12 septiembre 2012

LA EXTINCION MASIVA Y LOS CUERPOS CELESTES EXTRATERRESTRES


COMPILADO Y ESTRUCTURADO POR EL DR. FERNANDO DURAND

La extinción masiva del Cretácico-Terciario fue un período de extinciones masivas de especies hace aproximadamente 65 millones de años. Corresponde al final del período Cretácico y el principio del período Terciario.

No se conoce la duración exacta de este evento. Cerca del 50% de los géneros biológicos desaparecieron, entre ellos la mayoría de los dinosaurios. Se han propuesto muchas explicaciones a este fenómeno; la más aceptada es que fue el resultado del impacto de un asteroide sobre la Tierra proveniente del espacio.

En 1980 un grupo de investigadores liderados por el físico Luis Álvarez (Premio Nobel) descubrieron, en las muestras tomadas por todo el mundo de las capas intermedias entre los períodos Cretácico y Terciario de hace 65 millones de años, una concentración de iridio cientos de veces más alta que lo normal. El final del cretáceo coincide con la extinción de los dinosaurios y de los ammonites.

Los niveles del iridio son generalmente más altos en asteroides y otros objetos extraterrestres.

Archibald y Fastovsky proponen, en 2004, un escenario que combina tres causas principales:  la actividad volcánica, la disminución del nivel del mar y el impacto de un objeto contra la tierra. Algunos geólogos apoyan una nueva hipótesis, que la causa de la extinción de los dinosaurios habría sido una cadena de inmensas erupciones volcánicas masivas en la meseta de Decán. La mejor evidencia en favor del vulcanismo es la existencia de casi 1,300 km² de lava en la meseta, depositadas al finalizar el Cretácico.

Quizás cayeron simultáneamente dos grandes meteoritos, uno en Yucatán y otro en la cuenca del Almirante, y algunos creen que este último desató las erupciones de Decán, que sumaron sus efectos a los de los meteoritos.

El cráter de Chicxulub es un antiguo cráter de impacto cuyo centro aproximado está ubicado al noroeste de la península de Yucatán, en México.

El cráter mide más de 180 kilómetros de diámetro, formando una de las zonas de impacto más grandes del mundo; se estima que el bólido que formó el cráter medía al menos diez kilómetros de diámetro.

Recientemente se ha reafirmado la hipótesis de que el impacto es el responsable de la extinción masiva del Cretácico-Terciario

El Cráter Barringer, también conocido como Meteor Mountain, es el resultado del impacto, hace unos 50.000 años, del llamado meteorito Canyon Diablo de 50 metros de largo. El cráter se localiza a 55 km al este de la ciudad de Flagstaff, en el norte de Arizona, Estados Unidos. El cráter se ubica a una elevación de 1,740 msnm y tiene un diámetro de aproximadamente 1,200 m, y casi 170 m de profundidad. El impacto produjo una explosión equivalente a por lo menos 2,5 megatones de TNT, equivalente a 150 veces la potencia de la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima.

Esta explosión excavó 175 millones de toneladas de roca. La onda de choque del impacto se propagó en forma hemisférica, haciendo estallar la roca tanto hacia arriba como hacia abajo, creando así el cráter. La mayor parte de la energía del impacto fue liberada en la atmósfera y generó una onda de choque devastadora sobre el terreno.

El cráter de la Tierra de Wilkes es un gigantesco cráter de origen meteórico descubierto bajo la capa de hielo de la Antártida.  Este cráter se originó hace 250 millones de años, lo que refuerza la hipótesis según la cual la Catástrofe Pérmica - que se prolongó durante 100.000 años- se originó por el impacto en el planeta Tierra de un gran meteorito, quizás restos de un núcleo cometario o de un asteroide de mediano tamaño, sobre el entonces supe continente meridional de Gondwana. La forma anular y la extensión del mascon en la Tierra de Wilkes indican con casi absoluta certeza que se trata de un cráter meteórico, pese a hallarse oculto bajo 1,5 km del hielo y la nieve antártica.

El impacto de tal meteorito habría provocado una onda de tipo sísmico ocasionando una serie de eventos  tales como gigantescas erupciones en lo que actualmente es Siberia, entonces parte del super continente septentrional de Laurasia, y la liberación de gases con efecto invernadero.

La Catástrofe Pérmica significó la extinción en un plazo de unos 100 mil años del 90% de las especies vivas pluricelulares de la Tierra.

La magnitud del impacto meteórico sucedido en el Pérmico es bastante superior a la que indica el Cráter Chicxulub (hace unos 65 millones de años provocando la Extinción masiva del Cretácico-Terciario, baste notar que el cráter de la Tierra de Wilkes es seis veces más extenso que el cráter yucateca de Chicxulub).

 

Anexo:Cráteres de la Tierra

Nombre
Localización
Diámetro
Edad
600 km
3.000 millones
Tierra de Wilkes, Antártida
480 km
250 millones
Free State, Sudáfrica
300 km
2,02mil millones
Ontario, Canadá
250 km
1,85mil millones
Yucatán, México
170 km
65 millones
Siberia, Rusia
100 km
35,7 millones
Quebec, Canadá
100 km
214 millones
Idaho, Estados Unidos
100 km
900 millones
South Australia, Australia
90 km
590 millones
Virginia, Estados Unidos
90 km
35,5 millones
80 km
167 millones
Kalahari Desert, Sudáfrica
70 km
145 millones
Nenetsia, Rusia
65 km
70 millones
Western Australia, Australia
60–120 km
364 millones
Queensland, Australia
55 km
128 millones
Quebec, Canadá
54 km
342 millones
Dalarna, Suecia
52 km
377 millones
Pamir Mountains, Tayikistán
52 km
5 millones
Nova Scotia, Canadá
45 km
50 millones
Central Brasil
40 km
244 millones
Barents Sea, Noruega
40 km
142 millones
Manitoba, Canadá
40 km
220 millones
Saskatchewan, Canadá
39 km
115 millones
Quebec, Canadá
36 km
290 millones
Iowa, Estados Unidos
35 km
73,8 millones
Western Australia, Australia
30 km
2 mil millones
Ontario, Canadá
30 km
450 millones
Western Australia, Australia
30 km
1,63mil millones
Western Finland, Finlandia
30 km
<1,8mil millones
Labrador, Canadá
28 km
36 millones
Quebec, Canadá
26 km
290 millones
Baviera, Alemania
25 km
14,8 millones
Northern Territory, Australia
20 km
1660–600 millones
Western Australia, Australia
~19 km
< 508 millones
Texas, Estados Unidos
13 km
< 100 millones
8 km
5 ± 3 millones
Middlesboro, Kentucky, Estados Unidos
~6 km
< 300 millones
Nesbyen, Noruega
5 km
650 millones
3,8 km
15 millones
1,83 km
52.000
Arizona, Estados Unidos
1,2 km
49.000

METEORITO: Un meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie de un planeta debido a que no se desintegra por completo en la atmósfera. La luminosidad dejada al desintegrarse se denomina meteoro.

Dicho destello se produce por la incandescencia temporal que sufre el meteoroide a causa de la presión de choque (el aire atmosférico se comprime al chocar con el cuerpo y, al aumentar la presión, aumenta la temperatura, que se transfiere al meteoroide), no de la fricción. Esto ocurre generalmente a alturas entre 80 y 110 kilómetros (50 a 68 millas) sobre la superficie de la Tierra.

Un meteoroide es materia que gira alrededor del Sol o cualquier objeto del espacio interplanetario que es demasiado pequeño para ser considerado como un asteroide o un cometa. Un meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie de la Tierra sin que se haya vaporizado completamente.

Se denominará bólido a aquellos meteoros cuya luminosidad sea superior a la del Planeta Venus (magnitud -4).

Categorías
Tradicionalmente los meteoritos se han dividido en tres amplias categorías:
1.        Meteorito pedregoso (rocas), integradas principalmente por los minerales de silicato; aerolito o litito.
1.        Condrita
2.      Acondrita
2.      Meteorito metálico, se componen en gran parte de hierro-níquel; siderito.
3.      Meteorito pedregoso-metálico, que contienen grandes cantidades de material metálico y rocoso; siderolito

En contraste, incluso los cuerpos pedregosos o helados que son relativamente grandes (como los cometas pequeños o los asteroides) y que llegan a pesar millones de toneladas, son frenados en la atmósfera, y por lo tanto no hacen cráteres de impacto. Aunque tales acontecimientos no son frecuentes, pueden provocar una considerable conmoción; el famoso cráter de Tunguska probablemente resultó de tal incidente.

Grandes objetos pedregosos (de centenares de metros en diámetro o más y que logran pesar decenas de millones de toneladas o más) pueden alcanzar la superficie y causar grandes cráteres, sin embargo, estos son muy raros. Estos acontecimientos generalmente son tan enérgicos que el meteoro se destruye por completo sin dejar ningún meteorito.

A menudo, durante las caídas de meteoritos se escuchan explosiones, detonaciones, y rugidos que pueden ser causadas por explosiones sónicas, así como ondas expansivas que resultan de la fragmentación del cuerpo.

Los meteoritos metálicos, también conocidos como sideritos. Se cree que son restos del núcleo de asteroides que se destruyeron al impactar entre ellos o con otros cuerpos del Sistema Solar. Debido a su gran densidad y tamaño, el peso de todos ellos superan las 500 toneladas, lo que representa un 89,3% de la masa total de los meteoritos. Sin embargo, solo representan un 5,7% de las caídas.

El meteorito Willamette, es un meteorito de tipo metálico descubierto en Oregón (Estados Unidos) en el año 1,902. Es el meteorito más grande que se ha encontrado en ese país, y el sexto mayor del mundo. En el lugar del descubrimiento no hay restos de ningún cráter de impacto.

La Piedra Negra, es una reliquia musulmana, que según la tradición islámica se remonta a los tiempos de Adán y Eva. Algunos la consideran una tectita o un meteorito. Se encuentra en la esquina oriental de la Kaaba, el edificio cúbico de piedra hacia el que los musulmanes se orientan para orar, en el centro de la Gran Mezquita en La Meca, Arabia Saudí. La piedra es de unos 30 cm (12 pulgadas) de diámetro y 1,5 metros (5 pies) por encima del suelo.

COMETAS: Los cometas, son cuerpos celestes constituidos por hielo y rocas que orbitan el Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas. Los cometas, junto con los asteroides, planetas y satélites, forman parte del Sistema Solar. La mayoría de estos cuerpos celestes describen órbitas elípticas de gran excentricidad, lo que produce su acercamiento al Sol con un período considerable.

A diferencia de los asteroides, los cometas son cuerpos sólidos compuestos de materiales que se subliman en las cercanías del Sol. A gran distancia (a partir de 5-10 UA) desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada coma o cabellera. Esta coma está formada por gas y polvo.

Los cometas provienen principalmente de dos lugares, la Nube de Oort, situada entre 50.000 y 100.000 UA del Sol, y el Cinturón de Kuiper, localizado más allá de la órbita de Neptuno.

AEROLITO: Meteorito, formado principalmente por silicatos, que cae sobre la Tierra, poniéndose incandescente al entrar en la atmósfera y disgregándose, generalmente, antes de llegar al suelo: los aerolitos están formados por material rocoso. Los aerolitos son trozos de cometas desintegrados. Cuerpo celeste de naturaleza pétrea que penetra en la atmósfera y es recuperado sobre la superficie terrestre. Masa mineral incandescente que cae sobre la Tierra desde el exterior de ella.

ASTEROIDES: Se llaman asteroides o pequeños planetas algunas decenas de miles de fragmentos rocosos, cuyas dimensiones varían desde un pequeño peñasco hasta tener 1,000 km. de diámetro, caracterizados por una superficie irregular y la ausencia de atmósfera.   Un asteroide es un cuerpo rocoso, carbonáceo  o metálico más pequeño que un planeta y mayor que un meteoroide, que orbita alrededor del Sol en una órbita interior a la de Neptuno. La mayoría de los asteroides de nuestro Sistema Solar poseen órbitas semiestables entre Marte y Júpiter, conformando el llamado cinturón de asteroides, pero algunos son desviados a órbitas que cruzan las de los planetas mayores.


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS