerpo físico no duerme, cuando está en estado de vigilia.

Es necesario dejar de soñar, es necesario despertar conciencia y ese proceso del despertar debe comenzar desde el hogar y desde la escuela.

El esfuerzo de los maestros debe dirigirse a la CONCIENCIA de los estudiantes y no únicamente a la memoria.

Los estudiantes deben aprender a pensar por sí mismos. Los maestros deben permitirles a los estudiante, la libertad de disentir y criticar sanamente y en forma constructiva todas las teorías que estudian.

Es absurdo obligarles a aceptar en forma DOGMÁTICA todas las teorías que se enseñan en la escuela, el colegio o la universidad.

Es necesario que los estudiantes abandonen el miedo para que aprendan a pensar por sí mismos. El verdadero objetivo de la educación debe ser acabar con el miedo y despertar conciencia. La persona llena de temor no se atreve a disentir de la opinión ajena.

La persona llena de temor no puede tener libre iniciativa. Cuando los estudiantes por iniciativa propia, libre y espontánea puedan analizar y criticar libremente aquellas teorías que estudian, dejarán entonces de ser meros entes mecánicos, subjetivos y estúpidos.

Es urgente que exista la libre iniciativa para que surja la inteligencia creadora en los alumnos y alumnas.

Es necesario darle libertad de EXPRESIÓN CREADORA espontánea y sin condicionamiento de ninguna especie, a todos los alumnos y alumnas a fin de que puedan hacerse conscientes de aquello que estudian.

El libre poder creativo sólo puede manifestarse cuando no tenemos miedo a la crítica, al que dirán, a la férula del maestro, a las reglas, etc. etc. etc.

La mente humana está degenerada por el miedo y el dogmatismo y se hace URGENTE regenerarla mediante la libre iniciativa espontánea y libre de miedo.

Necesitamos hacernos conscientes de nuestra, propia vida y ese proceso del despertar debe comenzar desde los mismos bancos de la escuela. De poco nos habrá servido la escuela si salimos de ella inconscientes y dormidos.

La abolición del miedo y la libre iniciativa dará origen a la acción espontánea y pura.




CAPITULO II: LA IMITACIÓN

La gente que internamente tiene muy pocos VALORES ESPIRITUALES, la gente internamente pobre, busca siempre fuera algo para completarse. La gente internamente pobre vive siempre intrigando, siempre en tonterías, chismografías, placeres bestiales, etc.

La gente internamente pobre vive de temor en temor y como es natural, se apega al marido, a la mujer, a los padres, a los hijos, a las viejas tradiciones caducas y degeneradas, etc. etc. etc. Lo importante no es IMITAR, copiar en negro o en blanco; lo importante es sentir la honda significación de la belleza y saberla transmitir, pero para ello se necesita que no haya miedo, apego a las reglas, a la tradición, o temor al qué dirán o al regaño del maestro.

Es URGENTE que los maestros y maestras comprendan la necesidad de que los alumnos y alumnas desarrollen el poder creador.

A todas luces resulta absurdo enseñar a los estudiantes a IMITAR. Es mejor enseñarles a crear.

El ser humano desgraciadamente es un autómata dormido inconsciente, que sólo sabe IMITAR. Es URGENTE que los estudiantes conozcan la verdadera libertad, para que sin temor alguno puedan aprender a pensar por sí mismos, libremente.

La mente que vive esclava del "QUÉ DIRÁN", la mente que IMITA, por temor a violar las tradiciones, las reglas, las costumbres, etc. No es mente creadora, no es mente libre.

Es URGENTE que los ALUMNOS aprendan en la escuela a crear libremente a pensar libremente, a sentir libremente.

LA EDUCACIÓN FUNDAMENTAL es la CIENCIA DE LA CONCIENCIA, la ciencia que nos permite descubrir nuestra relación con los seres humanos, con la naturaleza, con todas las cosas.

La mente que sólo sabe IMITAR es MECÁNICA, es una máquina que funciona, NO es creadora, no es capaz de crear, no piensa realmente, sólo repite y eso es todo.

Los maestros y maestras deben preocuparse por el despertar de la CONCIENCIA en cada estudiante.

LA EDUCACIÓN FUNDAMENTAL ayudará a los estudiantes despertándoles la CONCIENCIA y la INTELIGENCIA.
LA EDUCACIÓN FUNDAMENTAL lleva a los jóvenes por el camino de la REVOLUCIÓN VERDADERA.







CAPITULO III: LAS AUTORIDADES

Existen dos tipos de AUTORIDAD. Primera, AUTORIDAD SUBCONSCIENTE. Segunda, AUTORIDAD CONSCIENTE.

De nada sirven las AUTORIDADES INCONSCIENTES o SUBCONSCIENTES. Necesitamos con URGENCIA AUTORIDADES AUTOCONSCIENTES.

En el hogar y en la escuela las AUTORIDADES INCONSCIENTES abusan de la AUTORIDAD por el hecho mismo de ser INCONSCIENTES o SUBCONSCIENTES. Necesitamos AUTORIDADES AUTO-CONSCIENTES. Entiéndase por AUTOCONCIENCIA el CONOCIMIENTO ÍNTEGRO DE SÍ MISMO, el total conocimiento de todos nuestros VALORES INTERNOS.

Solo aquel que posea de verdad pleno conocimiento de SÍ MISMO, está despierto en forma íntegra. Eso es ser AUTO-CONSCIENTE. Todo el mundo cree que se AUTO-CONOCE, más es muy difícil hallar en la vida alguien que realmente se conozca a sí mismo. La gente tiene sobre sí misma conceptos totalmente equivocados.

Conocerse a sí mismo requiere grandes y terribles AUTO-ESFUERZOS. Sólo mediante el CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO SE LLEGA VERDADERAMENTE a la AUTOCONCIENCIA.

Necesitamos MAESTROS, instructores o guías espirituales, autoridades de gobierno, padres de familia, etc., plenamente AUTO-CONSCIENTES. sólo así podemos hacer de verdad un MUNDO MEJOR.

Es estúpido decir que no se necesitan maestros y guías espirituales.

