06 diciembre 2012

TETRAGRAMATON PARTE II


EL NOMBRE DE DIOS
En el pensamiento Judío, el nombre no es una designación arbitraria o un grupo de sonidos. El nombre nos dice la naturaleza, la esencia, la historia de aquel que es designado con él. Y de alguna manera conocer el nombre de Dios sirve para trabajos mágicos (magia ceremonial) de invocarle y lograr su atención.
En Éxodo 3, 13-22 Moisés es el primero que pregunta el nombre de DIOS. No pregunta cómo lo debe llamar, sino ¿Cómo te llamas? ¿Cuál es tu esencia? Y DIOS le responde: “Soy el Eterno”.
Cuando en el judaísmo se habla de, "la profanación del nombre de DIOS", no es un daño a la forma de pronunciar el Nombre, es un daño a la reputación del Ser, por eso los judíos están llamados a "Santificar el nombre" al igual que todo Cristiano.
LOS NOMBRES DE DIOS
El judaísmo reconoce el nombre de DIOS, o mejor dicho "los Nombres de DIOS".
La palabra tetragrámaton procede del griego Tettares (cuatro) y gramma (letra), y hace especial referencia a las cuatro letras que, en hebreo, componen y expresan el concepto de Dios.
Además de este nombre propio, en las escrituras se aplican distintos títulos y atributos para Dios.
YHVH, en Hebreo Yod-Heh-Vav-Heh. De aquí proviene la confusión con el nombre de Jehová que no es correcto. Este nombre de Dios en hebreo, YHVH, es sólo la pronunciación de las cuatro consonantes, sin las vocales correspondientes. En español el equivalente más apropiado sería YAVEH.
Las raíces hebreas de estas letras son He-Yod-Heh, o sea "el SER" y reflejan la esencia de que DIOS es Eterno. Este nombre se utiliza en las escrituras para discutir la relación de DIOS con el hombre, este nombre se reduce a veces a YHA, YAHU o YEHO.
Este nombre se pronunció hasta el año 586 A.C. o sea hasta la destrucción del primer templo, y se pronunciaba con las vocales correspondientes.
Ya para el siglo tercero antes de JESÚS la pronunciación se había sustituido por:

ADONAI o ADONAI ELOHIM (Señor DIOS). ADONAI-EL RAHUM VE-HANNUN, ("El Señor DIOS Misericordioso y generoso") (Éxodo 34, 6-7). Esta formula que según la tradición rabínica fue revelada por el mismo Dios a Moisés contiene los trece atributos de DIOS y es efectiva para obtener el perdón Divino.    
Adonai, podría significar «amo de amos» o «amo de todos y de todo».
Adonai Tsidkeinu significa “Justicia nuestra” (Jeremías 23:6; 33:16)
Más tarde ADONAI se cambió por HASHEM o el SHEMA arameo que quiere decir "El Nombre".
En realidad ¿Qué oyó Moisés frente a la zarza ardiente? Moisés oyó "EHEYEH-ASHER-EHEYEH", ("YO SOY EL QUE SOY"), lo cual es más una explicación o una forma educada de decirle que el era Dios, sin darle su nombre.
Ehyé-Asher-Ehyé (Ehyé): es una referencia al poder futuro de Dios y se puede traducir como “Haré porque haré” o “Yo seré porque seré” (Éxodo 3:14). Algunos lo consideran equivalente a “Yo soy el que soy”.
Especialistas modernos, concuerdan que la mejor traducción del tetragrama es "Seré el que Seré" o "Yo Seré el que resultaré Ser", lo cual expresa la autoridad futura con que Dios hará su voluntad ("El hace que llegue a ser"), se convertirá en lo que sea necesario para cumplir su propósito.
Otros consideran que el Tetragrama viene de "YAWEH=ASHER-YIHWEH" que significa "Él le da vida a lo que existe".
ELOHIM: Es el primer nombre que se le da a DIOS en las escrituras, que es un nombre masculino plural. Este nombre se utiliza para enfatizar el poder de DIOS. En el Génesis - antes de la creación - se le llama ELOHIM-YAVE, y después de la creación se le llama solo ELOHIM. Variaciones de este nombre son EL ELOAH, ELOHAI (“Mi DIOS”) y ELOHAYNU (“Nuestro DIOS”).
Una de sus hipótesis de origen indicaría que podría ser un plural mayestático que significa “Dios por sobre todos los dioses” o “Dios de todo” o podría ser simplemente un plural de majestad para indicar la alta dignidad de la persona divina.
También como ocurre en este tipo de plurales, al hablar los Elohim lo hacen como ‘nosotros’ (Genesis 3:22), o ‘nuestro’ (Isaías 6:8) o conjugando su acción en plural (Génesis 1:26,11:7), lo que los cristianos trinitarios (la inmensa mayoría) interpretan como expresión de la pluralidad de personas en el único Dios, es decir como expresiones de la Trinidad de Dios. Es el primer nombre que se usa para referirse a Dios en la Biblia (Génesis 1:1): "En el principio creó Dios los cielos y la tierra".
EL SHADAI: También a DIOS se le conoce con este nombre, que significa “El Altísimo”, algunos piensan que viene de "Shomer Daltot Yisrael" (“Guardián de las Puertas de Israel”), o creen que puede venir de "Aquel que dice Dai".  "Dai" quiere decir suficiente. La Misdra (la colección de tradiciones judías) dice que el universo se expandió hasta que DIOS dijo DAI.
Shadai, es el nombre de Dios en el Libro de Job y según Éxodo 6:2-3 y el que conocían los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob. Para Rashi en su comentario a Génesis 17:1 Shaddai es la unión del pronombre relativo sha y la palabra dai, ‘suficiente’ y significaría ‘que puede’, por lo cual varios traducen “Todopoderoso”.
Para otros viene de la antigua palabra semita shadu que significa ‘montaña’, el lugar primitivo del culto, por la que el apelativo significa “Dios de la montaña”. Albright cree que deriva de shad, shadayim, ‘pecho’ o ‘seno’, una alusión al papel de cuidador y dador de alimento.

Una interpretación midriasica  considera que se trata de un acrónimo que significa “Guardián de las puertas de Israel”.

YAVEH SABAOT, (“DIOS de los Ejércitos”). Este no aparece en la Torah, sino en los libros proféticos.
El: Denominación para “Dios” en general, como en el idioma acadio sería ILU= Dios. En la literatura cananea era el Dios superior; en idioma Ugarítico IL, que gobernaba el macrocosmos; en contraposición a Baal, dios del microcosmos. EL, es el más antiguo posiblemente y designa la divinidad en lengua semítica. Se cree que significa "Ser fuerte", va acompañado con otras palabras como EL-HAI o "DIOS Viviente"; EL-HASHAMAIN o "DIOS del cielo"; ELYON, que significa "Altísimo" ; y QUADOSH  “El Santo".
El Betel: Dios de Betel”, antiguo lugar de culto. Es el Dios de la casa de Dios.
El Olam: Olam, del hebreo lm eterno, “Dios eterno”. También puede traducirse como “Dios universal”.
El Roi: Yahweh (Dios) me ve” o “Yahweh (Dios) cuida de mí”.
El Shalom:  “Dios de paz”.
Zar Shalom:  Príncipe de Paz”, Isaias 9:6
El Shofet Haarets: Dios que juzga a toda la Tierra”
Eloah: Nombre usado en la poesía y en Deuteronomio 32:15-17. Viene del arameo. Elah está lingüísticamente emparentado con el árabe Allah.

Elyon: “altísimo”, por ejemplo en Génesis 14:19.

Hazme: El nombre judío al que se le da a Dios entre otros más que se le puede representar.

Shejiná: Es la “presencia de Dios” o su manifestación. Es un substantivo femenino hebreo y arameo, que procede del verbo ‘residir’, ‘habitar’ o ‘morar’ y significa que Dios habita entre su pueblo. Por lo tanto es “Dios para nosotros” o lo que podemos conocer de Dios, lo que Él nos manifiesta. Se entiende también como la manifestación del Espíritu de Dios.

Yah: Yh, apócope de Yhvh. Aparecería veintiséis veces, principalmente en el libro de los Salmos; y veinticuatro contenido en la palabra hebrea aleluya (cuyo significado es 'alabad a Yah'). También aparece formando parte de nombres bíblicos como Miqueas (en hebreo Micayáh).

YHWH Tzevaot/Sabaot: Significa “Dios del ejército” (quizá en referencia a los ejércitos angélicos) o “Dios de las tropas” de Israel 1Samuel 17:45.

Shadai Eljai: Significa “Dios Todopoderoso Viviente”.

Yawéh Eloah Vedaat: “Rey del Conocimiento”.

Yahva hé (Yahvahé): Esta denominación es el resultado de unificar las letras Yah-Va-He en una sola palabra, y probablemente el nombre más original para el Tetragrama, ya que significa: “Yo soy el Señor”, y representa el mejor pronunciamiento para sus cuatro consonantes: (YHWH) con cada vocal en su lugar correspondiente; y que aún es equiparable a lo dicho por Dios a Moisés en el Monte Horeb en medio de una llama desde la zarza que ardía y no se quemaba: YO SOY EL QUE SOY (Éxodo 3:1-14) .

También porque equivale a lo que con relación a ello se puede leer en el libro del Profeta Isaías, puesto que hay una afirmación personal de Dios en decir: “yo soy el Señor”: "Yo soy el Señor; ¡ése es mi nombre! No entrego a otros mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos. (Isaías 42:8 NVI).
Además de la frase bíblica anterior que hace mención "yo soy el Señor", esta aparece cuatro veces sólo en el capítulo 45 (Isaías 45:5, 45:6, 45:18, 45:22 NVI).
Otro nombre que de su traducción del español al hebreo deja intacto al Tetragrama, es Yahva el.
El sentido de los nombres Yahveh (Y H V H) ha sido interpretado de formas muy diversas y se discute su origen cultural. Aunque Elohim siempre dijo que sería llamado Yahveh en el Génesis. En el tiempo que el pueblo judío fue llevado en esclavitud a Babilonia estaba prohibido pronunciar su nombre, ya que era sagrado, así que fue creada esta interpretación. Al estar formado por cuatro consonantes hebreas — Y (iod), H (hei), V (vav) y H (hei) — se denomina “El Tetragrámaton” (es decir, palabra compuesta de cuatro letras).

Dicho nombre representado en caracteres hebreos cuadrados por las cuatro letras -leído de derecha a izquierda- se translitera en español como YHWH, YHVH, o JHVH –leído como Jehová, Yavéh, Yaweh y de otras maneras --, es la forma causativa, el estado imperfecto del hebreo (ha·wáh), que se traduce como “llegar a ser” o “la causa de que llegue a ser”, “el existente” o “el que soy”. Sin embargo, el verbo hebreo ha·yáh se deriva de la palabra ´Eh·yéh que no significa simplemente “ser”, sino “llegar a ser”; y entran en él los tres tiempos del verbo ser en hebreo, “hayáh” (él fue), “hoveh” (él es), “yihyeh” (él será), no solo el modo presente. Por lo que el nombre de Dios, el de “llegar a ser” o “la causa de que llegue a ser”, implica el cumplimiento de un propósito definido para el bien de la humanidad. Por eso se lo llama “el Dios de toda la tierra”, no solo de Israel (véase Génesis 17:1).

YHVH, o JHVH: Son las cuatro figuras que traducidas literalmente significan IHVE. Siendo este vocablo la forma de pronunciación más antigua. Es el nombre de Dios.

Mucha gente pronuncia el Tetragrámaton utilizando el vocablo "Jehová". Pero Jehová no puede ser la pronunciación correcta, puesto que en la lengua hebrea no hay ninguna letra que suene como "J" o "j".

El Tetragrámaton está formado por cuatro letras: Iud, Hei, Vau, Hei; y son de origen babilónico y caldeo. Forman el nombre de Dios, traducido como Jehova por los hebreos. En el Antiguo Testamento, cuando se habla de Dios, no se le nombra. Iud, Hei, Vau, Hei es una fórmula. Es la expresión de la Divinidad. Como nadie sabía cómo se pronunciaba —porque en lo antiguo no existían las vocales— lo llamaron Jehova. Y en la actualidad cada uno lo nombra de distintas maneras, tratando de apropiarse de él, por torpeza humana.

Todo depende de una letra inicial -en castellano parecería “final” porque el hebreo se escribe de derecha a izquierda- que cambia la palabra hebrea YHVH (el tetragrámaton) por HVH (Eva), digamos que si se pone יהוה se está escribiendo YHVH pero si se pone הוה se está escribiendo HVH (Eva).

OTROS NOMBRES DE DIOS
CREADOR DEL CIELO Y LA TIERRA (Génesis 14, 19-22)
CREADOR DE ISRAEL (Isaías 43,15)
EL MÁS SANTO (Isaías 43, 15)
EL SANTO DE ISRAEL (Isaías 1,4)
PASTOR DE ISRAEL (Salmo 80,2)
LA ROCA (Deuteronomio 32,4)
REY DE REYES (Isaías 41,2)
SU PROHIBICION
Esta prohibición se enfatiza en el Talmud (comentario sobre la tradición judía o Misdra), y consiste en no pronunciar y no escribir el nombre de Dios. Esta prohibición de pronunciamiento se aplica solo al Tetragrama que sólo podía ser pronunciado por el Sumo Sacerdote el día de la Expiación y dentro del Santo de los Santos.
La prohibición de describirlo viene del hecho de que cuando un pueblo conquistaba a otro lo primero que hacia era borrar el nombre del DIOS local y los Rabinos no querían ni la posibilidad de que esto ocurriera, pues no era el nombre lo que iban a profanar, sino la esencia de DIOS. La prohibición abarcaba a los siguientes nombres: EL EIOHIM, YHVH, ADONAI, SABAOT. 
NOMBRES RABINICOS DE DIOS
Los rabinos de Israel le dieron nombres adicionales a DIOS, muchas veces basados en sus atributos. El más común es HA-KADOSH BARUKH HU, "El Santo, Bendito sea su Nombre" (el más utilizado hoy en día). Otro nombre es RIBBONO SHEL OLAM, "Soberano del Universo", utilizado como súplica o introducción a la plegaria. Otro nombre: HA-MAKOM, o "El Lugar". HA RAMAHAM, "el Misericordioso", es utilizado en la liturgia, sobre todo para dar gracias en las comidas, también AVINU SHE-BA-SHAMAYIN, o "Nuestro Padre del Cielo". SHALOM, "Paz". ANI o "yo".
Fuente  principal: Ministerio de Apologética SOBRE ESTA ROCA

Nombre divino fuera de la Biblia

La pronunciación y el uso del nombre divino no siempre estuvo prohibido u oculto, la propia Biblia da fe del extenso uso dado al tetragrámaton por parte del pueblo judío y otras naciones en el pasado.

De fuentes extrabíblicas también hay prueba del uso extenso que se daba al nombre divino en la antigüedad.
En 1961 se descubrió una cueva sepulcral antigua a poca distancia al sudoeste de Jerusalén. En las paredes de esta cueva había inscripciones hebreas que aparentemente datan de la segunda mitad del siglo octavo a.de C. Las inscripciones contienen declaraciones por el estilo de “YHWH es el Dios de toda la tierra”.

En 1966,se publicó un informe acerca de pedazos de vasijas de barro con escritos hebreos hallados en Arad, en la parte sur de Israel. Esta escritura se efectuó en la segunda mitad del siglo séptimo a. de C. Uno de los escritos era una carta particular a un hombre llamado Eliasib. La carta empieza así: “A mi señor Eliasib: Que YHWH inquiera por tu paz”. Y termina: “Él mora en la casa de Jehová”.

En 1975 y 1976, arqueólogos que trabajaban en el Néguev descubrieron una colección de inscripciones hebreas y fenicias sobre paredes de yeso, grandes jarros de almacenaje y vasijas de piedra. Entre las inscripciones se hallaba la palabra hebrea para Dios, así como el nombre de Dios, YHWH, en letras hebreas.
En Jerusalén misma recientemente se descubrió una tirilla enrollada de plata que aparentemente databa de antes del destierro en Babilonia. Los investigadores dicen que, al desenrollarla, se encontró escrito en la tira de plata el nombre de YHWH en hebreo.



El documento de la figura es una carta procedente de Tell ed Duweir,Lakís; contiene seis líneas de texto y la lectura de las cinco primeras es como sigue: ['l 'dny y'ws ysm yhwh 't 'dny sm't sl m 't kym 't kym my 'bd k klb ky zkr 'dny 't (')bdh y'(ob,)kr yhwh 't] A mi señor Yaosh: Que YHWH sea propicio a mi señor sobre las nuevas de paz en este mismo día, en este mismo día. Y tu siervo, un perro, porqué mi señor se acuerda de su siervo? Que YHWH entristezca...

Otro ejemplo del uso del nombre de Dios se halla en las llamadas Cartas de Laquis. Estas cartas, escritas en tiestos, fueron halladas entre los años 1935 y 1938 en las ruinas de Laquis, una ciudad fortificada que figuró prominentemente en la historia de Israel. Parece que fueron escritas por un oficial de una avanzada de Judá a su superior, llamado Yaos, que se hallaba en Laquis, aparentemente durante la guerra entre Israel y Babilonia hacia el fin del siglo séptimo a. de la E.C.
De los ocho tiestos leíbles, siete comienzan su mensaje con un saludo como éste: “¡Que YHWH haga que mi señor vea esta temporada con buena salud!”. En total, el nombre de Dios aparece 11 veces en los siete mensajes, lo cual indica claramente que el nombre de YHWH se empleaba cotidianamente para fines del séptimo siglo a.C.
La estela como se fotografió alrededor de 1891.
Incluso algunos gobernantes paganos conocían y usaban el nombre divino al referirse al Dios de los israelitas. Así, en la estela de Mesa, el rey Mesa de Moab se jacta de sus hazañas militares contra Israel y, entre otras cosas, declara:
Kemos me dijo: ‘¡Ve, priva de Nebo a Israel!’ De modo que fui de noche y peleé contra él desde rayar el alba hasta el mediodía, y lo tomé, y los maté a todos [...] Y tomé de allí los vasos de YHWH, y los arrastré delante de Kemos”
Fuera de la Biblia, éste es probablemente el registro más antiguo del uso del nombre divino.

Con referencia a estos usos no bíblicos del nombre de Dios, cabe señalar que quienes apoyan el término Jehová como pronunciación original, indican que el Theologisches Wörterbuch zum Alten Testament (Diccionario teológico del Antiguo Testamento), en el tomo 3, columna 538, dice:
“Así, unas 19 pruebas documentales del Tetragrámaton en la forma jhwh testifican a este respecto en cuanto a lo confiable del T[exto] M[asorético]; se puede esperar más, sobre todo de los Archivos de Arad”.
(Traducción del alemán.)
Aunque hay que tener en consideración que esta última referencia realmente es muy discutida y la gran mayoría de eruditos acepta como original el Tetragrámaton YHWH.
También la etapa de ocultamiento o de no pronunciación sobrepasó el uso bíblico.
En el sistema de numeración hebreo se otorga a cada letra un significado numérico, según su orden en el alfabeto. Los números 15 y 16 deberían escribirse como "10 + 5" (yohdh + he') y "10 + 6" (yohdh + waw), respectivamente. Como estas dos expresiones son abreviaturas del Tetragrámaton, en su lugar escriben "9 + 6" y "9 + 7".








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS