13 enero 2013


TEMPLOS Y RETIROS DE LOS MAESTROS ASCENDIDOS

 
Diario de "El Puente a la Libertad"


Todo lo relacionado con los Templos y Retiros de los Maestros Ascendidos, tanto los que están en el ámbito físico como los que se encuentran en el ámbito etérico.

El poder magnético de cada Retiro no entra en acción hasta el preciso momento en que el Retiro precedente ha completado su ritmo expansivo, no sea que en los Niveles Internos las almas sean barridas dentro de la corriente del nuevo Retiro antes de que el Retiro del mes haya dado el máximo de Sus bendiciones a la vida. Hay un momento exacto cuando las corrientes magnéticas comienzan a atraer a las almas de los hombres, y un momento exacto cuando esa conexión es intensificada en favor de la próxima emanación. La intensidad de la Llama y el poder enfocado a través de cada Retiro son incrementados por cada miembro de los Seres Ascendidos y no-ascendidos de la humanidad, quienes voluntaria o inconscientemente se unen al Cónclave. La periferia de la esfera de influencia a la que los beneficios y regalos del Retiro puedan llegar es así determinada por la intensidad de la Llama sacada y enfocada por esas almas participantes. 

Debido al libre albedrío del hombre, Nosotros no podemos estar seguros de antemano de cuántos asistirán, o qué tan lejos llegará la bendición, o con qué potencia y poder. Sin embargo, es siempre gratificante tener una respuesta que exceda nuestra esperanza, ya que se obtiene una mayor bendición para toda la gente. 

¿Pueden imaginar por un momento el deleite de la Jerarquía del Retiro cuando las corrientes magnéticas establecidas —que representan Sus regalos a la vida— ¡comienzan a fluir en los Rayos de miles y miles de antorchas de esa Llama!? Esta fue Mi experiencia, aunque la Hermandad estaba presionada a poner en juego todo gramo disponible de energía, y aunque los cosechadores disponibles no eran suficientes para satisfacer la demanda, sin embargo estamos compla­cidos por esta experiencia, ya que estaremos mejor preparados en cada consejo sucesivo, llamando desde los Niveles Internos a más maestros voluntarios para "alimentar a las ovejas".

¿QUÉ SON LOS RETIROS DE LOS MAESTROS ASCENDIDOS?


Hay ciertas cualidades y actividades específicas requeridas para sostener el ímpetu espiritual de la raza encarnada sobre la faz de la Tierra. Estas cualidades y sentimientos son energizados mediante el establecimiento - en ciertos puntos sobre la superficie de la Tierra - de un momentum concentrado de Esperanza, Paz, Sanación o cualquier otro factor invisible pero potente, que diferencia el alma de la humanidad de las irrazonables pasiones y lujurias de la naturaleza inferior. 

Al determinar con suma anticipación un requisito específico que será aparente en una era que todavía no ha nacido de la matriz del tiempo, Grandes Seres se ofrecen a atraer y concentrar dicha Cualidad a través de su propia Esencia de Vida, y a prepararse para el día y la hora en que la humanidad clamará por ese don de Fuerza Espiritual.

De esta manera, cada Virtud Divina viene a la Tierra anclada a través del corazón de algún espíritu voluntario, quien escoge entretejer Su esencia y sustancia dentro de la sustancia mental, emocional, etérica y física de las evoluciones que utilizan la Tierra como salón de clase en el sendero de la vida. Luego, a través de las edades, otros, sintiendo la presencia de esa Llama (virtud), escogen darle su propia vida. Es así como la Llama se hace más fuerte y poderosa en su actividad irradiante para bendición de todos.

Los Retiros y Santuarios de la Gran Hermandad Blanca son estos "focos" concentrados de energía calificada para bendecir la vida de una manera específica. Estos "focos" o Llamas son mantenidos en ubicaciones santificadas. 

Los Hermanos y Hermanas de estos Retiros magnetizan la vida primigenia, la califican con la radiación (Virtud) que su Retiro ha ofrecido a canalizar dentro de los cuerpos mental, emocional, etérico y físico de la humanidad. Ellos también irradian conscientemente esa energía calificada para bendecir la raza, y así como la radiación del sol físico calienta, ilumina y sostiene nuestro planeta Tierra y nuestro universo, asimismo estos focos espirituales particulares conforman centros irradiantes de definidas y específicas Cualidades de Dios que son beneficiosas para el despertar espiritual y desarrollo de la Naturaleza Divina en la humanidad.

1- Determina dónde quieres ir. Alimenta la mente externa mediante la lectura al respecto, y mediante la contemplación de la esfera o ubicación que habrá de ser tu meta, hasta que puedas cerrar los ojos y visualizar tu objetivo. La Presencia de Dios y Sus Mensajeros constituyen tu brújula y mapas. Tu mente es como la vela de un navío.

2- Decídete, a través de tus sentimientos, a llegar a tu destino. Tu mundo emocional es como el viento que hincha las velas. Utiliza también tus sentimientos para generar júbilo y anticipación por tu viaje.

3- Relájate y deja que Dios, a través de ti, haga el trabajo. Los viajes espirituales y ejercicios deben ser un modo de relajación y gozo, y debe entrarse a ellos sin tensión mental, restricciones ni la incertidumbre acompañante ya sea de tu habilidad para hacer el viaje o de retener los beneficios recibidos de tal. Ten la seguridad de que más del 80% de los beneficios para el alma que se desenvuelve, así como la retentiva mental de tu experiencia, vendrá con el tiempo. 

4 - Utiliza los resultados de tu experiencia en tu vida diaria. Traducir la Visión y la Verdad a la Acción es, verdaderamente, servir el propósito de Dios. También, el balance que ustedes devuelven a la vida por cualquier expansión de conciencia, determina cuánto recibirán en su próxima visita a los Mundos Espirituales.

DESCRIPCIÓN DE LOS RETIROS


La descripción que se hace de los Retiros, a medida que se vayan presentando, se hace con el propósito de "guiar su mente y corazón" a lo largo del camino, y luego podrán ustedes regresar una y otra vez a estos Retiros, siguiendo el sendero que, con todo amor, se les ha delineado para llevarlos allá, para su propia experiencia individual.

Sobre la superficie de la Tierra hay ciertos puntos que son más conductores naturales de Luz Espiritual que otros. Dichos sitios inducen y estimulan el pensamiento espiritual y aspiración, donde al hombre, en su viaje hacia Dios, le resulta más fácil alcanzar la conciencia superior más pura, y superar los apetitos del ser externo. Los buscadores de la sintonización espiritual han buscado por siempre estos ambientes, entrando a las vastas cordilleras, a las soledades del desierto y de la playa, cultivando su Divinidad bajo la beneficiosa radiación de estos santuarios naturales.

Todo individuo que aspire a la Divinidad atrae dentro la atmósfera baja a su alrededor, vibraciones beneficiosas o corrientes espirituales, y experimenta un poco más del Reino que antes de que diera Inicio a la búsqueda de su corazón. Así, se dice que en el mismísimo sitio donde el Señor Buddha recibió Su Iluminación, pulsa hasta hoy un pilar radiante de Fuerza Crística dentro del cual cualquier hombre puede entrar y sentir por un instante la fuerza elevadora del pensamiento espiritual del Buddha. Major Yeats-Rrown describe esta sensación en uno de sus libros. En una gran catedral o santuario de sanación, la presencia Invisible de Fe, Esperanza y Reverencia, nacidas en la Luz del corazón de todos los que allí se han reunido, es una fuerza palpable y viviente que ni siquiera los materialistas más escépticos pueden negar.

Luego, cuánto mayores son esos Retiros y focos donde los Maestros de la raza han recibido a los buscadores de la Verdad, y con la ayuda de cada aspirante han incrustado en las mismísimas paredes,
En los registros akhásicos y en la mismísima sustancia de la Tierra, las aspiraciones espirituales, fortalezas, peticiones e iluminación de todos aquellos que reciben el privilegio de convertirse en invitados de los Mostradores-del-Camino (Wayshowers) entre los hombres.

Al suscitarse la llamada "muerte', el hombre deja tras de si gran parte de su sueño, de su búsqueda y de su logro, impregnando la atmósfera que ha alojado su cuerpo y espíritu con su propio ser; y de igual manera los Grandes Seres de la raza han dejado esta herencia en los Retiros donde recibieron su Luz y su Victoria última. Esta Luz, acoplada con la Luz conscientemente atraída y proyectada de los actuales ocupantes del Retiro u Hogar, irradia hacia afuera a la atmósfera, creando rayos invencibles y potentes que entran a los centras de sentimiento y pensamiento de la raza humana, los cuales la estimulan hacia una aspiración superior, a un vivir más puro y limpio.

Dado a que el hombre no podría vivir en la efluvia de sus propios pensamientos y sentimientos discordantes, sin los agentes invisibles e impersonales que disuelven gran parte del odio, egoísmo, celos, etc. mediante Su propia gran luz, los Señores de Luz que gobiernan el destino de la raza designaron el establecimiento y sostenimiento de los Retiros en ubicaciones específicas y geométricamente exactas sobre la superficie de la Tierra.


Los Hogares y grandes Salones de Concejo de los Maestros y guías de la raza humana se han establecido por toda la superficie del planeta Tierra, La ubicación exacta de estos Focos de Luz donde se atrae, intensifica y sostiene como centros irradiantes de una fuerza inspiradora y protectora, no puede revelarse a la conciencia dormida de la mente externa del hombre, por razones obvias. Sin embargo, a gente sincera y bien motivada — que está ansiosa por ponerse a los pies de los Maestros, y a cooperar voluntariamente con Su obra— se le permite, mediante invitaciones espirituales, visitaren conciencia (sino en cuerpo de carne) estos bellos Retiros, Santuarios y Hogares, 

La CONCIENCIA es una maravillosa manera de viajar, ya que ni la mente ni el corazón están atados por el tirón de gravedad del cuerpo físico; y cuando un individuo abre su conciencia a la descripción, medio y la manera mediante los cuales podrá volar "sobre las alas del pensamiento" en cualquier momento, a los hospitalarios hogares de los Maestros. Una vez allí, estará en compañía de los elegidos. Absorberá la Fortaleza, la Belleza, la Sabiduría y la Comprensión que conforma la radiación del Santo Sitio. Regresará a su propia órbita lleno con la Luz de la Verdad, más capaz de realizar su propio destino individual, así como también ser un co-trabajador activo e inteligente con la Obra actual de los Maestros.

EL RETIRO TIBETANO DEL MAESTRO HIMALAYA


Serpenteando hacia arriba rumbo a las vastas alturas de los Montes Himalayas, expandiéndose como un gran océano que se congeló en algún cataclismo olvidado hace tiempo durante el apogeo de una gran tormenta, estamos ahora camino al Retiro del Loto Azul —donde el gran Señor Manú de la Cuarta Raza-Raíz custodia la riqueza espiritual de Oriente hasta que el momento de madurez de la Tierra lo saque de nuevo como la herencia de la raza, un regalo de los espiritualmente elegidos de las culturas Atlante y Lemuriana, así como también la riqueza de inspiración alcanzada mediante el desarrollo de la Dispensación Budista.

A toda apariencia la gran pared de roca que interrumpe nuestro recorrido parece ser un camino sin salida del sendero que nos ha llevado a través de las casi impasables alturas de las montañas. Nuestro guía nos solicita que desmontemos. Nos paramos en silencio observando los rayos del sol que interactúan sobre la pétrea superficie del acantilado rocoso ante nosotros. De repente, observamos que los rayos del sol han conformado una gran cruz abierta sobre la superficie desnuda de la roca, la cual se parece mucho al Cáliz de Eucaristía del Servicio de Comunión Cristiana. Al acostumbrarse nuestros ojos a la intensificación de la luz, podemos ver una apertura en el risco frente a nosotros, y, de pie en esa apertura, vemos a un bello y sereno ser oriental cuyas facciones delicadas parecen esculpidas en el más precioso marfil, los malares enfatizando la belleza de su exquisito rostro. Sus manos están cruzados a la usanza china, y la longitud de sus dedos puntiagudos y la delicadez de su perfección simétrica parecen flores — y, no obstante, con un propósito. La túnica que lo cubre es de seda del más pálido amarillo.

FRENTE AL MAESTRO 

Al contemplarlo, encontramos que desde Su aura parece haberse regado frente a la puerta abierta a su hogar, un bello jardín oriental, con pequeños riachuelos que fluyen bajo delicados puentes, y flores de brillantes colores surgen entre el verdor que, con toda segundad, no podría vivir en esta gran altura, excepto en la calidez de Su amorosa presencia. El parece no estar consciente de nuestra presencia; mas bien, parece estar viendo con ojos sin edad al otro de las colinas y la eternidad. Es así como permanecemos allí de pie, bañados en el aura de Su presencia, y, finalmente, Sus ojos enfocan sobre nosotros, haciéndonos una seña a que entremos a Su hogar. Nuestro guía nos advierte que permanezcamos en silencio y, descalzándonos, entramos calladamente a la cámara externa del Retiro del Maestro Himalaya. 

El se sienta a la manera oriental sobre un cojín de seda, y ante El hay un gran tazón dorado dentro del cual flota el exótico Loto Azul de los Himalayas. Sentimos la presencia de Paz, absorbemos la fragancia de Pureza y, dentro del más profundo centro de nuestro ser, sopla la quietud y la ausencia de búsqueda por un momento.
El gran Maestro Himalaya siempre le otorga un deseo a cada invitado a quien se le permite encontrar el camino a Su Retiro, de manera que prepárense bien en su corazón de corazones para este momento, porque todos los valores terrenales son barridos en la gloria de Su Presencia; y todo lo que parecía tan importante en el valle, se torna insignificante en las alturas. 

Más allá de esta cámara externa, sólo el propio Himalaya puede llevar a un discípulo. Los hemos llevado hasta los pies del Maestro. A este Retiro vendrá todas las noches un grupo de discípulos durante este peregrinaje desde el 15 de Abril hasta el 14 de Mayo. Algunos pocos escogidos entrarán al corazón de la montaña, pero TODA LA HUMANIDAD será bañada con la bendición benigna del Señor de Amor. Prepárense, de manera que puedan estar entre quienes sean invitados a entrar al corazón del Retiro, y privilegiados de atender los Concejos Cósmicos durante este período. 

¡Viajando plácidamente río arriba por el Nilo, a casi ochocientos kilómetros de distancia de nuestro punto de embarque en El Cairo, se divisan los gloriosos Templos de Luxor, los cuales se destacan en las arenas del desierto, proclamando al mundo una magnificencia de esplendor, una trascendencia de adoración con propósito, que la civilización moderna no comprende. A una distancia caminable del pantano, pasando por un tablado improvisado sobre el cual nos desplazamos al dejar la relativa seguridad de nuestro bajel, entramos a las grandes avenidas de pilares que se extienden alrededor de la base de los grandes templos construidos por Ramsés II, y los cuales han perdurado hasta el presente. Los templos parecen palpitar no sólo con los registros akáshicos de invocaciones espirituales y empeños de los Iluminados de las edades, sino con un estímulo muy presente, poderoso, potente y activo para la elevación de alma y espíritu.

.. Procediendo hacia adelante, llegamos a un gran edificio de piedra blanca, construido como un cuadrado perfecto, que parece estar en buen estado y actualmente habitado. Está rodeado por un muro muy alto, las cuatro esquinas del cual terminan en torres inmensas. La entrada es a través de puertas masivas, las cuales se abren a un gran patio, vistazos del cual podemos percibir a través del intrincado enrejillado.


ENTRADA AL RETIRO 

.. Nuestro guía llama al portero tirando de un cordel que cuelga al lado de la puerta. Escuchamos el sonido de una campana melodiosa, y nuestro llamado es inmediatamente respondido al abrirse las puertas hacia adentro, permitiéndonos pasar a un verdadero paraíso de belleza. El contraste entre el árido desierto que yace a dos metros del muro externo y este jardín verde y exuberante con sus fuentes musicales, sus flores de diversos colores, y el brillante plumaje de los pájaros, nos hacen enmudecer de tanta admiración y deleite. Al fondo del patio vemos el famoso santuario de Luxor, conocido por todo el mundo espiritual como el anfitrión de esos hijos del hombre que están a punto de terminar su peregrinaje terrenal, y de quienes desean acelerar el desarrollo de las calificaciones necesarias para pasar conscientemente al próximo ámbito de vida consciente, a través de lo que se denomina "la Ascensión". ¡Oh, Luxor, cuántos sueños y esperanzas, cuántos congojas y desengaños, cuántas desilusiones y deceleraciones están escritos en los éteres invisibles encima de tu apariencia aparentemente plácida! DISCIPLINA ESTUDIANTIL


.. Al entrar al santuario desde el jardín, a cada uno se nos conduce a un cubículo separado, el cual habrá de ser nuestro sagrario privado durante nuestra estadía, el contenido sencillo del cual consiste de una bacinilla, una pequeña mesa recta sobre el cual hay una botella llena de agua fresca y burbujeante, una silla individual y en el piso algo que parece ser una alfombra oriental de oración. En la habitación no hay libros, no hay cuadros y sólo hay una pequeña ventana arriba en la pared, de manera que se le requiere a la persona pararse sobre la silla para ver las posibles actividades distrayentes en el patio externo. 

.. En tan angosto compás, el aspirante se ve forzado a encararse a sí mismo sin ninguna utilería, sin estímulos mentales, sin nada fuera de su propio guía espiritual o mentor, quien vive hondo, hondo, hondo dentro del corazón. No hemos siquiera comenzado a pensar en nuestra intransigente soledad cuando somos convocados a ante el Jerarca — aquel cuyo nombre ha entrañado L para los hombres durante centurias — precisamente aquél se deriva el actual "espíritu espartano", y quien fue el originador de esa gran raza cuya memoria aún vive en la historia inmortal de la Grecia antigua.ANTE EL JERARCA .. Seguimos a nuestro guía hasta la biblioteca, y al abrirse la puerta lo vemos sentado derecho, impersonal y adusto detrás de Su gran escritorio, Nuestro mensajero se ausenta, y quedamos solos de pie frente al Jerarca. ¿Por qué hemos venido? ¡Oh, si tan sólo pudiéramos escapar! Él nos mira y Sus ojos penetrantes escudriñan profundamente dentro de nuestros corazones. Sentimos como que nuestros pensamientos y sentimientos son sacados a patadas y empujones de nuestros cuerpos internos hasta que se yerguen exteriorizados en el recinto —no sólo nuestros sentimientos actuales de trepidación, sino que todas las incontables, desordenadas y embrolladas reacciones a experiencias a lo largo nuestra vida están allí presentes y visibles como nuestros acusadores silentes,

.. Por más que tratamos, no podemos suprimirlas ni impedirles que salgan volando, cual habitantes de la caja de Pandora, por todo el salón llenando el santuario sagrado con nuestras iniquidades personalmente, todo es descubierto y allí permanecemos revelados en nuestra naturaleza humana, esperando ser despedidos al instante. Entonces oh, entonces el indescriptible alivio y júbilo el gran Maestro sonríe.

.. Serapis, Señor de Amor, Maestro Divino de las Huestes Seráficas que llevan Tu nombre, cuan dulce eres en tu sencilla y amable bendición. Al instante todas nuestras creaciones desaparecen, y si bien estamos incómodamente conscientes de que todo ha sido reintegrado de vuelta a nuestra propia naturaleza humana indisciplinada, al menos ya no está ante nuestros ojos y los de nuestro gran anfitrión. A lo interno, tomamos la decisión de concentrarnos en su aniquilación. De este modo estamos seguros, no sea que nos veamos forzados de nuevo a comparecer develados ante la presencia de Pureza, y encontrarnos indignos. ¡Es así como el voto número uno es voluntariamente tomado!

.. El gran Maestro explica entonces que Luxor provee la oportunidad para el desarrollo de la naturaleza espiritual, pero que no hay más maestro que la propia Llama de Vida del individuo. Hay grandes bibliotecas que rebosan con inapreciables tomos, pero no hay nadie que te señale un curso de lectura. A uno lo dejan a la inspiración e intuición del corazón. Hay incontables tesoros simbólicos de arte, todos contentivos de los secretos, códigos y mensajes de inmortalidad, pero nadie nos sugerirá jamás que les demos una mirada.

.. Sin embargo, la totalidad de los recursos del Retiro es nuestra por la duración de nuestra estadía, así como también lo son las gloriosas oportunidades de la vida diaria... ¡el terreno de prueba de todo hombre! Nos exhorta entonces a ir y desarrollar nuestro propio curso de estudio y, si después de cierto tiempo, cuando volvamos a ser citados a comparecer ante Él, hay siquiera la más leve mejoría en nuestra aura exteriorizada, podremos quedarnos. De lo contrario, con todo amor bendito, tendremos que partir.

.. Aquí, desde el 15 de Septiembre hasta el 14 de Agosto, será recibido todo hijo esperanzado del hombre, quien elige tirar del largo cordel de lino que cuelga silenciosamente al lado de la puerta enrejiIlada, que da a Luxor, hogar de Serapis Bey; y tirando del cordel, señala su disposición a comparecer ante el glorioso Jerarca y aprender por cuenta propia cómo puede mejorar su vida hasta lograr la meta final del empeño terrenal —la ascensión consciente al cierre de su encarnación, doquiera que Dios decrete que el trabajo en el viñedo ha sido completado.

.. Esperamos que TODOS aprovecharán esta oportunidad y sensatamente aceptarán el exhorto del Señor Serapis a... ¡TRATAR!


EL MAESTRO SERAPIS BEY DE LUXOR

.. A la cabeza del gran Rayo que conforma el puente entre los Ámbitos Internos del Reino de Dios y la mente consciente y operante del hombre, se encuentra el gran ser conocido en la Jerarquía Espiritual bajo el nombre de Serapis. Su esfera interna de actividad es la Cuarta Esfera —o el Ámbito de Bey. Es este Cuarto Ámbito, Serapis prepara muchos tipos de actividades culturales, las cuales son desarrolladas por sus pupilos y proyectadas a las mentes de individuos receptivos que se encuentran trabajando en líneas similares de empeño en el mundo hoy día. Algunos de éstos son Sus pupilos conscientes, otros son los beneficiarios inconscientes de Su fuerza inspiracional dirigida. 

.. En el ámbito de interpretación artística, composición musical y generalmente en la creación y construcción de bellas formas, Sus empeños inspiran la conciencia de la humanidad a mayores esfuerzos en construir el mundo de la forma, la gran belleza del Reino del Cielo. En ésta Obra Cósmica, Serapis cuenta con la asistencia de las Huestes Seráficas que llevan Su nombre. Así como todos los Maestros tienen su foco para su fuerza espiritual en el planeta donde actualmente están operando, el Maestro Serapis tiene Su retiro en Luxor, Egipto. Este Retiro es de una naturaleza de lo más estricto e inflexible, y su servicio específico es el desarrollar la naturaleza del hombre hasta el punto en que la ascensión del cuerpo físico es posible.

.. En vista de que el Cuarto Ámbito representa el punto de contacto entre el hombre externo y su Cristo Interno, es en este ámbito que habitan los Seres Superiores de la gran mayoría de los seres humanos, a la espera del desarrollo de la personalidad hasta el punto en que se pueda efectuar una unión consciente. Serapis Bey ha sido delegado para crear y sostener un puente de conciencia que vaya desde estos seres internos que viven en Su Esfera, hasta las personalidades de la raza humana. De allí que se le conozca como el constructor celestial de puentes. 

TEMPLO DE SHAMBALLA

DESCRIPCIÓN FÍSICA

Este templo se yergue sobre una alta elevación, al cual se llega por escalones de mármol, cuyo ascenso es interrumpido por terrazas de hierba cada doce escalones. Sobre estas bellas terrazas, bellas y variopintas fuentes de agua clara como el cristal vierten su música. Flores de alegres colores bordean los lados, y la paz y belleza de todo el escenario emite una radiación que constituye para el visitante una probada anticipada del paraíso. Las constantes idas y venidas de los visitantes son testigos silentes de la actividad que tiene lugar en el corazón de este Templo de Amor, y estarnos felices de reconocer entre los visitantes e invitados que parten, muchos de los queridos Maestros a quienes hemos llegado a conocer y amar. Finalmente, llegamos ante la gran puerta del Templo, la cual es de una tremenda altura y su trabajo de filigrana dorada refleja la Luz del Sol Espiritual como un gigantesco espejo.

A un lado de la bella puerta hay un jarrón dorado, y al acercarse cada visitante, se encuentra con que un ramo de sus flores favoritas aparecen allí, por algún tipo de magia celestial. Nosotros no somos la excepción a esta amable regla; y deleitados y felices, cada quien adornado con sus capullos favoritos, entramos al gran salón.

Aquí, sobre una mesa ornamental, hay un enorme tazón dorado que contiene un elíxir celestial, del cual se le da a cada visitante en una copa de cristal. Cada uno acepta gustosamente esta muestra de hospitalidad Divina y, sintiéndonos refrescados y fortalecidos por ello, esperamos con expectativa gozosa la audiencia con nuestro Rey. 

ANTE EL JERARCA 

Pronto se abren las grandes puertas de la cámara de audiencias, y seguimos a nuestro Maestro dentro de la Presencia. Con ojos mirando hacia abajo entramos y comparecemos, finalmente, debajo del trono. La presencia de Amor permea cada átomo de nuestro ser; el confort de Su Paz nos envuelve, y elevamos nuestros ojos para contemplarlo. Helo allí sentado, sonriente, amable, gentil, la encarnación de todo lo que algún día nos tocará ser.

Sin pronunciar palabra, absorbemos la gracia de su gran Presencia, y se nos hace saber que para esto vino El al mundo; que nosotros, al contemplar Su Divinidad, tenemos la posibilidad de hacernos como El y manifestar la Voluntad del Padre que creó a todos mis hijos con Amor, de acuerdo con el Patrón Divino Uno.

¡Oh, Sanat Kumara, Señor de Amor, cuan obediente ha sido Tu vida a este patrón! ¡Oh, Vida, perdónanos por la pobre manifesta¬ción que hemos mostrado! ¡Oh, Dios, ahora que hemos VISTO, danos la fuerza para CONVERTIRNOS en eso! Y desde el corazón de la Presencia de SANAT KUMARA destella hacia adelante el Fuego de Bendición, de confirmación de que todos, sólo por haberlo pedido, experimentaremos tal realización del patrón de Amor en nosotros mismos, glorificando así al Dios Uno que vive en TODOS los hombres. Al haber encontrado el camino que nos lleva a los pies de nuestro Señor, se deriva que cualquier individuo que tenga a bien desear hacerlo, pueda también mediante la contemplación y con la ayuda de su Presencia o de cualquier Maestro Ascendido que pueda invocar, atravesar el Fuego Sagrado de Purificación y disfrutar de una visita a Sanat Kumara.
Shamballa! ¡Oh, gran centro espiritual de los Iluminados de todas las eras. Hacemos la venia ante Tu Presencia, y nos acercamos a la órbita sagrada de Tu radiante aura con humilde gratitud por el privilegio de saber que Tú existes. Debido a que Tú existes, nuestro planeta existe actualmente. Desde el sagrado corazón de Tus santos salones han salido

TODOS los Mensajeros que han traído Luz a los hijos del hombre, y dentro de Tu Sancta Sancionan habita nuestro Señor Espiritual y rey, el Amado Sanat Kumara, "el Anciano de los Días."

Brillando con la Luz Celesial del más puro Amor de Dios, sobre las arenas del Desierto de Gobi, pulsa la Ciudad Santa de Shamballa con sus cúpulas doradas y espirales, emitiendo una Luz de otros ámbitos, más brillante aún que la de nuestro bendito sol. El ojo interno puede ver claramente Su aureola de brillantes colores, la cual, cual Arcoiris Cósmico, tiñe la atmósfera alta por muchos kilómetros en toda dirección, mezclándose la intensidad de los colores con el azul del cielo en la periferia de su órbita circular.

Al acercarse a la ciudad, el neófito sobre pies silenciosos y protegidos por sandalias siente la presencia de Amor que lo envuelve como un manto, y su sentimiento de gratitud se convierte en el poder impulsador que lleva hacia adelante a su humilde corazón, disfrutando con anticipación el júbilo que permea la gran esfera de influencia de Shamballa.

Cuando los ojos espirituales se acostumbran a la intensidad de la Luz Interna, y la auréola protectora de colores ya no oculta de los peregrinos el corazón de la Ciudad Santa, tenemos el privilegio de contemplar la ciudad etérica de Shamballa, trono del Señor del Mundo; y la vemos tal cual estaba manifiesta en la sustancia física del mundo tridimensional hace incontables centurias.

Un profundo mar azul de puro fuego rodea la ciudad, a la cual la única manera de llegar es un bellamente esculpido puente de mármol que se extiende de un lado al otro de este mar de zafiro, conectando su extremo opuesto la "Ciudad del Puente" con la etérica "tierra firme". La ciudad entera con sus blancos minaretes apuntando hacia el cielo, y sus templos de doradas cúpulas, dan la impresión de un gigantesco loto blanco de fuego suspendido en la atmósfera. 

PEREGRINOS Y MENSAJEROS

Puede verse a muchos peregrinos rumbo a la ciudad, concentrados en sus distintas misiones, algunos llevando mensajes al Rey, otros, con la esperanza de lograr de El alguna dispensación que les dé la autoridad requerida para seguir su curso escogido de servicio para con la humanidad. Uno por uno, y grupo tras grupo, desaparecen dentro de la flamígera luz de la ciudad propiamente dicha. 

.. De cuando en cuando, aparecen bellos seres que vienen de la ciudad. Las auras de estos Mensajeros Celestiales es radiante más allá de toda descripción. Se nos dice que llevan consigo a los sitios más recónditos del planeta, la Radiación y Bendiciones Espirituales desde esta Ciudad Dorada del sol. La memoria se estremece en nuestro interior al tiempo que contemplamos las "entradas" y "salidas" de los Seres brillantes, y débilmente, a través de las "bandas de olvido" viene la remembranza de que nosotros también participamos en tales actividades antes de asumir las túnicas de carne. 

Al ver el interés que manifestamos, nuestro Maestro guía espera pacientemente, y con un gesto indica que está listo para escoltarnos al templo del Rey. Al poner nuestros pies sobre el puente, la poderosa radiación del mar de fuego azul abajo se hace tan intensa que sólo nos es posible proseguir ejerciendo un esfuerzo supremo de voluntad. El Maestro nos informa que precisamente nuestra habilidad para controlar esta energía constituye nuestro "pasaporte" a la Presencia. 

¡Sanat Kumara Señor de Amor! Pensamientos de El llenan nuestra conciencia. El Amor por El llena nuestros corazones, y perdiendo todo pensamiento de sí en esta callada adoración, nos encontrarnos desplazándonos a lo largo de una bella avenida delineada por árboles, cuya isla central está salpicada de fuentes de colores de arcoiris. Directamente frente a nosotros están los templos centrales, el hogar sagrado del Señor del Mundo, Sanat Kumara, cabeza de la jerarquía Espiritual del planeta Tierra, y autoridad suprema para la evolución de todos sus pueblos —encarnados y desencarnados en la actualidad. 

TEMPLO DE LA VOLUNTAD DE DIOS EN DARJEELING, INDIA


RUMBO AL RETIRO 

Al salir de la ciudad de Darjeeling, el camino serpentea lentamente hacia arriba, a la ladera de las montañas eternas que se proyectan cual olas ininterrumpidas de un mar sin fin hacia el lejano horizonte. Saliendo de la carretera principal, entramos a un agradable camino bordeado de árboles, reminiscente de la amplia campiña inglesa, y llegamos de repente al exquisito palacio blanco, que es el hogar de El Morya en India. Está construido a la usanza oriental del Taj-Mahal, y en cada extemo hay redondeados minaretes que se elevan un piso completo por encima del edificio principal. A través de las paredes de vidrio de uno de estos minaretes, tenemos el privilegio de ver los instrumentos que denotan el agudo interés del Maestro en astronomía, el gran telescopio u otra maquinaria dedicada al estudio de las estrellas y planetas del sistema.

Los otros minaretes parecen ser un exquisito santuario, en el cual los adornos están hecho de azul real y de un blanco puro y sin relieve. Al pararnos al pie de la larga columna de escalones de mármol que llevan a las masivas puertas doradas, en cada una de las cuales está una cresta de un gran MR contenidas dentro de un cáliz, manos invisibles recogen las cortinas de terciopelo blanco alrededor de los cuartos de la torre, los cuales parecen mezclarse con la piedra blanca del edificio propiamente dicho.

Nuestro guía tira de la larga cadena que cuelga al lado de las grandes puertas, y suena una melodiosa campana que rebervera a través del silencio de la campiña. Las puertas se abren silenciosamente, dejando ver el esplendor del magnífico salón de recepción.

La doble escalera bellamente esculpida arquea sobre el más exquisito tapiz (a tamaño real) del Rey Arturo sentado con sus caballeros en la Mesa Redonda. En dicho tapiz se han entretejido los más gloriosos colores como sólo los tejedores de Cahemira son capaces de hacer. Mirando hacia arriba, un gran prisma en el cieloraso abovedado ha capturado los rayos naturales del sol, y los vierte en un verdadero arco iris de color al salón abajo. La puerta a la derecha está cerrada, y una vez más notamos la cresta del Maestro emblasonada en su diseño elaborado. Una placa dorada señala, en sánscrito, que se trata del Salón de Reuniones de la Hermandad.

Elevando nuestros ojos al balcón conformado por las escaleras que se unen, podemos ver los retratos a tamaño completo de muchos de nuestros Maestros amigos —y esta galería se proyecta más allá de nuestra línea de visión en ambas direcciones, indudablemente llevando a las habitaciones de huéspedes y a las recámaras del palacio.

En el centro exacto del salón de entrada hay una bella reproducción del Taj Mahal, con sus más altos minaretes de 1.5 mts de alto, completo en cada detalle, y la piscina de lirios que tiene enfrente está llena con agua burbujeante y efervescente y perfumados pétalos de loto de todo tamaño y color.

La puerta a la mano izquierda del salón está abierta, a través de la cual podemos ver un exquisito salón de reuniones, con el fuego ardiendo en el hogar, y un gran jarrón de rosas sobre el piano de palo de rosa tallado, la música todavía abierta sobre el atril, como si alguien hubiera estado tocando hasta hace muy poco. Frente al fuego hay un delicado Servicio de té y, aunque toda la atmósfera es la personificación de esplendor y elegancia, hay una atmósfera de domesticidad y calor que penetra profundamente en el corazón. 


ANTE EL JERARCA 

De repente, emanado en la puerta abierta, se deja ver la bella figura de nuestro anfitrión que sonríe amablemente, con su suave cabello marrón cayendo en hondas sobre los hombros. Lleva puesto los pantalones puntiagudos blanco nieve y los zapatos orientales de suela suave, con una sobre túnica que le llega hasta las rodillas. Alrededor de la cintura lleva puesta la faja azul real, atada al lado derecho, tejida con el mismo diseño especial que notamos en la puerta (la MR con el grial).

Avanzando con sus brazos abiertos para darnos la bienvenida, entramos al cálido abrazo de Su amorosa presencia, y somos felizmente conducidos al salón que observamos desde el pasillo. Notamos los bellos óleos sobre las paredes, una bella casa solariega inglesa colgando sobre el hogar, y gobelinos que contienen frases de las canciones que nuestro Maestro escribió no hace mucho, se agrupan en las paredes. "El corazón que realmente amó nunca olvida. "

Un escritorio tallado a mano se encuentra al extremo opuesto del salón, enmarcado por una ventana panorámica que lleva a los jardines formales, en el cual los suaves colores de las flores inglesas de jardín se mezclan con las más osadas texturas de las flores orientales. Sobre el escritorio hay un retrato de su hermano, Kuthumi.

Nuestro anfitrión nos lleva al lado del hogar, y un silencioso hermano nos sirve refrescos mientras que nuestro anfitrión teje para nosotros la alfombra mágica sobre la cual nos elevamos mental y espiritualmente al mundo de Sus narraciones, y somos cautivados completamente en Su conciencia y sentimientos, Al tiempo que aparentemente entretiene nuestra conciencia externa, encontramos que se descorre la sustancia en nuestro cerebro, la cual ha empañado la visión de nuestro Plan Divino y del plan mundial, y podemos ver claramente el patrón de nuestras propias vidas desenvolviéndose ante nosotros, así como también vemos el claro designio del Plan Divino para nuestra Tierra y toda la vida que allí evoluciona. Las nubes de incertidumbre y confusión se disipan, y conocemos nuestro propósito y razón de ser, así como también nuestro sitio en el Plan Eterno de las cosas. Gracias, oh Amado Morya, Maestro de Amor, por habernos revelado tan amorosa y gentilmente la Voluntad de Dios. ¡Que podamos encarnar ahora Tu fortaleza y avanzar para realizarla feliz y gozosamente, y en la plenitud del Logro Divino, a través de la Luz que es la esencia de la palpitación de nuestro corazón!

EL MORYA Y SU RETIRO


El Maestro Morya, Jefe del Concejo de Darjeeling, es el gran Ser cuya responsabilidad es la vigilancia y evolución del gran continente Asiático y sus pueblos, así como también la supervisión de los gobiernos del mundo. 

Su bello hogar, situado en las colinas afuera de la ciudad de Darjeeling, es el sitio de encuentro de aquellos individuos que se han dedicado a la promoción del más alto tipo de gobierno nacional y mundial, así como también de la hermandad internacional basada en la elevación de los estándares del individuo y de la nación a un Estado Divino. Su actividad es la antítesis directa de las doctrinas comunistas, las cuales promulgan la nivelación de los estados de conciencia y personal de todo hombre al status subnormal de las masas iletradas. Los grandes líderes que han sido criados en los países constructivos por doquier, están bajo Su protección y guía, y muchos de ellos -en los Niveles Internos— asisten a las reuniones del concejo en Darjeeling, beneficiándose de la instrucción y enseñanzas de este Maestro de Sabiduría, cuya política está basada en el gobierno espiritual actual del Padre de toda Vida, quien, con Su Jerarquía Espiritual, regula el progreso y la evolución de todos los seres creados.

En este momento en la historia de la evolución de la humanidad, gente sincera está diligentemente buscando conocer la "Voluntad de Dios", y es a los pies del gran Chohán del Primer Rayo, El Morya — quien representa la Voluntad de Dios para la Tierra— que todos deben llegar a fin de comprender más plenamente el Plan Divino y la parte voluntaria que cada quien debe llevar a cabo en Su realización. Por esta razón, el Amado Sanat Kumara ha dirigido la conciencia de la humanidad hacia la presencia de El Morya durante el período de treinta días comenzando el 15 de Abril, de manera que todos los que deseen absorber Su conciencia y convertirse en parte activa en la expansión del Reino de los Cielos, puedan tener la oportunidad de familiarizarse de primera mano con Su conciencia, con Su Llama y con Su Rayo

EL RETIRO DE CEILÁN

Funciones especificas


El Maestro Morya estuvo específicamente encargado de recibir e instruir las conciencias internas de los estadistas y de los individuos de inclinación práctica, cuyos deseos constructivos e intereses los atrajo (consciente o inconscientemente) al Cónclave. 

El Maestro Kuthumi ha estado dedicando todo esfuerzo, en conjunto con su cuerpo de chelas, a recibir y ofrecer un entrenamiento intensivo a los individuos que representan a los familiares, educadores y guardianes de la generación joven, tanto como a los maestros espirituales de la raza. 

El gran Pablo El Veneciano ha hablado a todo el Cónclave una vez cada doce horas acerca de la necesidad de desarrollar la tolerancia, la comprensión y la hermandad en las siete avenidas de servicio. Su recordatorio fue potente: "Recuerden, sin embargo, que la tolerancia es una virtud que puede deteriorarse y convertirse en indiferencia". 

El Maestro Serapis tuvo una doble tarea, ya que no solamente trabajó en el campo de la belleza, el arte, la arquitectura y los diseños actuales así como en la inspiración de templos futuros, casas y ciudades, sino que mediante Su designación Cósmica como Maestro del Año, llevó a cabo también el servicio de unificar las conciencias de todas las corrientes de vida que llegaron al Retiro tras la esencia de las conferencias y la instrucción particular de cada período de veinticua­tro horas, para que no se fueran sin un enriquecimiento de conciencia. Con este fin, Él ha tenido que atraer desde la Cuarta Esfera el Cuerpo Mental Superior de todos aquéllos de la Cuarta Esfera a quienes se les ha dado la primera concesión para el experimento permitido por los Señores del Karma en el Cónclave de Enero para asegurar Su presencia y cooperación en ese momento. 

El trabajo de Hilarión ha sido el de encontrar y asistir a aquéllos cuyo servicio en el mundo exterior descansa en el reino de las ciencias, genio inventivo, perfección médica; y doquiera que fuera posible, correlacionar los hallazgos científicos con la Verdad de la Ley Espiritual. 

El Maestro Jesús fue anfitrión de los maestros cristianos y de todos los que trabajan en la línea religiosa devocional. Aquí el amado Jesús fue capaz de abrir las conciencias internas a una mayor recepti­vidad de la Verdad a través de la disolución de las barreras ortodoxas y la superstición. 

¡Y luego vino el Amado Saint Germain!
En Enero de 1952 los Cuerpos Mentales Superiores de toda la raza humana pidieron una dispensación mediante la cual se pusiera de lado el libre albedrío, y se les permitiera cooperar en el Empuje Cósmico del momento a través de personalidades que Ellos habían sostenido a lo largo de centurias. Los Señores del Karma, en conjunto con los mensajeros del Gran Sol Central, hicieron una concesión parcial a dos mil individuos particu­larmente preparados, a modo de experimento. El resultado de sus esfuerzos será reportado el 30 de Junio de 1952 en el Cónclave del Royal Tetón. 

El Maestro Saint Germain se convirtió en patrocinador de toda corriente de vida voluntaria que fue aceptada y, así, se convirtió en Su gran tarea, además de sus actividades usuales de instruir a individuos, en atraer, enfocar y dirigir las energías espirituales para acelerar la liberación de la conciencia sensorial y proveer un medio y manera mediante los cuales la mente externa pueda conectarse con el Plan de la Hermandad. 

Él ha estado laborando sin descanso durante todo el período de los treinta días, recibiendo a aquellos individuos particulares, hablándoles y entusiasmándolos hacia la acción cooperativa. Puede que ustedes comprendan el Amor que tengo en el corazón por este hijo, no sólo en Su esperanza sino en Su servicio. Le dije, "Ahora, hijo Mío, permíteme ser por una hora guardián de quienes están entrando a tu Rayo, y podrás relajarte en otra parte." Pero Él no abandonó Su puesto, así como nunca lo ha dejado desde que tomó Su voto. 

Actividades y representantes en el retiro de Ceilán
La humanidad, al contemplar las actividades de la Deidad a través de sus representantes, muy a menudo hace de las bendiciones y regalos de los Maestros algo abstracto y efímero. Sin embargo, las más mundanas actividades en las cuales las personas están involucradas — cuando son constructivas— caen bajo la dirección de los Chohanes de los Siete Rayos, y todos los canales que contribuyen al confort de la vida, al bienestar de la gente, están bajo la supervisión directa de la Tercera Persona de la Santa Trinidad —Mi Persona— como Su representante en el mundo de la humanidad.

El tirón magnético de una vibración complementaria atrajo a una gran cantidad de estas personas a la conferencia de Ceilán, no solamente estudiantes conscientes, chelas, y personas de inclinación espiritual, sino aquéllos de entre la masa que voluntariamente escogieron sostener el cargo de confortador para grupos de personas mediante la profesión médica, las órdenes religiosas, los canales educacionales, el mundo del arte, la literatura, la música y específicamente el mundo de la ciencia y los inventos que contribuyen en no poca medida al confort de la gente de la Tierra y el Reino de la Naturaleza, testimonio de lo cual dan los colchones, las poltronas, los automóviles, las aspiradores y demás. 

Mis siete Hijos (los Chohanes de los Siete Rayos), han estado encantados con la asistencia y se encargan de la tremenda tarea de recibir a todos los individuos que trabajan bajo cualquier ramificación de su Rayo particular, esforzándose en elevar a tales servidores potenciales a su más alta manifestación de bien en su capacidad para servir a la vida. 

Este Concejo tendrá un marcado efecto sobre el movimiento hacia adelante de energías constructivas a lo largo de esfuerzos inventivos, perfección mecánica, arquitectura, etc., tanto cuanto un efecto hacia adelante sobre los impulsos por un tipo más elevado de música, drama y perfección en la literatura, los cuales muestran alguna posibilidad y promesa que están al alcance de los poderes beneficiosos de los Maestros cuando la Llama en algún Retiro es intensificada y alimentada mediante el enfoque de las energías Cósmicas y mundiales y la atención dentro de ella en un momento dado. 


SHAMBALLA O CIUDAD DEL PUENTE


El Jerarca de Shamballa es llamado el Señor del Mundo, cabeza de la Jerarquía Espiritual para nuestro planeta. Este puesto fue ocupado por Sanat Kumara hasta 1953. Actualmente lo ocupa el Señor Gautama.

Ubicación
En los planos etéricos, sobre el Desierto de Gobi, Mongolia.

Historia del Retiro
A los grandes Señores de Amor de Venus se les avisó que su planeta hermano, la Tierra (llamada la Estrella Oscura o el Planeta Sombrío) no podía irradiar la Luz suficiente para asegurarse por cuenta propia un sitio permanente en el sistema solar.

Cuando un planeta ha excedido el tiempo asignado para crecimiento y expansión, y se le encuentra sin un poder auto-generado y auto-sostenido de radiación para el bien, debe ser descartado, y devueltos sus elementos componentes a Lo Amorfo para ser re-polarizados y re-moldeados en una forma más productiva.

En vez de esperar que la Tierra fuera disuelta - dejando así a los millones de almas que estaban evolucionando allí, sin un hogar planetario en el cual trabajar hacia su propia Maestría - el Concejo de Venus se ofreció de voluntario a enviar algunos de sus miembros para llevar y sostener la Luz en la Tierra, hasta que se pudiera educar a suficiente gente de dicho planeta en la Enseñanza de la Llama, y se les pudiera enseñar cómo regular su propia Llama de Vida para que emitieran una Luz constante y sostenida.

La Luz así cultivada en los corazones de los hombres sería, entonces, la "Luz del Mundo", y los grandes visitantes de Venus, habiendo cumplido con Su misión, podrían retornar con Amor - con el mismo Amor que vinieron - a Su Estrella Celestial.

Al ser siempre los mayores los sirvientes de los menores, el mismísimo Señor Cósmico - Sanat Kumara - y tres de Sus Hijos, se ofrecieron para dirigir el grupo de misioneros. Los grandes Kumaras, con treinta voluntarios leales, se prepararon para su descenso a la atmósfera del planeta Tierra, sabiendo muy bien que deberían permanecer allí hasta que la cantidad suficiente de hijos de la Tierra hubieran despertado a la necesidad de la hora, y del Fíat Cósmico de que la Tierra debía emitir más Luz. Luego, estos hijos de la Tierra deberían entrar a los siglos de entrenamiento, auto-control y disciplina requeridos para convertirse en Señores de la Llama de sus propios corazones, y a través de esa Llama, liberar a los grandes Kumaras de Su Servicio de Amor y Luz.

Así, los treinta alumnos de los Kumaras le dijeron adiós a sus familias, a sus hogares y a su planeta. Cada uno fue atado a la rueda de la encarnación, de la experiencia terrena y de la muerte por tanto tiempo como la Tierra necesitara del préstamo de la Luz de Ellos; y ninguno sería liberado hasta que llegara el momento es que la propia Luz de la Tierra fuera suficiente para cumplir con la exigencia de la Ley Cósmica.

La primera tarea de los treinta amorosos seres fue la de preparar un sitio para la llegada de Su Señor. Cuando cada alma hubo sido envuelta por los "lazos del olvido" del magnetismo de la Tierra, y entrado al nacimiento, únicamente su amor ardiente quedaba para iluminarles el camino. No obstante, en aquellos primeros días, antes de que el viaje agotador hubiera opacado el brillo del Fuego Espiritual - a cada uno se le permitió recordar su propósito lo suficiente para encontrarse con sus hermanos peregrinos y unirse en la preparación del hogar para Sanat Kumara en la atmósfera de la Tierra.

El Desierto de Gobi era en aquel entonces un mar interno de color azul zafiro. En el centro de dicho mar se encontraba una bella isla, la cual fue escogida para ubicar allí la Ciudad del Puente - así denominada debido al bello puente de mármol que había sido construido para comunicar la isla con tierra firme, sobre el cual quienes calificaran podrían entrar a los sagrados recintos de la Ciudad. Durante novecientos largos años, esos espíritus voluntarios laboraron para extraer el diseño y patrón de esta Ciudad de Luz desde sus propios cuerpos etéricos, de la Ciudad del Sol en Venus. Rápidamente pasaban de un cuerpo físico a otro, sin descanso espiritual de un reposo celestial, a fin de mantener ininterrumpido el ritmo de construcción. Hordas de salvajes a menudo descendían sobre ellos y diezmaban sus filas. Impertérritos, volvían a regresar en cuerpos nuevos y continuaban con su servicio de Amor.

Finalmente se completó la bella Shamballa, con sus gloriosos templos y el bello puente que habría de ser la maravilla de la Tierra durante los siglos venideros. Así, cuando llegó el momento cósmico de la visitación y Sanat Kumara se paró en la atmósfera superior de la Tierra, rodeado por su corte de Ángeles y Maestros, los constructores de la Ciudad Blanca agradecidamente se arrodillaron ante Su Presencia, serena en el conocimiento de que el magnífico templo estaba listo para Su Santidad.

Sanat Kumara, con los demás Kumaras, descendió con gracia y dignidad. La Inmortal Llama Triple entonces estalló sobre el altar del templo, comenzando así el largo servicio del Señor del Mundo para mantener con vida la Luz Espiritual en los corazones de la humanidad.

Debido a que Sanat Kumara y los Kumaras habían ofrecido a la Ley Cósmica Sus propias auras de Luz para hacerle frente a los requerimientos de la Ley de que la Tierra contribuyera algo de Luz al sistema solar - o, de lo contrario, ser disuelta -, se hizo inmediatamente evidente que era menester instaurar algún medio de entrenamiento para enseñarle a la humanidad cómo expandir su propia chispa de Divinidad; y, con el correr del tiempo, convertirse en Señores de la Llama e iluminar su planeta sin la ayuda de otras estrellas.

A fin de prepararse para este día, Sanat Kumara y Su Concejo en Shamballa establecieron una gran Orden Espiritual de Seres Divinos - conocida como la Gran Hermandad Blanca, cuyos deberes y servicio era interesar, enseñar, guiar y proteger a los hijos de la Tierra; y, eventualmente, atraerlos a la Hermandad y dejarlos asumir los cargos y responsabilidades originalmente ocupados por los seres voluntarios que vinieron desde mundos más evolucionados.

Mediante Su propio gran Amor y radiación, esta Hermandad comenzó a despertar la Luz Espiritual en las almas de algunos pocos miembros de la raza. Estos egos comenzaron a estremecerse del sueño de su alma, y a responder a la Presencia y Llama de Amor de Sanat Kumara. Fue así como nació la Gran Hermandad Blanca.

Servicio/actividad del Retiro
Este Templo es hogar del Señor del Mundo, cabeza de la Jerarquía Espiritual del planeta Tierra, y autoridad suprema para la evolución de todos sus pueblos  encarnados y desencarnados en la actualidad.

En enero de cada año, la primera actividad de la Gran Hermandad Blanca consiste en abrir las puertas de Su conciencia a las indicaciones de los Padres-Dioses de este sistema de mundos. Todos se reúnen alrededor del Señor Gautama, al tiempo que Él eleva Su conciencia hacia la Guardiana Silenciosa de este sistema, invocando el descenso del pensamiento-forma que encarnará esa Voluntad durante el próximo ciclo de doce meses.

Cuando la primera campanada del Nuevo Año descarga la esencia vital de vida primigenia a través de la Inmortal Llama Triple centrada en los corazones de todas las inteligencias auto-conscientes, la Gran Hermandad Blanca consagra y dedica esta vida a la realización del Plan Divino. La Guardiana Silenciosa, quien ha recibido en Su conciencia un pensamiento-forma que encarna las indicaciones para la evolución espiritual de la raza, hace descender esa forma dentro de la conciencia elevada del Señor Gautama. Él, a su vez, a través de Sus propios centros desarrollados de pensamiento y sentimientos, reviste la ígnea esencia de dicha forma en los electrones de la esfera en la que mora en la actualidad, bajando así la acción vibratoria de la forma de manera que sea visiblemente exteriorizada y comprensible a todos los miembros de la Gran Hermandad Blanca allí reunidos.

El pensamiento-forma exteriorizado por el Señor Gautama encarna en sí el patrón que cada miembro de la Hermandad podrá utilizar como guía para la dirección de Su propia energía vital durante el ciclo de doce meses. Cada cual está decidido a utilizar este Patrón para llevar Su propio servicio particular al MÁS ALTO desarrollo posible.

Una vez que el Señor Gautama y Su corte espiritual han recibido el Pensamiento-forma para el año, diseñará entonces el progreso de la Gran Hermandad Blanca a través de los doce Retiros, escogidos debido a que su momentum particular ofrecerá la mejor nutrición espiritual posible a los miembros de la Hermandad en sus esfuerzos por exteriorizar el Plan Divino.

El Pensamiento-forma determinará cuáles esfuerzos cooperativos específicos ocuparán las energías combinadas de ángeles, Maestros, Devas y elementales en un año. Los Retiros que pueden amplificar los regalos requeridos, poderes, momentums y talentos de la Hermandad se convierten en los anfitriones escogidos de esta procesión espiritual, la cual culmina con el retorno de todos los Miembros a Shamballa, cada uno con la cosecha de Su propio logro a medida de que el ciclo se acerca a su final, alrededor del 15 de noviembre.

Llama sostenida en el Retiro
Asiento de la Inmortal Llama Triple planetaria.

Hermandad
La Gran Hermandad Blanca.

¿Cómo cooperar?
Al llegar a su final el ciclo de doce meses de cada año, el Señor del Mundo abre las puertas de Shamballa a todos los Espíritus de Dios que estén sirviendo a la Gran Hermandad Blanca en el mundo de la humanidad. Del 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre en cada año, los miembros de la Hermandad regresan a Shamballa con la cosecha de Su esencia de vida consagrada, procediendo a colocar dicha cosecha en el altar frente al Señor del Mundo, como regalo de Su servicio en el viñedo espiritual. De esta forma, cada Maestro, ángel, hombre y elemental coloca dentro de la Inmortal Llama Triple de Vida que destella sobre el altar la cosecha de su año de esfuerzo. Los seres no-ascendidos también tienen la oportunidad de presentar la cosecha individual de sus logros durante el año, si así lo desean. Así, la más pequeña contribución añade al tamaño, cualidad y poder de esta Llama.

Descripción del Retiro
Brillando con la Luz Celestial del más puro Amor de Dios, sobre las arenas del Desierto de Gobi, pulsa la Ciudad Santa de Shamballa con sus cúpulas doradas y espirales, emitiendo una Luz de otros ámbitos, más brillante aún que la de nuestro Sol. El ojo interno puede ver claramente Su aureola de brillantes colores, la cual, cual Arcoíris Cósmico, tiñe la atmósfera alta por muchos kilómetros en toda dirección, mezclándose la intensidad de los colores con el azul del cielo en la periferia de su órbita circular.

Al acercarse a la ciudad, el neófito sobre pies silenciosos y protegidos por sandalias siente la presencia de Amor que lo envuelve como un manto, y su sentimiento de gratitud se convierte en el poder impulsador que lleva hacia adelante a su humilde corazón, disfrutando con anticipación el júbilo que permea la gran esfera de influencia de Shamballa.

Cuando los ojos espirituales se acostumbran a la intensidad de la Luz Interna, y la aureola protectora de colores ya no oculta de los peregrinos el corazón de la Ciudad Santa, tenemos el privilegio de contemplar la ciudad etérica de Shamballa, trono del Señor del Mundo; y la vemos tal cual estaba manifiesta en la sustancia física del mundo tridimensional hace incontables centurias.

Un profundo mar azul de puro fuego rodea la ciudad, y la única manera de llegar a ella es un puente de mármol bellamente esculpido que se extiende de un lado a otro de este mar de zafiro, conectando su extremo opuesto la "Ciudad Puente" con la etérica "tierra firme". La ciudad entera con sus blancos minaretes apuntando hacia el cielo, y sus templos de doradas cúpulas, dan la impresión de un gigantesco loto blanco de fuego suspendido en la atmósfera.

Puede verse a muchos peregrinos rumbo a la ciudad, concentrados en sus distintas misiones. De cuando en cuando, aparecen bellos seres que vienen de la ciudad. Las auras de estos Mensajeros Celestiales es radiante más allá de toda descripción. Se nos dice que llevan consigo a los sitios más recónditos del planeta, la Radiación y Bendiciones Espirituales desde esta Ciudad Dorada del Sol.

Al ver el interés que manifestamos, nuestro Maestro guía espera pacientemente, y con un gesto indica que está listo para escoltarnos al Templo del Señor del Mundo. Al poner nuestros pies sobre el puente, la poderosa radiación del mar de fuego azul abajo se hace tan intensa que sólo nos es posible proseguir ejerciendo un esfuerzo supremo de voluntad. El Maestro nos informa que precisamente nuestra habilidad para controlar esta energía constituye nuestro "pasaporte" a la Presencia.

El Amor por el Señor del Mundo llena nuestros corazones, y perdiendo todo pensamiento de sí en esta callada adoración, nos encontramos desplazándonos a lo largo de una bella avenida delineada por árboles, cuya isla central está salpicada de fuentes de colores de arcoíris. Directamente frente a nosotros están los templos centrales, el hogar sagrado del Señor del Mundo.

Este templo se yergue sobre una alta elevación, al cual se llega por escalones de mármol, cuyo ascenso es interrumpido por terrazas de hierba cada doce escalones. Sobre estas terrazas, bellas y variopintas fuentes de agua clara como el cristal vierten su música. Flores de alegres colores bordean los lados, y la paz y belleza de todo el escenario emite una radiación que constituye para el visitante una probada anticipada del paraíso.

Las constantes idas y venidas de los visitantes son testigos silentes de la actividad que tiene lugar en el corazón de este Templo de Amor, y estamos felices de reconocer entre los visitantes e invitados que parten, muchos de los queridos Maestros a quienes hemos llegado a conocer y a amar. Finalmente, llegamos ante la gran puerta del Templo, la cual es de una tremenda altura y su trabajo de filigrana dorada refleja la Luz del Sol Espiritual como un gigantesco espejo.

A un lado de la bella puerta hay un jarrón dorado, y al acercarse cada visitante, se encuentra con que un ramo de sus flores favoritas aparecen allí, por algún tipo de magia celestial. Nosotros no somos la excepción a esta amable regla; y deleitados y felices, cada quien adornado con sus capullos favoritos, entramos al gran salón. Aquí, sobre una mesa ornamental, hay un enorme tazón dorado que contiene un elíxir celestial, del cual se le da a cada visitante en una copa de cristal. Cada uno acepta gustosamente esta muestra de hospitalidad Divina y, sintiéndose refrescados y fortalecidos por ello, esperamos con expectativa gozosa la audiencia con nuestro Rey.

Pronto se abren las grandes puertas de la cámara de audiencia, y seguimos a nuestro Maestro dentro de la Presencia. Con ojos mirando hacia abajo entramos y comparecemos, finalmente, debajo del trono. La presencia de Amor permea cada átomo de nuestro ser; el confort de Su Paz nos envuelve, y elevamos nuestros ojos para contemplarlo. Helo allí sentado, sonriente, amable, gentil, la encarnación de todo lo que algún día nos tocará ser.

Sin pronunciar palabra, absorbemos la Gracias de su Gran Presencia, y se nos hace saber que para eso vino Él al mundo; que nosotros, al contemplar Su Divinidad, tenemos la posibilidad de hacernos como Él y manifestar la Voluntad del Padre que creó a todos Sus hijos con Amor, de acuerdo con el Patrón Divino Uno.

Extasiados y llenos de Amor, contemplamos al Señor Gautama, y sentimos como Su radiación nos penetra y transforma. Nuestro corazón se desborda de Agradecimiento y Amor hacia Sanat Kumara, anterior Señor del Mundo, por Su inmenso Servicio de Amor a nuestro planeta, y hacia toda la Jerarquía Espiritual por darnos la oportunidad de SER y de Servir junto a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HAZ TU COMENTARIO, AYUDARÁ A MEJORAR ESTE ESPACIO. gRACIAS