Es absurdo desconocer el principio de AUTORIDAD en todo lo creado.

Aquellos que son AUTO-SUFICIENTES, ORGULLOSOS, opinan que los MAESTROS y GUÍAS ESPIRITUALES, NO SON NECESARIOS.

Debemos reconocer nuestra propia NADIDAD y MISERIA. Debemos comprender que necesitamos AUTORIDADES, MAESTROS, INSTRUCTORES ESPIRITUALES, etc. PERO AUTO-CONSCIENTES a fin de que puedan dirigimos, ayudamos y guiarnos sabiamente.


CAPITULO IV: LA DISCIPLINA

Los maestros y maestras tienen el concepto equivocado de que mediante la disciplina podemos comprender la necesidad de respetar el orden de la escuela, la necesidad de estudiar, guardar compostura ante los maestros, portamos bien con los condiscípulos, etc. etc. etc.

Existe entre las gentes el concepto equivocado de que cuanto más resistimos, cuanto más rechazamos, nos hacemos más y más comprensivos, libres, plenos, victoriosos.

No quieren darse cuenta las gentes que cuanto más luchamos contra algo, cuanto más lo resistimos, cuanto más lo rechazamos, menor es la COMPRENSIÓN.

Sólo con plena ausencia de disciplinas, sólo en libertad auténtica, surge en la mente, la llamarada ardiente de la COMPRENSIÓN. La LIBERTAD CREADORA no puede existir jamás en un ARMAZÓN. Necesitamos libertad para COMPRENDER nuestros defectos PSICOLÓGICOS en forma ÍNTEGRA.

Necesitamos con URGENCIA derribar muros y romper grilletes de acero, para ser libres. Tenemos que experimentar por sí mismos todo aquello que nuestros Maestros en la Escuela y nuestros Padres nos han dicho que es bueno y útil. No basta aprender de memoria e imitar. Necesitamos comprender.

Todo el esfuerzo de los Maestros y Maestras debe dirigirse a la conciencia de los alumnos. Deben esforzarse porque ellos entren en el camino de la COMPRENSIÓN. No es suficiente decirles a los alumnos que deben ser esto o aquello, es necesario que los alumnos aprendan a ser libres para que puedan por sí mismos examinar, estudiar, analizar todos los valores, todas las cosas que la gente ha dicho que son beneficiosas, útiles, nobles y no meramente aceptarlas e imitarlas.

Las gentes no quieren descubrir por sí mismas, tienen mentes cerradas, estúpidas, mentes que no quieren indagar, mentes mecanicistas que jamás indagan y que sólo IMITAN.

Es necesario, es urgente, es indispensable que los alumnos y alumnas desde su más tierna edad hasta el momento de abandonar las AULAS gocen de verdadera libertad para descubrir por sí mismos, para inquirir, para comprender y que no estén limitados por los muros abyectos de las prohibiciones, regaños y disciplinas.

La inteligencia sólo viene a nosotros cuando estamos verdaderamente libres para investigar por sí mismos, para comprender, para analizar sin el temor al regaño y sin la férula de las Disciplinas.

Los estudiantes miedosos, asustados, sometidos a terribles disciplinas jamás podrán SABER. Jamás podrán ser inteligentes.

Hoy en día a los Padres de familia y a los Maestros, lo único que les interesa es que los alumnos y alumnas hagan una carrera, que se vuelvan médicos, abogados, ingenieros, empleadas de oficina, es decir, autómatas vivientes y que luego se casen y se conviertan además en MAQUINAS DE HACER BEBES y eso es todo.
La EDUCACIÓN FUNDAMENTAL enseña a conciliar el ORDEN con la LIBERTAD.

EL ORDEN sin LIBERTAD es TIRANÍA. La LIBERTAD sin ORDEN es ANARQUÍA.

LIBERTAD Y ORDEN sabiamente combinados constituyen la BASE de la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL.

La DISCIPLINA destruye la SENSIBILIDAD humana y esto está ya totalmente demostrado por la OBSERVACIÓN y la EXPERIENCIA.

Debido a tantas disciplinas y reglamentos, las gentes de esta época han perdido totalmente la SENSIBILIDAD y se han tornado crueles y despiadadas.

Para ser verdaderamente libres se necesita ser muy sensibles y humanistas. La energía creadora es: el tipo de MATERIA y de FUERZA mas sutil elaborado por el organismo.

Si sabemos poner ATENCIÓN CONSCIENTE podemos ahorrar energía creadora. Desafortunadamente los maestros y maestras no les enseñan a sus discípulos lo que es la ATENCIÓN CONSCIENTE.
Doquiera dirijamos la ATENCIÓN gastamos ENERGÍA CREADORA. Podemos ahorrar esa energía si dividimos la atención, si no nos identificamos con las cosas, con las personas, con las ideas.

Cuando nosotros nos identificamos con las personas, con las cosas, con las ideas, nos olvidamos de sí mismos y entonces perdemos la ENERGÍA creadora en la forma más lastimosa.

ES URGENTE saber que necesitamos ahorrar la ENERGÍA CREADORA para despertar CONCIENCIA y que la ENERGÍA CREADORA es el POTENCIAL VIVIENTE, el VEHÍCULO de la CONCIENCIA, el instrumento para DESPERTAR CONCIENCIA.

Cuando aprendemos a NO olvidarnos de SÍ MISMOS, cuando aprendemos a dividir la ATENCIÓN entre SUJETO; OBJETO y LUGAR, ahorramos ENERGÍA CREADORA para despertar CONCIENCIA.
Hay que saber poner ATENCIÓN sin IDENTIFICACIÓN. CUANDO ponemos atención en algo o en alguien y nos olvidamos de sí mismos, el resultado es la FASCINACIÓN y el SUEÑO de la CONCIENCIA.
La ATENCIÓN DIVIDIDA en TRES PARTES: SUJETO, OBJETO, LUGAR, es de hecho ATENCIÓN CONSCIENTE.

Cuando no cometemos el ERROR de IDENTIFICARNOS con las personas, las cosas, las ideas, etc. ahorramos ENERGÍA CREADORA y precipitamos en nosotros el despertar de la CONCIENCIA.

Quien quiera despertar CONCIENCIA en los MUNDOS SUPERIORES, debe empezar por DESPERTAR aquí y ahora.

Cuando el ESTUDIANTE comete el error de IDENTIFICARSE con las personas, las cosas, las ideas, cuando comete el error de olvidarse a sí mismo, entonces cae en la fascinación y el sueño.

La disciplina no enseña a los estudiantes a poner ATENCIÓN CONSCIENTE. La disciplina es una verdadera prisión para la mente.

Todos los errores que el ser humano comete en la vida se deben a que se olvida de sí mismo, se identifica, se fascina y cae en el sueño.
Mejor sería para la juventud, para todos los estudiantes, que se les enseñase el DESPERTAR de la CONCIENCIA en vez de esclavizarles con tantas absurdas disciplinas.

CAPITULO V: QUÉ PENSAR. CÓMO PENSAR

En nuestro hogar y en la escuela, los padres de familia y maestros siempre nos dicen lo que debemos pensar pero jamás en la vida nos enseñan COMO PENSAR.

Saber qué pensar es relativamente muy fácil. Nuestros padres, maestros, tutores, autores de libros, etc. etc. etc. cada uno es un dictador a su modo, cada cual quiere que pensemos en sus dictados, exigencias, teorías, prejuicios, etc.

Los dictadores de la mente abundan como la mala hierba. El padre quiere meterle al hijo sus ideas a la fuerza y el maestro de escuela regaña, castiga y pone bajas calificaciones si el muchacho o la muchacha no aceptan DICTATORIALMENTE las ideas del maestro.
El marido quiere meterle a la mujer sus ideas en la cabeza y a la fuerza, su doctrina, sus ideas, etc. y la mujer quiere hacer lo mismo.

Muchas veces marido y mujer se divorcian por incompatibilidad de ideas.

No quieren los cónyuges comprender la necesidad de respetar la libertad intelectual ajena.

Ningún cónyuge tiene derecho de esclavizar la mente de otro cónyuge. Cada cual es de hecho digno de respeto. Cada cual tiene derecho a pensar como quiera, a profesar su religión, a pertenecer al partido político que quiera.

A los niños y niñas de la escuela se les obliga a pensar a la fuerza en tales y cuales ideas pero no se les enseña a manejar la mente.
La mente de los niños es tierna, elástica, dúctil y la de los viejos está ya dura, fija, como arcilla en un molde, ya no cambia, ya no puede cambiar.

La mente de los niños y jóvenes es susceptible de muchos cambios, puede cambiar.

A los niños y a los jóvenes se les puede enseñar como PENSAR. A los viejos es muy difícil enseñarles COMO PENSAR porque ellos ya son como son y así mueren. Es muy raro encontrar en la vida algún viejo interesado en cambiar radicalmente.

La mente de las gentes es moldeada desde la niñez. Mente metida en un molde es de hecho mente acondicionada, mente esclava.

Es necesario que los MAESTROS y MAESTRAS de escuela rompan los grilletes de la mente.

Es urgente que los maestros sepan dirigir la mente de los niños hacia la libertad verdadera para que no se dejen esclavizar más.

Es indispensable que los maestros le enseñen a los alumnos y alumnas COMO SE DEBE PENSAR.

Los maestros deben comprender la necesidad de enseñarle a los alumnos y alumnas el camino del análisis, la meditación, la comprensión.
Ninguna persona comprensiva debe aceptar jamás en forma dogmática nada. Es urgente primero investigar. Comprender, inquirir, antes de aceptar.

En otras palabras diremos que no hay necesidad de aceptar, sino de investigar, analizar, meditar y comprender. Cuando la comprensión es plena, la aceptación es innecesaria.
Cuando rechazamos o aceptamos algo, es porque no lo hemos comprendido.

Donde hay COMPRENSIÓN la aceptación o rechazo salen sobrando.
El camino de la SABIDURÍA no consiste en CREER o no CREER o DUDAR.

El camino de la SABIDURÍA consiste en INQUIRIR, analizar, meditar y EXPERIMENTAR.

La VERDAD es lo desconocido de momento en momento. La verdad nada tiene que ver con lo que uno crea o deje de creer, ni tampoco el escepticismo.

La VERDAD no es cuestión de aceptar algo o de rechazarlo. La VERDAD es cuestión de EXPERIMENTAR, VIVENCIAR, COMPRENDER.
Todo el esfuerzo de los MAESTROS debe en última síntesis llevar a los alumnos y alumnas a la EXPERIENCIA de lo real, de lo verdadero.
La MENTE es el instrumento del CONOCIMIENTO y es necesario que los MAESTROS y MAESTRAS le enseñen a sus alumnos y alumnas a manejar sabiamente ese instrumento.

        


CAPITULO VI: LA BÚSQUEDA DE SEGURIDAD

Está pues demostrado que el MIEDO y la búsqueda de SEGURIDAD se encuentran siempre íntimamente asociados.



En otros tiempos había sinceridad entre las gentes, hoy el miedo y la búsqueda de seguridad han acabado con la fragancia maravillosa de la sinceridad.
Todas las amarguras de este mundo tienen su origen en el miedo y la búsqueda de seguridad.

Los maestros y maestras de escuela deben enseñarle a los alumnos y alumnas la virtud del valor.

Es lamentable que a los niños y niñas se les llene de temor desde su mismo hogar.

A los niños y niñas se les amenaza, se les intimida, se les atemoriza, se les da de palos, etc.

Es costumbre de padres de familia y maestros, atemorizar al niño y al joven con el propósito de que estudie.

Hoy en día el MIEDO y la BÚSQUEDA DE SEGURIDAD han convertido al planeta tierra en un espantoso infierno. Todo el mundo teme. Todo el mundo quiere seguridades.

Es URGENTE enseñarle a las nuevas generaciones a no temer y a no buscar seguridades en nada ni en nadie. Es indispensable que todo individuo aprenda a confiar más en sí mismo.

El MIEDO y la BÚSQUEDA de SEGURIDAD son terribles debilidades que convirtieron la vida en un espantoso INFIERNO. Por doquiera abundan los cobardes, los miedosos, los débiles que andan siempre en busca de SEGURIDAD.

Se teme a la vida, se teme a la muerte, se teme al qué dirán, "al dice que sé dice", a perder la posición social, la posición política, el prestigio, el dinero, la bonita casa, la bonita mujer, el buen marido, el empleo, el negocio, el monopolio, los muebles, el carro, etc. etc. etc. a todo se teme, abundan por todas partes los cobardes, los miedosos, los débiles, más, nadie se cree a sí mismo cobarde, todos presumen de fuertes, valerosos, etc.

En todas las clases sociales existen millares y millones de intereses que se teme perder y por ello todo el mundo busca seguridades que a fuerza de hacerse cada vez más y más complejas, hacen de hecho la vida cada vez más complicada, cada vez más difícil, cada vez más amarga, cruel y despiadada.

Todas las murmuraciones, todas las calumnias, intrigas, etc., tienen su origen en el miedo y búsqueda de seguridad.

Es URGENTE que los maestros y maestras de escuela le enseñen al ciudadano en forma clara y precisa, lo que es VALOR de verdad y lo que es miedo.

EL MIEDO y la BÚSQUEDA de SEGURIDAD han convertido el mundo en un espantoso infierno.





CAPITULO XI: SABIDURÍA Y AMOR

La SABIDURÍA y el AMOR son las dos columnas torales de toda verdadera civilización.


En un platillo de la balanza de la justicia debemos poner la SABIDURÍA, en el otro platillo debemos poner el AMOR.


La Sabiduría y el Amor deben equilibrarse mutuamente. La Sabiduría sin Amor es un elemento destructivo. El Amor sin Sabiduría puede conducirnos al error: "AMOR ES LEY, PERO AMOR CONSCIENTE".


Es necesario estudiar mucho y adquirir conocimientos, pero es también URGENTE desarrollar en nosotros el SER ESPIRITUAL.


El SER bien desarrollado dentro de nosotros pero sin conocimientos intelectuales de ninguna especie, da origen a Santos estúpidos.
El conocimiento intelectual sin el SER ESPIRITUAL bien desarrollado produce confusión intelectual, perversidad, orgullo, etc., etc.


Necesitamos formarnos una poderosa cultura intelectual pero equilibrada tremendamente con la verdadera Espiritualidad consciente.


Necesitamos una ÉTICA REVOLUCIONARIA y una PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA si es que de verdad queremos disolver el YO para desarrollar el SER legítimamente Espiritual en nosotros.


Es lamentable que por falta de AMOR las gentes utilicen el INTELECTO en forma destructiva.


Se debe estudiar por Amor a nuestros semejantes con el anhelo de servirles mejor, pero jamás se debe estudiar por miedo.


El conocimiento y las experiencias de la vida resultan destructivos cuando falta el AMOR.


Desintegrando el EGO, YO, MI MISMO, las experiencias y el Intelecto quedan en manos del SER INTIMO y todo abuso se hace entonces imposible.


Todo estudiante debe orientarse por el camino vocacional y estudiar muy a fondo todas las teorías que se relacionen con su vocación.


El estudio, el intelecto, no perjudican a nadie mas no debemos abusar del intelecto.


Es necesario estudiar las materias profesionales y las materias espirituales para tener une mente equilibrada.


Es URGENTE llegar a la SÍNTESIS intelectual y a la síntesis Espiritual si es que de verdad queremos una mente equilibrada.


La Sabiduría en sí misma es Sustancia Atómica, capital Atómico que sólo debe ser administrado por individuos llenos de verdadero Amor.


CAPITULO XII: GENEROSIDAD

La mente mata al amor, lo destruye. Las experiencias, los viejos disgustos, los antiguos celos, todo esto acumulado en la memoria, destruye el amor.


Muchas esposas resentidas podrían ser felices si tuvieran generosidad suficiente como para olvidar el pasado y vivir en el presente adorando al esposo.


Muchos maridos podrían ser verdaderamente felices con sus esposas si tuvieran generosidad suficiente, como para perdonar viejos errores y echar al olvido rencillas y sinsabores acumulados en la memoria.


Es necesario, es urgente que los matrimonios comprendan la honda significación del momento.


Esposos y esposas deben sentirse siempre como recién casados, olvidando lo pasado y viviendo alegremente en el presente.


El amor y los resentimientos son sustancias atómicas incompatibles. En el amor no pueden existir resentimientos de ninguna especie. El amor es eterno perdón.


Existe amor en aquellos que sienten angustia verdadera por los sufrimientos de sus amigos y enemigos. Existe amor verdadero en aquel que de todo corazón trabaja por el bienestar de los humildes, de los pobres, de los necesitados.


Existe amor en aquel que de manera espontánea y natural siente simpatía por el campesino que riega el surco con su sudor, por el aldeano que sufre, por el mendigo que pide una moneda y por el humilde perro angustiado y enfermo que fallece de hambre a la vera del camino.


Cuando de todo corazón ayudamos a alguien, cuando en forma natural y espontánea cuidamos el árbol y regamos las flores del jardín sin que nadie nos lo exija, hay auténtica generosidad, verdadera simpatía, verdadero amor.


Debemos ser generosos de corazón. La generosidad verdadera no es de la Mente, la generosidad auténtica es el perfume del corazón.


No quieren las gentes entender que detrás de todo efecto existe una causa y que sólo alterando la causa modificamos el efecto.


El YO, nuestro querido YO, es energía que ha vivido en nuestros antecesores y que ha originado ciertas causas pretéritas cuyos efectos presentes condicionan nuestra existencia.


Necesitamos GENEROSIDAD para modificar causas y transformar efectos. Necesitamos generosidad para dirigir sabiamente el barco de nuestra existencia.


Necesitamos generosidad para transformar radicalmente nuestra propia vida.


La legítima generosidad efectiva no es de la mente. La auténtica simpatía y el verdadero afecto sincero, jamás pueden ser el resultado del miedo.


LA EDUCACIÓN FUNDAMENTAL se basa en una Psicología revolucionaria y en una ética revolucionaria, acordes con el nuevo ritmo vibratorio de la nueva era.


CAPITULO XIII: COMPRENSIÓN Y MEMORIA

COMPRENDER es algo inmediato, directo, algo que vivenciamos intensamente, algo que experimentamos muy profundamente y que inevitablemente viene a convertirse en el verdadero RESORTE íntimo de la acción consciente.


En la COMPRENSIÓN VERDADERA, en la comprensión profunda, en la íntima comprensión de fondo sólo hay presión íntima de la conciencia, presión constante nacida de la esencia que llevamos dentro y eso es todo.


La comprensión auténtica se manifiesta como acción espontánea, natural, sencilla, libre del proceso deprimente de la elección; pura, sin indecisiones de ninguna especie. La COMPRENSIÓN convertida en RESORTE SECRETO de la acción es formidable, maravillosa, edificante y esencialmente dignificante.


En la COMPRENSIÓN VERDADERA, legítima, auténtica, existe verdadero amor y no mera verbalización de la memoria.


Las cosas que se recuerdan, aquello que se le confía a la memoria, pronto cae en el olvido porque la memoria es infiel. Los estudiantes depositan en los almacenes de la memoria, ideales, teorías, textos completos que de nada sirven en la vida práctica porque al fin desaparecen de la memoria sin dejar rastro alguno.


Las gentes que sólo viven leyendo y leyendo mecánicamente, las gentes que gozan almacenando teorías entre las bodegas de la memoria destruyen la mente, la dañan miserablemente.


Cuando verdaderamente comprendamos las enseñanzas recibidas, no necesitamos recordarlas en la memoria, ni convertirlas en ideales.


Es imposible disolver el YO, el MI MISMO, si no aprendemos a observamos, a percibir para comprender lo que realmente somos aquí y ahora en forma efectiva y absolutamente práctica.


Si realmente queremos comprender debemos escuchar a nuestros maestros, maestras, gurús, sacerdotes, preceptores, guías espirituales, etc., etc.


Cuando de verdad sabemos escuchar en forma consciente y profunda surge dentro de nosotros un poder maravilloso, una comprensión formidable, natural, sencilla, libre de todo proceso mecánico, libre de toda cerebración, libre de toda recordación.


Es claro que dicho concepto es falso, porque cuando una fórmula de física, química, matemáticas, etc., es debidamente comprendida no sólo en el nivel intelectual, sino también en los otros niveles de la mente como son el inconsciente, subconsciente, infraconsciente etc. etc. etc. No se necesita grabar en la memoria, viene a formar parte de nuestra psiquis y puede manifestarse como conocimiento instintivo inmediato cuando circunstancias de la vida lo exigen.


Este conocimiento ÍNTEGRO nos viene a dar una forma de OMNISCIENCIA, un modo de manifestación consciente objetiva.

La comprensión de fondo y en todos los niveles de la mente sólo es posible mediante la meditación introspectiva profunda.



CAPITULO XIV: INTEGRACIÓN

Uno de los anhelos más grandes de la Psicología es llegar a la INTEGRACIÓN TOTAL.


Si el YO fuera INDIVIDUAL, el problema de la INTEGRACIÓN PSICOLÓGICA seria resuelto con suma facilidad, pero para desgracia del mundo el YO existe dentro de cada persona en forma PLURALIZADA.


El YO PLURALIZADO es la causa fundamental de todas nuestras íntimas contradicciones.


Si pudiéramos vernos en un espejo de cuerpo entero tal como somos PSICOLÓGICAMENTE con todas nuestras íntimas contradicciones, llegaríamos a la penosa conclusión de que no tenemos todavía verdadera individualidad.


El organismo humano es una máquina maravillosa controlada por el YO PLURALIZADO que es estudiado a fondo por la PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA.


Voy a leer el periódico dice el YO INTELECTUAL; Quiero asistir a la fiesta exclama el YO EMOCIONAL; al DIABLO con la fiesta gruñe el YO DEL MOVIMIENTO, mejor me voy a pasear, YO no quiero pasear grita el YO del instinto de conservación, tengo hambre y voy a comer, etc.


Cada uno de los pequeños YOES que constituyen el EGO, quiere mandar, ser el amo, el señor.


A la luz de la Psicología revolucionaria podemos comprender que el YO es legión y que el Organismo es una máquina.


Los pequeños YOES riñen entré sí, se pelean por la supremacía, cada uno quiere ser el jefe, el amo, el señor.


Esto explica el lamentable estado de desintegración psicológica en que vive el pobre animal intelectual equivocadamente llamado HOMBRE.


EL YO PLURALIZADO encuentra siempre justificativos hasta para los peores delitos y a ese proceso de envidiar, adquirir, acumular, conseguir, aún cuando sea a expensas del trabajo ajeno, se le llama evolución, progreso, avance, etc.


Las gentes tienen la conciencia dormida y no se dan cuenta de que son envidiosas, crueles, codiciosas, celosas, y cuando por algún motivo llegan a darse cuenta de todo esto, entonces se justifican, condenan, buscan evasivas, pero no comprenden.


Aquellos que quieren conseguir dinero, magnífica posición social, virtudes, satisfacciones de toda especie, etc. con el propósito de alcanzar el verdadero contentamiento, están totalmente equivocados porque todo eso se basa en la envidia y el camino de la envidia no puede jamás conducirnos al puerto del corazón tranquilo y contento.


La mente embotellada en el YO PLURALIZADO hace de la envidia una virtud y hasta se da el lujo de ponerle nombres deliciosos. Progreso, evolución espiritual, anhelo de superación, lucha por la dignificación, etc. etc. etc.


Todo esto produce desintegración, íntimas contradicciones, luchas secretas, problemas de difícil solución, etc.


Es difícil hallar en la vida alguien que sea verdaderamente ÍNTEGRO en el sentido más completo de la palabra.


Resulta totalmente imposible lograr la INTEGRACIÓN TOTAL mientras exista dentro de nosotros mismos el YO PLURALIZADO.


Es urgente comprender que dentro de cada persona existen tres factores básicos, Primero: Personalidad. Segundo: YO PLURALIZADO. Tercero: El material psíquico, es decir, LA ESENCIA MISMA DE LA PERSONA.


Quienes no poseen un centro permanente de conciencia, no pueden ser íntegros.


Solo el centro permanente de conciencia nos da verdadera individualidad.


Solo el centro permanente de conciencia nos hace íntegros.




CAPITULO XV: LA SENCILLEZ

Es urgente, es indispensable desarrollar la comprensión creadora porque ella trae al ser humano la verdadera libertad del vivir. Sin comprensión es imposible conseguir la auténtica facultad crítica del análisis profundo.


Los maestros y maestras de escuelas, colegios y universidades deben conducir a sus alumnos y alumnas por el camino de la comprensión autocrítica.


La nueva generación debe levantarse sobre la base de la auténtica comprensión porque ésta es totalmente creadora.


La memoria y la recordación no son creadoras. La memoria es el sepulcro del pasado. La memoria y la recordación son muerte.


La comprensión verdadera es el factor psicológico de la liberación total.


Los recuerdos de la memoria jamás pueden traernos verdadera liberación porque pertenecen al pasado y por lo tanto están muertos.


La comprensión no es cosa del pasado ni tampoco del futuro. La comprensión pertenece al momento que estamos viviendo aquí y ahora. La memoria siempre trae la idea del futuro.


Es urgente estudiar ciencia, filosofía, arte y religión, pero no se deben confiar los estudios a la fidelidad de la memoria porque ésta no es fiel.


Se hace necesario estudiar, se hace necesario investigar, se hace necesario analizar, más debemos meditar profundamente para comprender en todos los niveles de la mente.


El hombre verdaderamente sencillo es profundamente comprensivo y tiene mente simple.


La ciencia, el saber, deben convertirse en comprensión inmediata. Cuando el conocimiento, cuando el estudio se han transformado en auténtica comprensión creadora podemos comprender entonces todas las cosas de inmediato porque la comprensión se hace inmediata, instantánea.


Quienes transforman las informaciones intelectuales en verdadera comprensión creadora, quienes transforman las experiencias de la vida en verdadera comprensión de fondo nada tienen en la memoria, viven de momento en momento llenos de plenitud verdadera, se han vuelto simples y sencillos aunque vivan en suntuosas residencias y dentro del perímetro de la vida urbana.


Los niños pequeños antes de los siete años están llenos de sencillez y verdadera belleza interior debido a que sólo se expresa a través de ellos la viviente ESENCIA de la vida en ausencia total del YO PSICOLÓGICO.


Nosotros debemos reconquistar la infancia perdida, en nuestro corazón y en nuestra mente. Nosotros debemos reconquistar la inocencia si es que de verdad queremos ser felices.


Las experiencias y el estudio transformados en comprensión de fondo no dejan residuos en el sepulcro de la memoria y entonces, nos hacemos sencillos, simples, inocentes, felices.


La meditación de fondo sobre las experiencias y conocimientos adquiridos, la autocrítica profunda, el psicoanálisis íntimo convierten, transforman todo en profunda comprensión creadora. Este es el camino de la auténtica felicidad nacida de la sabiduría y el amor.




CAPITULO XVI: EL ASESINATO

Matar es evidentemente y fuera de toda duda, el acto más destructivo y de mayor corrupción que se conoce en el mundo.


La peor forma de asesinato consiste en destruir la vida de nuestros semejantes.


No sólo se mata con ametralladoras, escopetas, cañones, pistolas o bombas atómicas, también se puede matar con una mirada que hiera al corazón, una mirada humillante, una mirada llena de desprecio, una mirada llena de odio; o se puede matar con una acción ingrata, con una acción negra, o con un insulto, o con una palabra hiriente.


Ninguna forma de asesinato puede tener justificación alguna. Con matar a otro no se resuelve ningún problema en la vida.


Las máquinas humanas no tienen conciencia de nada, se mueven en forma destructiva cuando cierto tipo de ondas cósmicas las hiere secretamente.


Nosotros no nos pronunciamos contra la Razón ni contra el análisis, sólo queremos decir que debemos primero experimentar la verdad sobre la guerra y luego así podemos darnos el lujo de razonar y analizar.


Es imposible experimentar la verdad del NO MATAR, si excluimos la meditación íntima profunda.


Sólo la Meditación muy profunda puede llevamos a experimentar la Verdad sobré la Guerra.
Esta Raza Caduca y degenerada ya no piensa sino en matar. Esto de matar y matar, sólo es propio de cualquier raza humana degenerada.


Mientras dentro de la mente humana existan los factores destructivos habrá guerras inevitablemente.


Dentro de la mente humana existen los factores que producen guerra, esos factores son el odio, la violencia en todos sus aspectos, el egoísmo, la ira, el miedo, los instintos criminales, las ideas belicistas propagadas por la televisión, la radio, el cine, etc.


CAPITULO VII: LA AMBICIÓN

La AMBICIÓN es polifacética. La AMBICIÓN tiene cara de santo y cara de diablo, cara de hombre y cara de mujer, cada de interés y cara de desinterés, cara de virtuoso y cara de pecador.

Existe AMBICIÓN en el que desea con locura infinita "SER ALGUIEN", "FIGURAR", "TREPAR" y existe AMBICIÓN en aquel que se hace ANACORETA, que no desea nada de este mundo, porque su única AMBICIÓN es alcanzar el CIELO, LIBERARSE, etc.

Existen AMBICIONES TERRENALES y AMBICIONES ESPIRITUALES. A veces la AMBICIÓN usa la máscara del DESINTERÉS y del SACRIFICIO.

Quien no AMBICIONA este mundo ruin y MISERABLE, AMBICIONA el otro y quien no AMBICIONA dinero, AMBICIONA PODERES PSÍQUICOS.

Al YO, al MÍ MISMO, al SÍ MISMO, le encanta esconder la AMBICIÓN, meterla en los recovecos más secretos de la mente y dice luego: "YO NO AMBICIONO NADA", "YO AMO A MIS SEMEJANTES", "YO TRABAJO DESINTERESADAMENTE POR EL BIEN DE TODOS LOS SERES HUMANOS".

La AMBICIÓN disfrazada con la MASCARA DEL DESINTERÉS, suele engañar a las gentes más astutas.

Existen en el mundo muchas gentes que sólo AMBICIONAN no ser AMBICIOSAS.

Son muchas las gentes que renuncian a todas las pompas y vanidades del mundo porque sólo AMBICIONAN su propio AUTO PERFECCIÓN INTIMA.

Todo trabajo humilde es bello. Todo trabajo humilde es necesario en la vida social.

No todos nacimos para ingenieros, gobernadores, presidentes, doctores, abogados, etc.

En el conglomerado social se necesitan todos los trabajos, todos los oficios, ningún trabajo honrado puede jamás ser despreciable.

En la vida práctica cada ser humano sirve para algo y lo importante es saber para qué sirve cada cual.

Es deber de los MAESTROS y MAESTRAS descubrir la VOCACIÓN de cada estudiante y orientarle en ese sentido.

Aquel que trabajare en la vida de acuerdo con su VOCACIÓN, trabajará con AMOR VERDADERO y sin AMBICIÓN.

EL AMOR debe reemplazar a la AMBICIÓN. La VOCACIÓN es aquello que realmente nos gusta, aquella profesión que con alegría desempeñamos porque es lo que nos agrada, lo que AMAMOS. Cuando uno trabaja en lo que le gusta, en su vocación verdadera, lo hace con AMOR porque AMA su vocación, porque sus ACTITUDES para la vida son precisamente las de su vocación.




CAPITULO VIII: EL AMOR

Se hace URGENTE comprender que existe una diferencia radical entre el AMOR y eso que es respeto, temor, dependencia, miedo.

Es URGENTE saber respetar a nuestros padres y maestros, pero no confundir el respeto con el AMOR.

EL RESPETO y el AMOR deben estar ÍNTIMAMENTE UNIDOS, más no debemos confundir al uno con el otro.
Se hace necesario comprender que sin AMOR VERDADERO es imposible que los padres y maestros puedan guiar a las nuevas generaciones sabiamente aun cuando haya muy buenas intenciones.

El camino que conduce al ABISMO está empedrado con MUY BUENAS INTENCIONES.

Muchas gentes tienen miedo de pensar por sí mismas en los misterios de la vida y de la muerte, miedo a inquirir, investigar, comprender, estudiar, etc. y entonces exclaman: ¡YO AMO A DIOS, Y CON ESO ES SUFICIENTE!

Creen que aman a DIOS pero en realidad no AMAN, temen.
La esclavitud psicológica, la dependencia, el depender de alguien, no es AMOR. Es únicamente TEMOR y eso es todo.
Lo que sucede es que la gente no ha comprendido lo que es el amor, y a todo temor y a toda esclavitud psicológica, y a toda pasión, etc. la confunden con eso que se llama AMOR.

La gente no sabe AMAR, si la gente supiera amar, la vida sería de hecho un paraíso.

EL AMOR debe NACER en nosotros y sólo NACE cuando hemos comprendido a fondo lo que es el ODIO que llevamos dentro, lo que es el TEMOR, LA PASIÓN SEXUAL, el miedo, la esclavitud psicológica, la dependencia, etc. etc. etc.

Debemos comprender lo que son estos defectos PSICOLÓGICOS, debemos comprender como se procesan en nosotros no sólo en el nivel intelectual de la vida, sino también en otros niveles ocultos y desconocidos del SUBCONSCIENTE.

Se hace necesario extraer de los distintos recovecos de la mente todos esos defectos. Sólo así nace en nosotros en forma espontánea y pura, eso que se llama AMOR.

Es imposible querer transformar el mundo sin la llamarada del AMOR. Sólo el AMOR puede de verdad transformar el mundo.



     
CAPITULO IX: LA MENTE

Quienes suponen que la MENTE es el CEREBRO, están totalmente equivocados. La MENTE es ENERGÉTICA, sutil, puede independizarse de la MATERIA, puede en ciertos estados hipnóticos o durante el sueño normal, transportarse a sitios muy remotos para ver y oír lo que está sucediendo en esos lugares.

Realmente y de toda verdad podemos decir que la mente puede viajar a través del tiempo y del espacio, independientemente del cerebro, para ver y oír cosas que se suceden en lugares distantes.

El cerebro está hecho para elaborar el pensamiento pero no es el pensamiento.

El cerebro tan sólo es el instrumento de la MENTE, no es la mente.

Nosotros necesitamos estudiar a fondo la mente si es que de verdad queremos conocer en forma ÍNTEGRA eso que se llama AMOR.

Conforme pasan los años, conforme avanzamos en edad, la mente se va cristalizando poco a poco.

Hay quienes tienen la MENTE EMBOTELLADA en los celos, en el odio, en el deseo de ser rico, en la buena posición social, en el pesimismo en el apego a determinadas personas, en el apego a sus propios sufrimientos, en sus problemas de familia, etc. etc. etc.
Necesitamos LIBERTAR LA MENTE pero a la gente le agrada la esclavitud, es muy raro encontrar a alguien en la vida que no tenga la MENTE bien embotellada.

Los maestros y maestras deben enseñar a sus alumnos y alumnas todas estas cosas. Deben enseñarle a las nuevas generaciones a investigar su propia mente, a observarla, a comprenderla, sólo así mediante la COMPRENSIÓN de fondo podemos evitar que la mente se cristalice, se congele, se embotelle.

Lo único que puede transformar el mundo es eso que se llama AMOR, pero la mente destruye el AMOR.

Necesitamos ESTUDIAR nuestra propia mente, observarla, investigarla profundamente, comprenderla verdaderamente. Sólo así, sólo haciéndonos amos de sí mismos, de nuestra propia mente, mataremos al matador del AMOR y seremos felices de verdad.

Es necesario comprender en forma ÍNTEGRA lo que son los procesos de la mente en estado de acumulación de experiencias.

La MENTE destruye el AMOR y sólo comprendiendo todos los funcionalismos equivocados de la mente, nuestra forma absurda de pensar, nuestras malas costumbres, hábitos automáticos, mecanicistas, manera equivocada de ver las cosas, etc. podemos llegar a vivenciar, a experimentar de VERDAD eso que no pertenece al tiempo, eso que se llama AMOR.

Quienes quieren que el AMOR camine por los carriles equivocados de sus propios prejuicios, apetencias, temores, experiencias de la vida, modo egoísta de ver las cosas, forma equivocada de pensar, etc. acaban de hecho con el AMOR porque éste jamás se deja someter.
Hay que acabar con el YO, con el MI MISMO, con el SÍ MISMO para no perder el niño del AMOR.

EL YO es un manojo de recuerdos, apetencias, temores, odios, pasiones, experiencias, egoísmos, envidias, codicias, lujuria, etc. etc. etc.

Sólo comprendiendo cada defecto por separado; sólo estudiándolo, observándolo directamente no sólo en la región intelectual, sino también en todos los niveles subconscientes de la mente, va desapareciendo cada defecto, vamos muriendo de momento en momento. Así y sólo así logramos la desintegración del YO.

Quienes quieren embotellar el AMOR dentro de la horrible botella del yo, pierden el AMOR, se quedan sin él, porque el AMOR jamás puede ser embotellado.

Desgraciadamente la gente quiere que el AMOR se comporte de acuerdo con sus propios hábitos, deseos, costumbres, etc., la gente quiere que el AMOR se someta al YO y eso es completamente imposible porque el AMOR no le obedece al YO.
El esposo que realmente ama a su esposa, jamás comete el error de compararla con nadie, le ama y eso es todo.

EL MAESTRO o la Maestra que aman a sus alumnos y alumnas jamás los discriminan, nunca les comparan entre sí, les aman de verdad y eso es todo.

La Mente Dividida por las comparaciones, la mente esclava del DUALISMO, destruye el AMOR.

La Mente dividida por el batallar de los opuestos no es capaz de comprender lo nuevo, se petrifica, se congela.

La MENTE TIENE MUCHAS PROFUNDIDADES, Regiones, terrenos subconscientes, recovecos, pero lo mejor es la ESENCIA, la CONCIENCIA y está en el Centro.

Cuando el DUALISMO se acaba, cuando la mente se torna ÍNTEGRA, SERENA, QUIETA, PROFUNDA, cuando ya no compara, entonces despierta LA ESENCIA, LA CONCIENCIA y ese debe ser el objetivo verdadero de la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL.

Distingamos entre OBJETIVO y SUBJETIVO. En lo OBJETIVO hay conciencia despierta. En lo SUBJETIVO hay Conciencia dormida, SUBCONCIENCIA.

Sólo la CONCIENCIA OBJETIVA puede gozar el CONOCIMIENTO OBJETIVO.
El CONOCIMIENTO OBJETIVO no puede ser adquirido sin CONCIENCIA OBJETIVA.

Los Alumnos y Alumnas deben llegar primero a la AUTOCONCIENCIA y después a la CONCIENCIA OBJETIVA.

Sólo por el CAMINO DEL AMOR podemos llegar a la CONCIENCIA OBJETIVA y el CONOCIMIENTO OBJETIVO.






CAPITULO X: SABER ESCUCHAR

En el mundo existen muchos oradores que asombran por su elocuencia, más son pocas las personas que saben escuchar.

Saber escuchar es muy difícil, pocas son de verdad las personas que de verdad saben escuchar.

EL YO traduce de acuerdo con sus prejuicios, preconceptos, temores, orgullo, ansiedades, ideas, memorias, etc., etc., etc.

Solo en estado de alerta NOVEDAD, con MENTE ESPONTÁNEA libre del peso del pasado, en estado de plena RECEPTIVIDAD, podemos realmente escuchar sin la intervención de ese pésimo secretario de mal agüero llamado YO, MI MISMO, SÍ MISMO, EGO.

Cuando la mente está condicionada por la memoria, sólo repite lo que tiene acumulado. SI QUEREMOS SABER ESCUCHAR, si queremos aprender a escuchar para descubrir lo nuevo, debemos vivir de acuerdo a la filosofía de la MOMENTANEIDAD.

Es urgente vivir de momento en momento sin las preocupaciones del pasado, y sin los proyectos del futuro.

La VERDAD es lo desconocido de momento en momento, nuestras mentes deben estar siempre alertas, en plena atención, libres de prejuicios, preconceptos, a fin de ser realmente receptivas.

Los Maestros y Maestras de escuela deben enseñarle a sus alumnos y alumnas la profunda significación que se encierra en eso de saber escuchar.

Es necesario aprender a vivir sabiamente, reafirmar nuestros sentidos, refinar nuestra conducta, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos.

De nada sirve tener una gran cultura académica, si no sabemos escuchar, si no somos capaces de descubrir lo nuevo de momento en momento.

Las Mentes toscas, rudas, deterioradas, degeneradas, jamás saben escuchar, jamás saben descubrir lo nuevo, esas Mentes sólo comprenden, sólo entienden en forma equivocada las traducciones absurdas de ese secretario satánico llamado YO, MI MISMO, EGO.

Quien sabe vivir de momento en momento, marcha realmente por el camino del verdadero refinamiento.

Quien tenga Mente receptiva, espontánea, íntegra, alerta, camina por la senda del auténtico refinamiento.

Quien se abre a todo lo nuevo abandonando el peso del pasado, los preconceptos, los prejuicios, recelos, fanatismos, etc., marcha triunfalmente por el camino del legítimo refinamiento.

La mente degenerada vive embotellada en el pasado, en los preconceptos, orgullo, amor propio, prejuicios, etc., etc.

La mente degenerada no sabe ver lo nuevo, no sabe escuchar, está condicionada por el AMOR PROPIO.

LA EDUCACIÓN FUNDAMENTAL enseña a escuchar, enseña a vivir sabiamente.

Se necesita la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL en forma urgente porque las nuevas generaciones significan el comienzo de una nueva era.

Ha llegado la hora de la REVOLUCIÓN VERDADERA, ha llegado el instante de la REVOLUCIÓN FUNDAMENTAL.









.... continúa en la Parte Segunda:Psicología Gnóstica Revolucionaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS