13 enero 2012

DRAGONES: Animales Celestiales o Animales oscuros

DRAGONES

                                           Articulo base de: Tauro Aldebarán (España)

¿Qué es un dragón?
     
En Oriente el dragón tiene una fisonomía más parecida a la de la serpiente alada y un significado mucho más elevado que en Occidente.

En China el dragón es una criatura aérea que tiene su nido en las aguas, produce tormentas e invoca vientos, es el portador de las lluvias.

Mientras que en las culturas de Mesopotamia, el dragón es visto como una criatura acuática, más parecido a un cocodrilo.
      
La figura del dragón en Europa viene dotada de un cuerpo cubierto de escamas, dos o cuatro garras, gigantescas alas de murciélago que salen de sus hombros, lengua bífida, cuernos, aguzados colmillos y aliento (flamígero, venenoso o gélido), fisonomía derivada que proviene de grabados y descripciones de origen medieval europeo.

El dragón occidental, que siempre ha sido concebido como un ser malvado, está asociado a la oscuridad y tiene madriguera en la tierra.
     
En síntesis, el dragón se ha convertido en un icono de fantasía.

Los dragones son criaturas que forman parte de las mitologías de muchos pueblos del mundo, han sido mencionados por los seres humanos durante siglos y muchos han ganado fama. Son bien conocidos la hidra africana, los dragones egipcios, babilonios, sumerios, persas, hindúes, orientales (sobretodo chinos), occidentales (griegos, romanos y sobretodo escandinavos, germanos, rusos, ingleses y franceses), aztecas y mayas, etc. a pesar de contar con tantos modelos de dragones, a mucha gente no le preocupa saber de donde proceden los dragones, pero su historia es extensa, pues cada mitología tiene su propio estilo del dragón.
     
Por regla general, el Dragón es un emblema de éxito y triunfo.

En todas las culturas se encuentran historias de este animal. Muchos simbolistas de prestigio describen la diversidad de dragones que aparecen en todas las culturas más antiguas, unos le dan alas y poderes mágicos, otros lo hacen terrestre, devorador de los animales y lo pintan como terrible... el  dragón es uno de los seres fantásticos que más pasiones despierta, caracterizado como una criatura de enorme poder, de proporciones gigantescas y fiera, es representante de la fuerza y de lo poderoso.

¿De donde procede el término "dragón"?

Griego
La palabra que le da origen es "drakon" o "drakos", que en griego antiguo significa "serpiente".
           
Latín
Existe el termino "draco" en Latín, que es traducido igualmente como "serpiente". Los romanos veían a los dragones como serpientes aladas.

Países Nórdicos
En los lenguajes nórdicos, la palabra "ormr" se traduce como dragón, aunque actualmente significa algo parecido a "gusano", se traduce como "dragón" porque se usa para definir a criaturas con los atributos de dragón o serpentinas. Jormungand, el más famoso dragón nórdico, era una enorme serpiente.
     
Islas Británicas
En Irlanda, la palabra "drag" significa "fuego". Esta es una palabra muy interesante a relacionarse con los dragones de Irlanda, ya que muchos de ellos están conectados más con el agua. Por ejemplo, Muirdris era una serpiente enorme del agua; no hay mención sobre él que tenga la facultad de producir fuego con la respiración.

En Galés
La palabra para el dragón es "Ddraig", que se refiere al dragón rojo de Gales. Ddraig Goch, o el dragón rojo, que se puede encontrar en la bandera de Gales.
     
¿Es el dragón una serpiente?

En un intento de mantener un concepto que incluya a todos los dragones sin importar de que cultura provengan, podemos optar por esta definición "una gran serpiente con alas y garras" (caracterización que incluye a los dragones europeos, americanos, africanos y hasta orientales).
     
¿De dónde vinieron estas criaturas? - Teorías sobre su origen

El hecho de que unos reptiles-dragones hayan evolucionado a una criatura con alas que vuela resulta inadmisible científicamente, seguramente fueron compuestas por la mente humana y se hicieron famosos en las culturas antiguas.
     
Teoría de la Serpiente: Muchos creen que la creación de los dragones se inspiró en las serpientes y anguilas que la gente veía. Con el tiempo y el desarrollo del arte estas serpientes se convirtieron en algo más decorado hasta que se transformaron en esas criaturas admiradas.

Teoría de los Huesos: Esta teoría sugiere que los restos y huesos de dinosaurios que la gente encontró fue la fuente de inspiración del "dragón"; los antiguos, al ver tan grandes huesos, supieron de la existencia de una enorme criatura... y la imaginación hizo el resto.
     
Teoría Evolutiva: Esta teoría es la más severa, sugiere que los dragones vivieron una vez. Esta teoría evolutiva sugiere que solamente una especie dominante puede existir en la tierra (o en un planeta) al mismo tiempo. Los dragones murieron apagados por los seres humanos, debido al auge de la civilización y cultura humanas sobre las de los dragones, a medida que unos crecían los otros se hacían más débiles.

    
EL DRAGON ORIENTAL

Forma parte de los 5 animales sagrados en china que se corresponden con los 5 puntos cardinales (4 + el centro), a los cuales se asocia también un elemento de la naturaleza, un color, una estación, y más concretamente un aspecto del yin y el yang. Estos 5 animales forman parte, por otro lado, de los 12 signos del zodíaco chino:

 1.- El Dragón corresponde al Este, a la Madera, al color verde, y     a la primavera,
 2.- El Fénix corresponde al Sur, al verano, al Fuego y rojo,
 3.- El Tigre corresponde al Oeste, al metal, al otoño y al Blanco,
 4.- La Tortuga corresponde al Norte, al agua, al color negro y al invierno.
     
Finalmente, el 5º animal sagrado es la Serpiente, a veces el Unicornio, y corresponde al Centro (asociado a la propia China a menudo), al amarillo y a la Tierra.
     
Se colocaba generalmente delante de las casas y en dirección de los 4 puntos cardinales, representaciones del Dragón, el Tigre, Fénix y la Tortuga.
           
El dragón es finalmente un animal garante del equilibrio del mundo y que implica un poco en él los antagonismos del cosmos: fuego y agua, cielo y tierra; de ahí el terror, el respeto y la fascinación que implica al mismo tiempo en los distintos mitos y leyendas, y de ahí su veneración en China.

Se lo representará a menudo mordiéndose la cola (el ouroboros), precisamente para simbolizar este aspecto de "principio y final" de toda cosa, esta dualidad contradictoria pero fundamental de la naturaleza que lleva en él. El famoso soplo de vida (el ki o Chi) es por otra parte el soplo del dragón.
     
¿Cuál es el lugar del dragón en el folclore chino?.

Los dragones chinos datan alrededor del año 5.000 a.C. El dragón en particular desempeña un papel extremadamente significativo en la cultura china, es como un símbolo de la raza china en sí misma. Los chinos se proclaman orgullosos alrededor del mundo, "Long De Chuan Ren" (descendientes del dragón).
           
Es el animal más singular de su mitología y aparece con mucha frecuencia en los cuentos antiguos. La leyenda del dragón chino impregna la antigua civilización china y forma su cultura hasta hoy.
           
Los dragones orientales son criaturas míticas divinas que traen consigo la abundancia, prosperidad y buena fortuna. Todo aquello relacionado con los dragones del este es bendecido.

Los dragones orientales son también uno de los doce zodiacos, y mucha gente espera que sus hijos nazcan en el año del dragón, que tiene lugar cada doce años, pues es un año afortunado. Los niños nacidos durante los años del dragón gozan de salud, abundancia y vida larga (1,964, 1,976, 1,988, 2,000 y ahora el 2,012 es denominado año del dragón).
     
Los dragones tienen habilidades maravillosas así como carisma, son asociados con la naturaleza y la lluvia. Su benevolencia significa grandeza, divinidad y bendición. El dragón chino se ve a menudo como el símbolo de la protección divina y la buena fortuna.

A diferencia de las energías negativas asociadas a los dragones occidentales, la mayoría de los dragones del este son hermosos, amistosos y sabios, no son bestias de aliento fogoso que lanzan llamas por la nariz o boca, sino criaturas que respiran nubes y provocan tormentas e inundaciones cuando se enojan. Son los ángeles del Oriente.

En lugar de ser odiados, eran amados y se adoraban. Los templos y las capillas fueron construidos para honrarlos, porque su elemento natural era el agua y controlaban la lluvia, así como las aguas de los ríos, lagos y corrientes marinas. Muchas ciudades chinas tienen pagodas donde la gente quemaba incienso y rezaba a los dragones. La capilla negra de la piscina del dragón, cerca de Pekín, estaba reservado para el emperador y su corte.

El dragón oriental es un ser benéfico e inmortal. Los antiguos acreditaban que el dragón era un descendiente de los cielos, con poder para gobernar el cosmos en su totalidad, representando vida larga y prosperidad.

Los Dragones asiáticos, como los occidentales, estaban presentes en la creación compartiendo las características de la energía del cosmos -poder y unidad con los elementos, el viento y agua-, eran criaturas de inmensa complejidad, parte del encantamiento. Compartieron el mundo en paz con la raza humana, ligados a los mortales desde el amanecer de la historia.
     
Aparecían con frecuencia en forma humana, aunque conservaron siempre su naturaleza del dragón.
     
En China, los seres humanos miraron a estos dragones con temor y con afecto. Siempre que se pinta un dragón, lo último que se hace es lo que se conoce como Despertar al Dragón: pintar sus ojos.
     
El dragón no tenia rival en cuanto a sabiduría y energía para conferir bendiciones, consecuentemente, la criatura simbolizó al más beneficioso de los hombres, el Emperador.

La historia le atribuye la paternidad de los primeros emperadores. Sus huesos, dientes y saliva gozan de virtudes medicinales. Puede, según su voluntad, ser visible a los hombres o invisible. En la primavera sube a los cielos; en el otoño se sumerge en la profundidad de las aguas. Algunos carecen de alas y vuelan con ímpetu propio.
     
El Dragón del emperador

Hablemos un poco más del dragón asociado al emperador. Se trata del Shen-Lung (dragón espiritual). El emperador es a menudo llamado "hijo del Dragón", que denota su importancia. Se dice que un dragón le aconseja, y se encuentran muchas representaciones de este animal fabuloso en los palacios imperiales.
     
Simboliza a menudo la sabiduría y la perfección del jefe y posee en general 5 garras (los distintos oficiales, mandarines y lugartenientes del Emperador se representan como dragones "menores" de 4 garras o incluso 3)
     
El tipo de dragón asociado al emperador es a menudo de color Amarillo, el amarillo es por otra parte el color de China y del propio emperador. Estos dragones amarillos hacen seguramente referencia a una leyenda famosa: se dice que un dragón amarillo salió del agua un día y se inclinó ante el emperador de China Fu Hsi, enseñándole a continuación la escritura.
     
El dragón imperial (Shen-Lung, dragón espiritual) desempeña también un papel crucial en los fenómenos meteorológicos y astronómicos: es garante de las lluvias y en consecuencia venerado por los agricultores. Cada curso de agua posee su dragón, espíritu protector del lugar. Pero puede también, cuando está en cólera, causar tormentas, crecimientos de cursos de agua y desastres, o al contrario sequías.
     
En astronomía es el responsable del ciclo día/noche abriendo y cerrando los ojos, y también de los eclipses: imaginamos en efecto al dragón persiguiendo perpetuamente al sol y la luna.

Se constata por otro lado que las estrellas extremas de la constelación del dragón en astronomía (la cabeza y la cola) corresponden a los nudos de la luna: es decir, los puntos donde tienen lugar los eclipses. Los astrónomos chinos no delimitaron esta constelación al azar sino frente a sus creencias profundas relativas al papel cósmico de los dragones.
     
La mayoría de los dragones del este podía también cambiar de forma. Podían tomar la forma de diversas criaturas, bestias u hombres. Cuando lo hacían, ellos eran siempre los más hermosos y bellos de la especie, a cambio otros animales incluido los humanos podían convertirse en dragones.
     
Principalmente mediante magia, la gente lograba convertirse en una de estas bestias asombrosas.
     
Otro hecho interesante: en el año 1,611 a.C., el emperador de China nombró al primer “cuidador de dragones del reino”, encargado de dejar alimentos en lagunas sagradas. El cargo gozó de un enorme prestigio por siglos.
     
Los dragones enseñan el conocimiento de las nubes, referencia al
conocimiento de los reinos espirituales. El número nueve es parte de su mito y en varias leyendas se establece que está compuesto de nueve criaturas, que hay nueve especies de dragones y que el dragón tiene nueve hijos.

Constitución física
     
La mayoría de los dragones orientales tienen por lo menos uno o dos rasgos reptilianos: escamas, cuerpo, cola o cabeza de serpiente. Todos los dragones tienen, tenían y tendrán la capacidad de volar, aunque no todos los dragones tengan alas pueden volar.

Morfológicamente, contrariamente a la imagen común que se tiene en la literatura heroico fantástica (representación cristiana de los dragones como veremos más adelante), en Asia, y especialmente en China, el dragón la mayor parte del tiempo es descrito como una especie de criatura de cuerpo largo y delgado con cuatro piernas, cabeza desmesurada y carecen de
alas, están compuestos de una mezcla de varios animales (cada especie contribuye a un pedazo del dragón).
     
Las 9 características o semblanzas que identifican al dragón chino son fácilmente detectables:

(1) cabeza semejante a un camello con una boca salvaje y barbuda, (2) cuernos de ciervo, (3) ojos de demonio, (4) orejas de toro o buey, (5) vientre de sapo o molusco, (6) cuello de serpiente, (7) escamas de carpa, (8) patas de tigre y (9) garras de águila, además de un cuerpo cubierto de 117 escamas de carpa, un cuello de una serpiente muy largo.
     
El dragón con mucha frecuencia sin embargo aparecía con forma humana. Tienen además un par de dientes caninos grandes y largos en su quijada superior hechos para palpar el fondo de los lagos que frecuentan. Largas barbas bajo el hocico que extienden a ambos lados de su boca y que utilizan probablemente para guiar su camino a lo largo del fondo de las charcas fangosas.
     
El número de patas es determinante de las tradiciones de donde ellos son oriundos: dragones con 5 patas son chinos, con 4 son coreanos o indonesios y con 3 japoneses.
     
Los dragones de 5 patas simbolizan el poder y en China reciben el nombre de “dragones imperiales”. Incluso un decreto imperial prohibía a cualquier persona, a excepción del emperador, utilizar túnicas con la representación del dragón de 5 patas. Los infractores podían ser condenados a muerte.
     
Especies de Dragones chinos
Se dice que hay nueve especies de dragones chinos, también reconocidos como los dragones orientales, el nueve es un número muy afortunado para los chinos. Cada uno de estos tipos del dragón tiene una cualidad especial....
     
1.- El dragón serpiente.
    
2.- El dragón de cuernos, es conocido como Lung.
     
3.- El dragón con alas, Ying-Lung, una especie evolucionada de dragón, más viejo y sabio.
     
4.- El dragón celestial, protege las mansiones de los dioses chinos.
     
5.- El dragón espiritual, crea la lluvia y el viento para beneficio de la raza humana.
     
6.- El dragón de los tesoros ocultos, guarda abundancias encubiertas, excedentes.
     
7.- El dragón de arroyos, denominado Chiao, esta cubierto de escamas, su espalda es a rayas verdes, sus lados son amarillos, y el vientre es carmesí, vive generalmente en el agua, sobretodo en los lagos y aguas profundas, pero también tiene guaridas en las montañas.
     
8.- El dragón amarillo, es especialmente importante, porque este dragón emergió una vez del agua y se presentó ante el emperador legendario Fu Shi demostrándole los secretos de la escritura.
     
9.- El último de los nueve dragones, es el rey dragón, que son en realidad cuatro dragones separados, cada uno de los cuales custodia y gobierna sobre uno de los cuatro mares principales, fueron honrados y respetados, porque eran a quienes los chinos acudían si faltaban lluvias o había sequías. Ellos viven en las aguas del norte, sur, este y oeste..
     
En la fase de dragones alados se distinguen, entre estos dragones definitivos, varias categorías de nuevo, clasificadas esta vez según su papel: Dragones de aire, tierra, agua y subterráneos.
     
A. Tien-lung - Dragones Celestiales (Guardianes): Criaturas de poder, que sirven y protegen a los dioses y los cielos como espíritus guardianes, desempeñan el papel de guardián y conserje de las residencias de dioses.
           
B. Shen-lung - Dragones Espirituales (Hacedores del tiempo): Señor de las tormentas y de la lluvia, con escamas azules. Es el símbolo del emperador y posee 5 garras.
     
C. Ti-lung - Dragones de la Tierra y los cursos de agua (Señores del Río): Conectados a la tierra estos dragones controlan y determinan el curso de los ríos y arroyos, regulando su flujo y manteniendo sus bancos, pasa el verano en el cielo y el otoño en el mar.
     
D. Fu-ts'ang–lung - Dragones Subterráneos (Vigilantes del Tesoro, guardián de los tesoros ocultos en la tierra)

La Perla del Dragón "Perla de la Sabiduria"

Como símbolo de autoridad, el dragón era bordado en las túnicas de los nobles y la familia imperial con sus cinco garras y una gran perla mágica, la Perla del Gran Precio, que despide una luz radiante, y tiene el poder de hacer crecer y multiplicar cualquier cosa sobre la que sea colocada.
    
 Hay muchos cuentos del este donde los dragones sostenían una perla de gran tamaño, se decía que era su mayor tesoro, pero no todos los dragones tenían una. Kinabalu era uno de esos dragones. Se creía que las perlas eran lágrimas de la luna, y algunas de estas lágrimas fueron tragadas por las ostras y otras tomadas por dragones.

Aparentemente, la bola es el elemento que les da fuerza, permitiendo que ellos suban a los cielos; en esa perla está su poder, es inofensivo si se la quitan.

     
Dragones japoneses, chinos y coreanos

Los dragones orientales varían levemente en sus formas japonesa, china y coreana. Su diferencia básica es el numero de garras de sus pies, como hemos precisado los dragones japoneses tienen tres, los dragones coreanos cuatro y los dragones chinos cinco.
     
En Japón, serpientes y dragones se representan como energías
sobrenaturales de todas las clases. Los japoneses cuentan la historia del Yamata no Orochi, una serpiente enorme que tenia ocho cabezas y ocho colas. Sus ojos brillaban intensamente como cerezas de invierno. Su vientre se inflamaba constantemente y se cubría de sangre, este se extiende sobre ocho valles y ocho colinas. Los dragones japoneses también van ligados a los desastres naturales. A los dragones se les atribuye la producción de las inundaciones al ser ofendidos por los mortales. También eran los causantes de las tormentas, eran los productores y proveedores del agua. Los dragones divinos guardaban el palacio de los dioses. Los dragones terrestres decidían el curso de los ríos, los dragones espirituales traen las lluvias bendecidas, y los dragones guardianes de tesoros terrenales.
    
 Los japoneses también creen que hay un dragón blanco que toma la forma de un O-gon-cho cada cincuenta años. Un O-gon-cho es un pájaro cantante de plumas de oro, que entona una canción muy triste, con un tono descrito como el aullido de un lobo. Si alguien escucha esa canción terrible, traerá pestilencia y muerte a sus semejantes.

Fuku-Riu es el nombre de los dragones japoneses de la fortuna y son venerados, tienen tres garras. Tatsu Es el dragón común japonés, asociado con el mar, tienen siempre tres garras en el pie, y es representado en el zodiaco japonés, son un símbolo del Mikado. Tatsu vive en los lagos y los resortes, y ellos son vistos como energía imperial y espiritual. Hai-riyo era el dragón japonés más avanzado, el equivalente al Ying-Lung chino. Los dragones japoneses también podían transformarse en seres humanos. También exigieron sacrificios, y sacrificios humanos. De todos modos, los dragones japoneses no fueron vistos como entidades completamente malvadas. Benton, la diosa única de la suerte, fue asociada con los dragones y se creyó incluso que se había casado con un dragón. Ella era la hija del rey del dragón, y, en su forma humana, podía ser vista a lomos de un dragón.

Los japoneses también sostienen que sus emperadores son descendientes de dragones.
     
En las leyendas budistas japonesas se habla de sus poderes sobrenaturales: se habla del dios-dragón Ryu, que reinaba sobre las nubes, la lluvia y el agua. Y está Yasha, uno de los dioses-demonios que protegen al budismo.
     
Todas estas deidades tienen grandes bocas, colmillos afilados, cuernos puntiagudos y ojos que todo lo ven.

Festividades relacionadas con el dragón

El Dragón es un personaje familiar en la vida cotidiana china, protagonista de dos festividades populares muy importantes: el día 15 del primer mes lunar (a finales de febrero) es el día de fin de año chino y se celebra la llegada de la primavera bailando en público “la Danza del Dragón”.

La segunda fiesta es “el Barco del Dragón”, un festival de origen sacro que tenía lugar el quinto día del quinto mes (a mediados de junio). Botes en forma de dragón compiten para ganar un importante premio, una fiesta para atraer a la lluvia en la cosecha del arroz.


EL DRAGON OCCIDENTAL
Herencia mitológica, el Cristianismo y la inversión de la imagen del Dragón
     
El Dragón, considerado esencialmente como garante del orden cósmico, animal sagrado protector de los hombres en muchas mitologías y no solamente la China, pasó progresivamente a ser un monstruo maléfico destinado a ser enfrentado sin descanso por los valerosos caballeros y luego vencido. Esta inversión se opera por etapas inspiradas por distintos hechos reales e históricos: el miedo de los invasores del mar en Europa (los vikingos con sus drakkars con proas características en forma de
dragones), y de los pueblos considerados como bárbaros que desplegaban banderas de dragón.

Para los cristianos el dragón va a convertirse en un símbolo de Satanás, de la crueldad, adversario del Bien. Con lo que el dragón, guardián del equilibrio del mundo va a convertirse en guardián de tesoros, codicioso de riquezas (pecado de avaricia), lanzador del fuego del infierno (es pues un ser de Satanás).

Es aquel al que los valerosos guerreros deben combatir para probar la pureza de su corazón. Se puede también citar como ejemplo la imagen del arcángel San Miguel que derrota al dragón venido a destruir el trabajo del Cristo.

El dragón está por otra parte a menudo presente en los escritos apocalípticos. Así pues, incluso si a menudo conservó algunos de sus valores menos peyorativos como su temible inteligencia, no se convierte más que en una criatura maléfica, fruto de una inversión total de su imagen inicial.
     
El dragón en la edad media y en los cuentos bretones

Es necesario destacar que su propia morfología evolucionó. Se asemeja mucho menos a esas especies de gusanos gigantes que describen los chinos, a veces sin alas. Tiene en adelante alas de murciélago y su cuerpo es mucho menos largo, reptiliano, más en el estilo de un "lagarto" volador que a una “serpiente” voladora. El término griego Drakon, viene de Derkomaï que quiere decir fijar con la mirada: posee en efecto poderes hipnóticos muy conocidos que encontraremos en Tolkien con Glaurung en la historia de Turín Turambar y Niennor Niniel.
     
Hay dragones en muchos cuentos bretones y anglo sajones: por ejemplo en Tristán e Isolda.
     

Mientras en Oriente los dragones son seres admirables, inteligentes y cultos, habitantes del mundo de las Hadas, donde la imaginación es la reina, y son representantes del gran misterio, del gran abismo que buscan los budistas.... en el Occidente, el Dragón siempre fue concebido como malvado, un ser calumniado y mal juzgado, perseguido y acosado por el hombre, simplemente por ser una criatura diferente.
     
Hay diferentes formas y mitos sobre el dragón. Para los conquistadores Celtas de las islas británicas era un símbolo de soberanía. El legendario monstruo también cubrió los escudos de las tribus teutonas que más tarde invadieron la Gran Bretaña, apareció en los estandartes de batalla de los reyes ingleses del siglo XVI y a principios del siglo pasado el dragón pasó a ser parte del escudo de armas del Príncipe de Gales.
     
En la Europa medieval el dragón era más que un personaje de cuento: en los archivos históricos de la Catedral de Canterbury se encuentra una foja que da cuenta de que el viernes 26 de septiembre de 1449, entre los pueblos de Suffolk y Essex, hubo una pelea entre dos enormes dragones, uno rojo y uno negro, que fue atestiguada por toda la población. Se da fe de que la batalla se extendió a lo largo de una hora y al final el negro estaba tan malherido que se retiró a su guarida.
     
En el pueblo alemán de Heidelberg dicen que antes los dragones eran parte de la vida cotidiana, sus huevos se encontraban cerca del río Neckar, donde la gente los recolectaba para incubarlos y criar dragoncitos. Estos se convertían en guardianes fieles de la casa y una de sus cualidades más preciadas era que con su aliento prendían el fuego del hogar.

El emblema del dragón
Muchas veces encontramos figuras de dragones en los emblemas de distintos ejércitos. Era una creencia extendida la de que el animal que acompañaba en la batalla prestaba su fuerza a los hombres que luchaban en ella, y esta es sin duda la razón por la que esa imagen es tan común. Los soldados persas iban a la guerra llevando delante de sus ejércitos grandes figuras de dragones con las que pretendían espantar a sus enemigos. Los romanos ya pintaban dragones en sus estandartes y los guerreros de las tierras escandinavas antiguamente tenían como costumbre adornar las proas de sus barcos -a los que llamaban drakkar- con cabezas de dragones, que les prestarían su fuerza en caso de combate. Estos navíos símbolos de los vikingos también se denominaban barcos dragón por sus enemigos, en realidad eran navíos de guerra preparados para transportar a los invasores vikingos a través de Europa hace un milenio.
     
La vida del dragón

La vida de un dragón es muy larga en comparación con la de los humanos. De media los dragones viven 1.200 años humanos, y su vida no es nada aburrida, viven para aprender y adquirir conocimiento, así como un enorme tesoro.
     
Clases de dragones

A los dragones occidentales se los suele clasificar en 3 tipos básicos:

(1) LOS DRAGONES DE TIERRA (DRACO REX CRISTATUS)

(2) LOS DRAGONES DE AGUA (DRACO SPLENDENS)

(3) LOS DRAGONES DE FUEGO (DRACO FLAMEUS)
     
Otras Clasificaciones: dragones buenos y malvados y el lugar donde merodean
     
DRAGONES BONDADOSOS

DRAGONES DE COBRE AMARILLO
DRAGONES DE BRONCE
DRAGONES DE COBRE
DRAGONES DE ORO
    
DRAGONES DE PLATA
DRAGONES DE PLATINO
     
DRAGONES MALVADOS

DRAGONES NEGROS
DRAGONES VERDES
DRAGONES ROJOS
DRAGONES BLANCOS

EL DRAGON CROMÁTICO
Conocida también como Tiamat. Tiamat es una hembra que gobierna los nueve infiernos desde donde rige la raza dragonil malvada.

DRAGONES NEUTRALES
     
DRAGONES DE ZAFIRO
DRAGONES ESMERALDA
DRAGONES DE TOPACIO
DRAGONES DE CRISTAL
DRAGONES DE AMATISTA       


Apophis o Apep

Era en la mitología egipcia la representación del mal que habitaba el Duat (el inframundo egipcio). Era una serpiente colosal y extremadamente poderosa cuyo cometido era interrumpir la travesía de Ra y evitar que alcanzara el nuevo día. Sin embargo esta serpiente no podría ser destruida ya que ésta debía existir para que continuara existiendo un ciclo solar que llevar a cabo.


                                               Nessie
Esta enorme criatura que supuestamente habita las profundas aguas del lago Nessen en Escocia. Aunque numerosas personas afirman haber visto con sus ojos a semejante criatura no existe ninguna evidencia de que sea real es representada como uno de los dinosaurios que habitaron la zona de Inglaterra hace ya unos cuantos millones de años el "Plesiosauro".


                                             Caribdis
Es en la mitología griega, un horrible monstruo marino, hija de Poseidón y de Gea. Se decía que éste ser tragaba agua al menos tres veces diarias y vomitaba otras tantas. Inicialmente Caribdis fue una ninfa marina que intento expandir las aguas para aumentar su reino pero Zeus no se lo permitió y la castigo transformándola en dicho ser.


                                             Ladón
Ladón era en la mitología griega un dragón de incontables cabezas que guardaba incansable las doradas manzanas del jardín de las Hespérides. Este dragón fue asesinado por Heracles en uno de sus doce trabajos.

                                       La Gárgola

La Gárgola es un ser mitológico que durante la edad media habitaba las aguas del Sena provocando inundaciones por toda la región. Todos temía a esta alada criatura y de no ser por la valentía del obispo de Rouen, San Román, que acabo con ella, quizás el pueblo francés aun seguiría asolado por esta bestia.
                                  Azi Dahaka

Es un dragón serpiente de la mitología Persa o Zoroastrista. Cuentan que tiene mil sentidos y que es capaz de traer tempestades y enfermedades. Este ser fue derrotado por el héroe Fereydun pero como no era posible matarlo lo encadeno a la montaña Damavand.


                                     La Tarasca

Es un híbrido entre un león, una tortuga y una serpiente. Con una apariencia cruel éste ser aterrorizaba la región francesa de la Provenza en el siglo 1 d.C. La Tarasca era capaz de despedazar a todo aquel que se le antojara con su afilada dentadura. Fue la joven y dulce Santa Marta la que con sus dulces palabras, agua bendita y la ayuda de dios, consiguió amansar a tan temible bestia.


                                        Wyvern

También conocido como Guiverno o dragón heráldico, son criaturas pertenecientes a las mitologías medievales y oriundas de Europa. Con forma de reptiles alados, son de nivel inferior a los dragones. El Wyvern solo tiene dos patas, traseras, y dos alas que a veces poseen garras en las puntas a modo de manos. Sus ojos son de un rojo intenso. Su cola tiene un aguijón muy parecido al de un escorpión.

En combate, el dragón heráldico usa su aguijón, el cual mueve con bastante agilidad. Este aguijón inyecta un veneno, al que pocas víctimas consiguen sobrevivir. Son seres de inteligencia bastante baja y su vuelo no es tan ágil como el de un dragón.

                                      Lindworm

Un lindworm (llamado lindorm en Escandinavia y Lindwurm en Alemania); consiste en dos palabras germánicas que significan la "serpiente que entrampa" es una gran serpiente-dragón de la mitología y del folklore europeos. Las leyendas divulgan que poseía dos o ninguna piernas. En el folklore nórdico y germánico, el lindworm es similar al Wyvern, aunque carecía de alas. Los Lindworms eran supuestamente muy largos y comían ganado y cuerpos, invadían abadías y comían a los muertos de los cementerios.

                                         Jáculus

También conocido como Amphitere, es una serpiente o un dragón con alas pequeñas sin piernas. Similar a su pariente americano más pequeño el coatl de la mitología azteca. Se dice que habitaba en enjambres en los árboles de franquincienso u Olíbano en Arabia.

Cuando los árabes vienen a coger las especias valiosas, el Jáculus solía atacarlos. El Jáculus tenía una cola que terminaba en una punta de flecha aguda, como algunos dragones. El Amphitere caía con gran velocidad desde los árboles usando su cola como una jabalina, perforando, de esta forma cazaba a sus presas en el bosque. Este tipo de dragones se divisó en la espesura africana, en el mediano este y hasta las islas Británicas


Dragones Americanos (Quetzalcóatl)
Quetzalcóatl es un dragón-deidad venerada en la cultura Azteca (México) en la era pre-colonial. Su nombre proviene de las palabras serpiente y ave, del lenguaje Náhuatl. Otra civilización que también veneró a Quetzalcóatl fue la Maya.

La cultura Teotihuaca estaba dedicada a Tlaloc, dios del agua, mientras que Quetzalcóatl era la representación de la tierra y la fertilidad, y era subordinado de Tlaloc. Mientras que el culto evolucionó, igual se desarrolló la independencia entre ambas deidades.

Quetzalcóatl se mezcló con otros dioses y adquirió otros atributos con el tiempo. Algunas veces se lo asoció con Ehecatl, el dios del viento, que representa las fuerzas de la naturaleza.

Quetzalcóatl también se convirtió en la representación de la lluvia, mientras que Tlaloc quedó como el dios de las aguas terrenales (entiéndase como el dios de los lagos y los rios). Eventualmente, Quetzalcóatl tomó el lugar de uno de los dioses de la creación.

Dragones de MESOAMERICA

En la Mesoamérica precolombina existe una gran tradición de veneración a la serpiente como animal sagrado. Gracias al intercambio cultural debido en gran medida a las constantes guerras de conquista de algunos imperios mesoamericanos y el intercambio comercial de otros tantos, no era de sorprenderse que muchos pueblos compartieran no sólo creencias, sino que los dioses extranjeros súbitamente formaran parte integral de un panteón dado. De esta manera las criaturas mitológicas también eran absorbidas por la gente e incluidas en el folclore y religiones de dichas naciones.

Las serpientes mesoamericanos a menudo son acompañantes de dioses a quienes asisten en sus deberes. Tal es el caso del dios tutelar de los tenochcas, Huitzilopochtli, a quien un dragón de fuego asiste como arma.

Algunos dioses responsables de la lluvia (excepto Tlaloc) montan serpientes de viento mientras lanzan dardos y flechas a las nubes ocasionando la lluvia.

Algunas características casi siempre presentes en las serpientes mesoamericanas son:
  • Cuerpo serpentino o de serpiente.
  • Plumas (en tocado o como símbolo de divinidad).
  • Capacidad de volar.

Así pues, ejemplos de los dragones mesoamericanos son:

Nahuas  Si bien los nahuas son un grupo étnico, su cultura influenció a los pueblos adyacentes, particularmente a los que adoptaron su lengua, como los chichimecas que se asentaron en el Valle y se convirtieron más tarde en mexicas, pero estas categorías de dragones eran reconocidas por la mayoría de las culturas nativas del Valle de México.

Ehécatl-Serpiente de viento. Decían los antiguos nahuas que el dragón de viento barría con su aliento la tierra preparándola para recibir el regalo del agua divina, de esta manera se explicaban que el viento que sopla anunciando la inminente lluvia.

Mazacoatl-Serpiente venado. Este tipo de serpientes son viciosas, mitad venado mitad serpiente, es un ser que disfruta al seducir a los mortales para después devorarlos. Desempeña un papel similar al de las sirenas o las arpías de la mitología griega.

Ocelocoatl-Serpiente Jaguar. La serpiente jaguar tiene la mitad anterior del cuerpo como el de un jaguar y de la cintura a la punta de la cola tiene el cuerpo de una serpiente. Ésta simboliza la tierra (Jaguar) y el agua (serpiente) en relación dependiente la una de la otra.

Quetzalcóatl-Serpiente preciosa. La traducción literal anteriormente usada de ‘serpiente emplumada’ ha ido cambiando conforme a nuevos hallazgos e interpretaciones de las culturas nahuas. El término "quetzalli" en el caso de Quetzalcoatl[3] significa precioso debido al plumaje reluciente del dragón, recordemos que las plumas eran utilizadas por los pueblos americanos a manera de joyas y las plumas del quetzal eran las más preciosas de todas, de ahí que el término haya pasado de ‘serpiente emplumada’ a ‘serpiente preciosa’ o ‘hermosa serpiente voladora’ que es un término más conceptual y no una mera traducción literal.

Así bien, la serpiente preciosa posee un plumaje de brillantes colores en donde predomina el verde turquesa, además de un gran tocado de plumas rodeando su cabeza a manera de melena. Y en una pirámide está representado que en el equinoccio baja una serpiente del cielo. Aparece representado en muchas culturas como ornamento en muchas partes, desde vasijas ornamentadas hasta templos y edificios. La serpiente preciosa es casi exclusivamente identificada con el dios tolteca Quetzalcóatl, el que fue reverenciado por múltiples culturas del Valle de México como los teotihuacanos, los propios toltecas y hasta los tenochcas, como podremos evidenciar en el arte de cualquiera de estos pueblos. Alfonso Caso lo traduce como "mi gemelo precioso", debido a que Venus aparece a un lado y otro del cielo, representando a Quetzalcóatl y Tezctlipoca, según sea de mañana o al caer la noche.

Xiuhcóatl-Serpiente de fuego. Se trata de una serpiente color verde turquesa que puede verse en los cielos nocturnos cuando cruza el firmamento a toda prisa como estrella fugaz. Su apariencia es similar a la de la ‘serpiente preciosa’, pero se puede diferenciar ya que en algunas ocasiones es representado como rojo con flamas turquesa alrededor de su cuerpo y con un tocado de largas plumas en vez de la melena característica de la serpiente preciosa, además, frecuentemente se representa con un cascabel en la punta de la cola.

Mayas (Quichés)

Tepew y Kukumatz: según las historias del Popol Vuh, Tepew y Kukumatz fueron dos dioses que tomaron forma de serpientes y dieron forma y orden a todo lo creado por Corazón del Cielo a partir del caos primitivo. Cabe destacar que Kukumatz comparte muchas características con el maya Kukulkán o el tolteca Quetzalcóatl.

No obstante lo anterior, varios estudiosos de las culturas mesoamericanas no consideran correcto utilizar el concepto de "Dragón", para referirse a las serpientes sagradas objeto de culto de dichos pueblos.

Dragones de Sudamérica
En torno a Los Andes se creía en el poder que ejercían las "serpientes del abismo marítimo y de la montaña esplendorosa". Estas eran criaturas de grandes proporciones que también son considerados dragones. Así por ejemplo, las que se veneraban en Los Andes centrales difieren de aquéllas de los extremos del Imperio Inca (Ejemplo: pueblos nativos de Perú o Bolivia).

Las bestias de la mayor parte de Sudamérica estaban ampliamente relacionadas con enormes serpientes que se remontaban con los orígenes de la humanidad, coincidiendo con otras regiones del planeta. Pero, a diferencia del viejo mundo, estos dragones no presentan unicidad ni en sus características predominantes ni en sus actitudes, aún siendo de aspectos semejantes. De hecho, tales dragones mantenían una historia de conflictos entre sí que se remonta al primitivo pasado de las culturas americanas. La leyenda de Ten Ten y Cai Cai Vilu refleja esto, al enfrentarse ambas serpientes (Mar y Tierra) por el futuro del pueblo Mapuche.

Para los Muiscas pueblo indígena de Colombia, creía en Chiminigagua Dios creador en forma de serpiente de fuego bajo a la sagrada laguna de Iguaque, y creó a los padres de la humanidad, Bachue y su joven acompañante, vivieron y tuvieron hijos, que después de un tiempo los dejarían hasta convertirse en dos serpientes acuáticas para vigilar a su pueblo, dentro de la laguna de Iguaque; tiempo después el primer Zaque de la sabana de Bogotá, Hijo de Sue o el sol (o de Chia la Luna o deidad maligna) era un hombre en forma de dragón de color verde.


Dragones Africanos: (Amphisbaena)
Amphisbaena es un dragón mitológico del África, que tiene dos cabezas, una en cada extremo de su cuerpo. Este dragón ha aparecido en otras mitologías, como las de Grecia y Libia.

Los poderes de este dragón eran:

1. Regenerarse: si cortas a un amphisbaena, éste logra unir y pegar sus partes.
 
2. Colmillos venenosos.
3. Eficiente duplicidad: cada cabeza podía realizar una tarea o acción: una podía dormir mientras la otra seguía despierta, por ejemplo.
4. Velocidad y flexibilidad corporal.
5. Rodar: en el momento en que una cabeza mordía el otro extremo, podía dar vueltas, y rodar.
6. Sangre caliente: a diferencia de otras serpientes que son de sangre fría.

Dragones de Oceanía
Bunyip es un dragón australiano originario del estado de Victoria, que vive en los pantanos.

Las historias cuentan de monstruo del agua, come-hombres, un terrible dragón gigante con cuernos de toro y grandes cachetes. Más tarde se lo describió como una serpiente con ojos y orejas grandes. Otros contaban que era parecido al dingo o al ave emú. Es por eso que aparece la leyenda que el Bunyip podía tomar la forma que éste quisiese.

Al Bunyip se lo ha asociado con muchos poderes extraños y esotéricos. Podía convertir a los hombres en piedra, solo para separarlos de sus familias por largos años. También podía convertirlos en animales.

Una historia que involucra a un Bunyip cuenta que un niño aborigen logró capturar uno. El padre preocupado, pide al niño que devuelva al dragón al pantano, el cual obedece. Sin embargo, el Bunyip no es un ser que conoce bien la lógica o la compasión. El Bunyip maldice a la familia, y los convierte en los primeros cisnes negros que habitaron Australia.



Dragones a través de la historia

Dragones serpientes

Semi-Dragones

Dragones Clásicos

Dragones del cielo

Otros seres y criaturas semejantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS